Publicidad
Canada

Algunos estadounidenses planean seriamente mudarse a una isla de Canadá si gana Trump

Una publicidad, medio en serio, medio en broma, invita a los estadounidenses a mudarse a la isla canadiense de Cabo Bretón si Donald Trump accede a la presidencia. Este hecho ha generado polémica y el interés de medios de todo el mundo.

por Natalie Alcoba
01 Marzo 2016, 7:20am

Photo par Mike Nelson/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Hace casi dos semanas, el canadiense Rob Calabrese creó un sitio web para incentivar a estadounidenses a visitar una isla en Canadá. Para ello, ha apelado, medio en broma, medio en serio, a tocar la fibra sensible de aquellos que no pueden digerir la idea de que Donald Trump sea el principal candidato para la nominación presidencial republicana.

"¡Hola estadounidenses!" saluda el sitio web. "¡Donald Trump puede convertirse en el presidente de tu país! Si eso sucede, y decides escapar como sea, te sugiero una mudanza a la Isla de Cabo Bretón!"

El pasado sábado, Calabrese, un locutor de radio canadiense, ya había recibido decenas de mensajes de estadounidenses dispuestos a aceptar el consejo, incluyendo un marine estadounidense que combatió en Irak. Este hombre dijo que quería mantener seguros a su esposa y sus dos hijos, e incluso mostró muchas de las cosas que pueden hacerse en Cabo Bretón, una hermosa ay agreste zona del Atlántico canadiense que lleva muchos años afectada por un problema de emigración.

"Se trata de una consulta real", advierte Calabrese, preservando la identidad del hombre. "Existe un sentimiento casi de urgencia".

Después de Carolina del Sur, la pregunta está clara: ¿Quién va a detener a Donald Trump? Leer más aquí.

El sitio web trata de dar solución al problema de disminución de la población que ocurre en la provincia canadiense de Nueva Escocia, que ha despertado la atención de medios de todo el mundo. Sin embargo, lo que ha sucedido ahora ha dejado atónitos a los observadores.

La página web ha atraído unos 800.000 visitantes, quienes han hecho miles de preguntas, muchas de ellas sobre inmigración o empleo, y ha provocado que cientos de turistas planeen allí sus vacaciones. Calabrese tiene un promedio de cinco entrevistas con la prensa al día. El sábado pasado fue despertado a las 3 am fue por la llamada de un medio de comunicación de Sudáfrica.

En un primer momento, Calabrese, su esposa, y su hermano respondían personalmente a las preguntas, pero la elevada afluencia ha tornado imposible seguir el ritmo. Una oficina de turismo local ha intervenido para ayudarle con la tarea, reclutando personal adicional para hacer frente a la avalancha. Se añadió una sección de "Preguntas más frecuentes" en la página web, lo que ha permitido una contención de las consultas masivas.

"Sí, esto es Canadá, ¡y Cabo Bretón no está congelado todo el año! Nuestros veranos son una delicia con temperaturas máximas en torno a los 28ºC. Los inviernos son muy similares a los del noreste de Estados Unidos" reza una publicidad de la isla canadiense que se ofrece como refugio para quienes quieran abandonar EEUU si Trump se convierte en el próximo presidente.

"Fue una broma, por su puesto", dice Calabrese sobre sus motivaciones iniciales, "y todavía no me creo que alguien se mude a un nuevo país por la elección de un presidente".

Pero el interés es innegable y genuino, asegura este padre de dos hijos, nacido y criado en Cabo Bretón. "Existen tantas razones como consultas".

Algunos, como un profesor universitario al que referencia, han considerado mudarse a Canadá tras observar desde la distancia la personificación en Trump de sus antiguos temores acerca de hacia dónde se dirige EEUU. Otros se sienten atraídos por el paisaje idílico del Cabo Bretón o su relajado estilo de vida. 

La publicidad inicial dirigida a los estadounidenses señalaba que allí "la asistencia sanitaria es gratuita, puedes saber quiénes son tus vecinos y ellos pueden cuidar de ti, ¡y nadie tiene una pistola!". La página de bienvenida ahora ha cambiado, y el nuevo texto dice que Cabo Bretón da la bienvenida a cualquier persona, sea demócrata, republicana o votante de Trump.

Un supremacista blanco del grupo que inspiró la matanza de Charleston pide el voto por Trump. Leer más aquí.

"Es una fenomenal y fantástica historia positiva, ya que Cabo Bretón es, en mi opinión, una joya como destino turístico", dice Mary Tulle, directora ejecutiva de Destino Cabo Bretón, la oficina que está ayudando a Calabrese. Destaca que la exposición del sitio web ya ha generado millones de dólares.

Ella asegura que 380.000 personas han visitado la web de su oficina y que alrededor del 75 por ciento de ese tráfico provino de EEUU durante los últimos 10 días. Un total de 1.200 personas han reservado vacaciones en Cabo Breton, afirma, y 400.000 personas han visto sus vídeos.

La mayoría de las preguntas que reciben son sobre cuestiones inmigratorias, empleo y vivienda. Al menos una persona quería saber cómo era la vida en la isla para las personas LGBT. Si bien es cierto que cada cierto tiempo los estadounidenses liberales prometen mudarse a Canadá en función del resultado de la elección presidencial, esta vez parece diferente, opina Calabrese.

Mira el documental de VICE News 'Elecciones estadounidenses 2016: Trump en Carolina' (pronto con subtítulos en español):

"He estado siguiendo estas elecciones como nunca. La falta de decoro en los debates se ha producido como nunca. Y no hay duda que la gente está empezando a preocuparse porque nadie creía que [Trump] ganaría una sola primaria y ahora está triunfando", afirma. "Nadie pensaba que podía ganar, pero está demostrando que todos estaban equivocados".

Y si bien Sydney, la estación de radio de Nueva Escocia donde trabaja Calabrese, ha recibido críticas por parte de algunos seguidores de Trump enfadados con la iniciativa, el locutor asegura que la respuesta ha sido abrumadoramente positiva.

Trump habló de migración desde México con imágenes de España: ¿hay motivos para la alarma? Leer más aquí.

El viernes por la noche, mientras estaba en una subasta benéfica para los sin techo — la primera salida que se ha podido permitir desde que realizó el anuncio — muchas personas le mostraron su aprobación por cómo está promocionando la isla.

"Estoy tratando de que las cosas sean lo más positivas posible, conseguir tanta atención para Cabo Bretón como pueda, ya que es algo en lo que la gente está interesada", expresa Calabrese. "Se trata de aprovechar cada oportunidad que surja".

Tamara Khandaker ha contribuido a este artículo.

Sigue a Natalie Alcoba en Twitter: @nataliealcoba

Sigue a VICE News En Español en Twitter:@nataliealcoba

Tagged:
VICE News
americas
Donald Trump
Nova Scotia
cape breton
Estados Unidos
Republicanos
Rob Calabrese
nueva escocia
cabo bretón
elecciones estadounidenses 2016
primarias de estados unidos
si gana dolnald trump me voy del país