Publicidad
VICE News

¿Cómo Manafort logró hacer millones con gobiernos extranjeros?

El día de hoy el que fuera jefe de campaña de Trump, Paul Manafort se entregó al FBI, luego de que le iniciaran una investigación por conspirar a favor de Rusia.

por Alex Thompson; traducido por Adan Michel
30 Octubre 2017, 7:04pm

Imagen vía Justin Lane/EPA

Paul Manafort, quien fuera jefe de campaña de Donald Trump durante su contienda electoral, se entregó al Bureau Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) este lunes luego de que la agencia iniciara una investigación por conspiración a favor de Rusia.

El fiscal especial Robert Mueller está a cargo de investigar a Manafort y su historia asesorando a gobiernos extranjeros antes de convertirse en jefe de campaña de Trump entre mayo y agosto de 2016.

Aquí te presentamos un resumen del caso Manafort, para que entiendas por qué es importante y cómo es que terminó en medio de una investigación en torno a Rusia.

¿Quién es Manafort?

Paul Manafort es algo así como uno de los pioneros en el lucrativo negocio de la consultoría en política internacional.

El cliente más importante de Manafort ha sido el presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, a quien representó durante casi una década. Con ayuda del asesor estadounidense, Yanukóvich pasó de ser la marioneta de Putin a ser un reformista a favor de la Unión Europea, lo cual le ayudó a ganar la presidencia en 2010.


Relacionado: El día que Crimea despertó en Rusia.


A cambio de sus esfuerzos, Manafort recibió millones de dólares, los cuales fueron ocultados por él y su socio Rick Gates —también acusado este lunes— a través de cuentas en Chipre, San Vicente y las Granadinas, así como en Seychelles, de acuerdo con la acusación firmada por Mueller.

Este dinero permitió a Manafort tener una vida llena de lujos en Estados Unidos sin tener que pagar impuestos por ella. De acuerdo con el FBI, el asesor político compró un condominio en SoHo, una de las zonas con mayor demanda de Nueva York, por una cantidad de 2,85 millones de dólares, el cual rentaba a través de la plataforma Airbnb. Además de ésta, también adquirió una propiedad en Brooklyn, una casa en Arlington y un departamento en la Torre Trump que pagó en efectivo en 2006.

De acuerdo con la demanda, Manafort se sirvió de estas propiedades como garantía para recibir favorables préstamos en Estados Unidos.


Relacionado: Trump vuelve a amenazar a Corea del Norte: nuestro armamento está 'cargado y listo'.


Los trabajos en consultoría internacional de Manafort puede rastrearse hasta la década de los ochenta, cuando representaba al anterior dictador filipiono Ferdinand Marcos, un anticomunista aliado de Estados Unidos que lideró un violento y corrupto gobierno.

La organización Amnistía Internacional estima que el régimen de Marcos asesinó a más de 3.000 personas y torturó a cerca de 34.000 más. Entre los clientes de Manafort también está el dictador militar Mobuto Sese Seko de la República Democrática del Congo, así como el líder de guerrillero de Angola, Jonas Savimbi.

¿Cómo llegó Manafort a involucrarse con la campaña de Trump?

El asesor político es cercano a dos confidentes de Trump: el hombre de negocios Thomas Barrack, y el veterano agente político repúblicano Roger Stone.

Stone presentó a Manafor con el actual presidente estadounidense en 1988 durante la Convención Nacional Republicana.

"He manejado campañas presidenciales alrededor del mundo", escribió Manafort cuando intentaba convencer a Trump de contratarlo. "No he tenido relaciones con clientes que tengan que ver con Washington desde 2005 aproximadamente. He evitado al poder político en Washington desde 2005".


Relacionado: ¿Qué tanto afectaría a México la salida de EU del TLCAN?


Además, Manafort se ofreció a trabajar gratis, algo que tenía un gran atractivo para el presidente Donald Trump.

Al final, haber contratado a Manafort podría salir muy caro, dependiendo del rumbo que tome la investigación sobre Rusia.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs