Publicidad
Tonic

El estudio más ambicioso del orgasmo femenino revela datos sobre el arte de venirse

Lo que el mundo necesita.

por Daniel Oberhaus
06 Noviembre 2017, 5:43pm

Un estudio publicado el mes pasado en The Journal of Sex and Marital Therapy concluyó que casi el 37 por ciento de las mujeres estadounidenses necesitaron estimulación en el clítoris para llegar al orgasmo, mientras que el 18 por ciento de mujeres aseguraron que la penetración vaginal fue suficiente para venirse.

De acuerdo con Debby Herbenick, investigadora del Center for Sexual Health Promotion de la Universidad de Indiana, los resultados del estudio revelaron una amplia variedad de formas en que a las mujeres les gusta ser tocadas durante el sexo.

Para el estudio, realizado en colaboración con OMGYes —compañía enfocada en "la ciencia del placer de las mujeres"— se encuestó a más de mil mujeres con un rango de edad de entre los 18 y 94 años. La investigación se llevó a cabo inmediatamente después de que OMGYes realizara mil entrevistas a mujeres sobre sus preferencias sexuales. El total de dos mil participantes convierte a este estudio en el más grande de toda la historia sobre los detalles del placer de las mujeres.

Las mujeres del estudio llenaron una encuesta con 30 preguntas relacionadas a su comportamiento sexual, actitudes y experiencias con contacto genital, además de responder con detalle algunas preguntas sobre la manera en que prefieren ser tocadas durante el sexo. Casi el 37 por ciento de las mujeres respondieron que necesitan estimular el clítoris para alcanzar el orgasmo, mientras que un 36 por ciento aseguró que, aunque no es necesario estimularlo para venirse, sí mejora la experiencia. El 18 por ciento dijo que la penetración vaginal es suficiente para llegar al orgasmo, y el 9 por ciento aseguró no tener orgasmos durante el acto o alcanzarlo de otra forma, por ejemplo vía sexo oral.

Casi el 37 por ciento de las mujeres respondieron que necesitan estimular el clítoris para alcanzar el orgasmo, mientras que un 36 por ciento aseguró que, aunque no es necesario estimularlo para venirse, sí mejora la experiencia.

En cuanto a las experiencias subjetivas del placer, la mayoría de las mujeres citaron "pasar más tiempo para incrementar la excitación", "tener una pareja que sabe lo que quiero" e "intimidad emocional" como técnicas para incrementar sus orgasmos. En cuanto al contacto, el 66.6 por ciento de las mujeres aseguró que prefieren ser tocadas directamente en el clítoris "de arriba a abajo" con presión media.

La investigación aporta datos necesarios para comprender la ciencia detrás del placer de las mujeres, el cual ha estado en jaque, en gran parte, por las afirmaciones freudianas infundadas sobre la naturaleza de los orgasmos femeninos.

"Freud sostuvo que el orgasmo por clítoris era adolescente, y que una vez terminada la pubertad, cuando se consuma el coito con los hombres, las mujeres deberían transferir el centro de su orgasmo a la vagina", escribió la feminista Anne Koedt en su famoso ensayo de 1970, The Myth of Vaginal Orgasm. "Se asumía que la vagina era capaz de producir un orgasmo paralelo, pero más maduro, que el del clítoris. Se trabajó mucho para crear esta teoría, pero se hizo poco para desafiar sus suposiciones básicas".

"La idea de que un tipo de orgasmo es más maduro que el otro es ridícula", dice Herbenick. "Tampoco me agrada el binomio del orgasmo clítoris-vagina porque, anatómicamente, estas partes son diminutas y están muy cerca. No creo que pelear por la parte del cuerpo te lleva al orgasmo sea pedagógico".

De acuerdo con Herbenick, la realidad del orgasmo femenino está bastante matizado, pero históricamente ha habido una brecha de conocimiento cuando se trata de la ciencia de venirse. Al ser el primer estudio que aborda el orgasmo femenino con una cantidad de mujeres de todos los Estados Unidos, el trabajo de Herbenick y su colega representa un paso importante hacia un mayor entendimiento de la salud sexual de las mujeres.


Relacionados: Una terapeuta sexual desmiente los mitos del orgasmo femenino


"El primer estudio sobre comportamiento sexual a nivel nacional se realizó a principios de los 90, y nuestro equipo de investigadores llevó a cabo el segundo en 2009", dijo Herbenick. "Estamos hablando de una brecha de 20 años. Parte del porqué los estudios sobre comportamiento sexual no se realizan tan seguido es porque son costosos y el gobierno federal nunca ha financiado uno".

Como si fuera poco, los estudios existentes sobre el placer sexual de las mujeres han usado números limitados de personas encuestadas o no se enfocaron en detalles. De acuerdo con Herbenick y sus colegas, esta falta de datos subjetivos sobre la sensibilidad genital dificulta el enfoque de la ciencia en las conexiones neurológicas en los genitales, y podría evitar que los estudiosos del sexo o personal en clínicas aborden experiencias comunes o preocupaciones entre mujeres cuando se trata de salud sexual y placer.

A pesar que el estudio es uno de lo más detallados sobre el placer sexual femenino, Herbenick asegura que aún faltan muchas preguntas por responder.

"Me intrigó mucho que el 41 por ciento de las mujeres sólo mencionaran un estilo de contacto que les agrada", dijo Herbenick. "Para un estudio futuro creo que sería fascinante fomentar nuevas formas de exploración y ver si se se quedan con sólo un estilo".

Para concluir, Herbenick mencionó que el estudio destaca la importancia de comunicación y apertura en la cama. "Si tantas personas de verdad prefieren sólo una cosa, necesitan hablar para averiguar qué les gusta. De otra forma, se convierte en un juego de adivinanzas. Como parte de mi enseñanza sobre sexualidad humana, siempre fomento que las personas hablen, y que no se limiten. Supongo que sigo siendo una gran defensora de la exploración".

Tagged:
sexo
orgasmo
mujeres
estúdio
vagina
clitoris