Publicidad
Waypoint

Los jóvenes indios se están suicidando por no poder jugar PUBG

En el caso más reciente, un joven de 17 años se suicidó después de que su madre lo regañara por no prestar atención a sus estudios y le quitara el teléfono.

por Pallavi Pundir; traducido por Álvaro García
12 Julio 2019, 6:00pm

Foto vía Maxpixel

Artículo publicado originalmente por VICE Asia.

En la India, las preocupaciones sobre el impacto del videojuego PlayerUnknown's Battlegrounds, comúnmente llamado PUBG, han aumentado de nuevo después de que un joven de 17 años del distrito de Jindana, en Haryana, se suicidara el 7 de julio. El muchacho supuestamente se colgó luego de que su madre lo regañara por jugar PUBG y le quitara su teléfono.

Los reportes locales afirman que el adolescente solía pasar gran parte de su tiempo jugando este popular y altamente adictivo videojuego, y había "dejado de prestar atención a sus estudios" después del 10º grado, hace un año. El padre de la víctima, un policía, le dijo a los medios que a menudo regañaba a su hijo por desatender sus estudios para jugar el juego. "Yo estaba de servicio el sábado por la noche cuando mi esposa encontró a nuestro hijo jugando PUBG en su habitación y le arrebató su teléfono móvil. Ella lo encontró colgado en la habitación a la mañana siguiente", explicó.

Un incidente similar ocurrió en abril de este año cuando un joven de Telangana de 16 años se suicidó luego de que su madre lo regañara por no haber estudiado para los exámenes. Según informes, el alumno del 10º grado se había encerrado en su habitación y cuando sus padres derribaron la puerta, el cuerpo del menor colgaba del ventilador del techo. Otro reporte provino de Guwahati el mes pasado, donde otro estudiante del 10º grado se colgó cuando su madre lo regañó y le quitó el teléfono por no estudiar.

Hasta ahora no se ha reportado ningún problema de salud mental en ninguno de estos casos. Sin embargo, los jóvenes implicados pertenecían a un rango de edad similar, en el que la juventud se enfrenta a presiones similares de los padres de estudiar para los exámenes del 10º grado, que en la India conllevan una gran cantidad de responsabilidad. Anteriormente, el juego ya había sido criticado por causar adicción. En mayo, un joven de 16 años de Madhya Pradesh tuvo un paro cardíaco luego de pasar seis horas seguidas jugando. Otro reporte provino del distrito Bhiwandi de Maharashtra, donde un joven de 15 años asesinó a su hermano a puñaladas por haberlo regañado por jugar PUBG.

El juego ha estado rodeado de controversia en la India desde principios de este año, cuando Gujarat se convirtió en el primer estado en el país en prohibir PUBG , lo que llevó a un número sin precedentes de jóvenes indios arrestados. Luego, en mayo, la Organización Mundial de la Salud declaró la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud mental. El juego sigue prohibido en países como Jordania, China y Nepal, entre otros, por tener un impacto mental negativo en los usuarios.

A la luz de la prohibición en la India, PUBG emitió una declaración en marzo, alegando que el juego está hecho "meramente para el entretenimiento y que debe disfrutarse de una manera sana y responsable". "Estamos trabajando para comprender la base legal de tales prohibiciones, y espero que podamos tener un diálogo constructivo con las autoridades relevantes para explicar nuestros objetivos y que retiren la prohibición", añadió. "A los jugadores de PUBG de teléfono móvil, queremos asegurarles que estamos de su lado y haremos todo lo posible para encontrar una solución razonable", comentaron.

Al mismo tiempo, activistas digitales como Internet Freedom Foundation han llamado a estas prohibiciones "arbitrarias", ya que obligan "a los jóvenes a abandonar actividades recreativas". "La prohibición de PUBG está alimentada por el pánico moral. El daño de los videojuegos requiere un estudio científico y luego métodos no legales de abordarlo", dijo la organización.

Los organismos gubernamentales, como la Comisión Nacional de los Derechos del Niño, están siguiendo el ejemplo de los interesados, como los políticos, los padres y los maestros, y exigen una prohibición general del juego en la India. Pero queda por ver si estos reportes provocarán mayores medidas de represión en el país, o cederán ante la supuesta correlación errónea entre la agresión en los adolescentes y la cultura de los videojuegos.

Sigue a Pallavi Pundir en Twitter.