Publicidad
Munchies

Este video de una mujer comiéndose un plátano ha causado censura y protestas

La pieza fue retirada de un museo en Polonia por considerarla "impropia".

por Bettina Makalintal; traducido por Laura Castro
07 Mayo 2019, 7:30pm

Captura de pantalla vía YouTube; Foto: Janek Skarzynski/AFP vía Getty Images; Composición del staff de MUNCHIES.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

En un video de 1973 llamado "Consumer Art", la artista polaca Natalia Lach-Lachowicz, mejor conocida como Natalia LL, se come un plátano exactamente en esa forma sugestiva que tanto tratas de evitar cada vez que te comes un plátano en público. Algunas partes del video se encuentran en YouTube, pero en el muy probable caso de que un video de esta naturaleza no sea adecuado para mirarlo en la oficina, puedes conformarte con la imagen mental.

De la misma manera en que tu jefe y el departamento de Recursos humanos no estarían muy felices con que vieras el video en horario laboral o dentro de la oficina, el gobierno polaco no estaba muy feliz de que ese video se estuviera exhibiendo en un museo del país. La semana pasada, las autoridades gubernamentales retiraron la pieza del Museo Nacional de Varsovia y llamaron al director del museo, Jerzy Miziolek, al Ministerio de Cultura, según informó Associated Press. El video de Natalia LL, así como el video de 2005 de la artista Katarzyna Kozyra de una mujer que pasea con una correa a dos hombres a gatas, fueron considerados "impropios", según AP.

Para algunas personas en Polonia, el retiro de las piezas es un ejemplo no solo de censura sino también de la lucha del gobierno conservador contra el arte y la cultura. "Estamos entrando en una nueva era de censura por parte de este gobierno ultra católico de derecha que permite a la Iglesia Católica encargarse de la educación sexual y el lavado de cerebro de esta nueva generación de jóvenes...", escribió en Instagram la fotógrafa polaca Slywia Kowalczyk. Este comentario, con hashtags como #bananowyprotest y #bananagate, acompañó a una foto de Kowalczyk comiéndose un plátano.

Al igual que Kowalczyk, otras personas también están compartiendo selfies con plátanos a manera de protesta; el hastag #bananowyprotest ya está cerca de alcanzar las 300 publicaciones. La gente también ha salido a las calles para protestar: el lunes de la semana pasada por la noche, varios habitantes de Varsovia se reunieron afuera del museo para comer plátanos en público e, incluso, llevar cáscaras de plátano como si fueran sombreros.

Aparte de sus asociaciones sexuales, el video de Natalia LL también pretendía ser una crítica al gobierno comunista de Polonia, cuando la escasez de alimentos hizo que hasta los plátanos se convirtieran en un artículo de lujo para la gente promedio. "Para mí, el trabajo de Natalia es una visión del feminismo", le dijo la fotógrafa Justyna Piechuta a CNN. "Sin embargo, el plátano que se usó en la imagen también es un símbolo de libertad".

Miziolek anunció que las piezas volverían a exhibirse a partir del lunes 6 de mayo, momento en el que las galerías de los siglos XX y XXI del museo se someterían a un "reordenamiento". De acuerdo con la CNN, Miziolek negó los informes sobre que había sido convocado al Ministerio de Cultura cuando las piezas fueron retiradas, y agregó que el Ministerio no influye en los cambios en el museo.

Siempre que hay plátanos involucrados hay controversia.