Efelante
(Foto cortesía de la banda)
Noisey

Crayones bajo el sol regio: Ellos son Efelante

Posterior a su presentación en el Hellow Fest de Monterrey, platicamos con uno de los actos más representativos de la nueva Avanzada Regia.
26 Agosto 2019, 9:26pm

Uno camina por las calles de la Ciudad de México –supongo también de otras ciudades del país– y se encuentra esos carteles pegados que anuncian un concierto de la “Avanzada Regia Sinfónica”. Sinfónica. La palabra que, méritos y juicio aparte, es pesadilla de quienes consumen y especialmente hacen música alrededor del mundo. Hay algo de rancio en ese tufo. Lo sinfónico remite –quizás a través de la ignorancia– a la descripción de algo académico y soso, cualidades que son inversamente proporcionales a las que esa misma Avanzada tuvo –y sigue teniendo cada que se escucha un material de espalda en el tiempo– alguna vez.

2006 fue el año en que se lanzaron Blanco Fácil de Chetes, Amantes Sunt Amentes de Pxndx, el Volumen Prohibido de Cartel de Santa, Reina de Kinky y Monitor de Volovan. Discutiblemente, los últimos grandes pujidos que dio esa hermosa entidad mercadotecnil conocida como la Avanzada. Y son trece años desde entonces, hay nostalgia, pero también otros carteles por encima de los que anuncian la vuelta regiomontana, que tampoco mienten tanto.

Efelante, como no-animal que Google se empeña en corregir o como amigo lejano de Winnie Pooh. Son de Monterrey, México, y no pasan de los 20 años. Tocan desde hace menos de dos años y son desde ya una de las referencias más necesarias para entender la segunda transformación de la Avanzada Regia, que incluye entre otros a DRIMS, Serbia, AQUIHAYAQUIHAY, Noah Pino Palo, Young Tender, Méne, y por ahí quizás hasta nombres como Geassassin o Neto Peña. Son futurismo pastel, crayones derretidos por el sol norteño, niños que pasan tirando portadas en la tienda de discos, el play doh gigante de Koons. Esa cubita con sus ingredientes variopintos cuyo pretexto es querer y hacer bailar.

“Ahora que salgan de clases te aviso”, me dijo su press manager cuando le pedí juntarme con ellos. Obvio se me olvida que a esa edad hay prioridades. Un día de verano llegan Carlos, Fabrizio, Pablo y David. Falta Pony pero está en una cosa de modelaje o algo así. Andan en el relajito lógico pero se sientan a platicar y medio se ponen serios. Charlé con ellos del que será su primer disco, Arcoiris, y de tocar en Lollapalooza, estudiar en la escuela que inspiró a Jack Black y de la nueva camada de proyectos provenientes de la ciudad de las montañas.

VICE: Tenía la impresión de que eran poquito más grandes, pero ya me dijeron que todos están en la prepa o ya por salir de ella. Platíquenme que hacen aparte de esto, ¿cómo es su día a día?

Pablo: Yo me acabo de graduar de la prepa, voy a entrar a estudiar finanzas. Y bueno lo de la banda, estudiar, estar con mis amigos y demás, pero sí, la banda me toma como el 80% de mi tiempo, entonces dedicarle más a otra cosa está cabrón.

Fabrizio: Yo también me acabo de graduar de prepa, y yo voy a estudiar negocios. Pero sí, como la banda consume mucho tiempo he dejado de hacer muchas cosas que hacía antes entre semana, porque en fines de semana pues no jajaja, me gustan las motos entonces intento salir los fines de semana a eso.

Carlos: Yo voy a entrar apenas al último año de prepa, soy el menor. Y pues no sé que voy a estudiar todavía. Tengo beca de música ahí en la prepa así que tengo que estar en los musicales y todo eso para mantener la beca, así que básicamente cualquier otra actividad que no sea de la banda es musical, no tengo muchos hobbies más…

Pablo: Estar con tu novia…

Carlos: Ah, también jajaja. Pero bueno, casi todo es alrededor de la música.

David: Yo a diferencia de ellos que son muy aplicados en la escuela a mí me corrieron de la prepa jajaja, entonces me metí a otra, ya voy a empezar a cursar mi último año y pues ya, le estoy echando ganas porque ya no me queda de otra, pero también ando muy metido en la banda porque sí, consume la mayoría de nuestro tiempo, es mi prioridad. Entre semana no me veo haciendo muchas más cosas que haciendo cosas relacionadas a la banda. Últimamente me he metido mucho también a la onda de hacer ejercicio, porque antes no hacía mucho, y he estado encontrado ratitos para poder hacerlo y me gusta.

Leí por ahí que se conocieron en una escuela o una academia, ¿no?

Fabrizio: Ajá, la Escuela de Rock, es una franquicia, hay aquí, en Monterrey, en Guadalajara, en toda Latinoamérica.

¿Pero no tiene nada que ver con Jack Black? Jajaja.

David: No, no jajaja

Carlos: Pero sí la película se inspiró un poco de ahí.

Pablo: Ajá, a Jack Black le gustó el concepto de la escuela, la conocía pues.

Fabrizio: Es que tiene una manera curiosa de trabajar, tiene un modelo que no me gusta decir que es académico pero que sí es académico en que llegas y luego luego te ponen a tocar con una banda y a presentarte en vivo, y pues eso obvio te hace desarrollarte como músico muy muy cabrón y mucho más rápido, porque de otra forma es como estar solito en tu cuarto y ahí mientras la vas armando ya empiezas a tocar pero acá no, es luego luego.

Pablo: Desde los nueve estamos tocando en los escenarios.

Fabrizio: Y con los grandes también, que te ayuda mucho porque llegas todo intimidado pero aprendes de ellos. Está muy muy padre.

Pablo: Luego te meten a un programa de los mejores de la academia…

David: Un representativo de la academia.

Pablo: Ajá, un representativo que también te hace mejorar porque es mucho más estricto, tienes que sacar canciones, ir a los ensayos, a tocar, nosotros fuimos a Austin, tocamos acá…

Carlos: Le abrimos a Pepe Madero…

Pablo: Ajá, le abrimos a Pepe Madero con ese representativo jajaja. Y pues si es un salto porque te meten muy morro, yo entré a los 11 y pues luego estabas con otros de 17 que igual era difícil porque te miraban feo y se creían mucho.

Como en Whiplash jajaja.

Pablo: Jajaja sí, así, o sea se cagan, pero vuelas, creces mucho.

1566598982373-Efelante-Foto-2

(Foto cortesía de la banda).

¿Y cómo está el rollo? ¿Clases después de escuela o curso de verano o fines de semana o cómo?

David: Es un programa que te dicen que tienes como un concierto, un tributo a una banda o una temática para tocar, y te meten a alternar entre alumnos dentro de una misma banda para tocar en esos conciertos. Y aparte tienes un programa de clases individual que es mínimo una vez a la semana y con un maestro uno a uno. Prácticamente es eso, pero lo importante es el tema de concierto, porque ahí fue donde hicimos muchas de nuestras amistades, mientras otros tocan tú platicas y te conectas y demás.

Qué chido, al final eso de haber tocado en SXSW antes de los 20 no es fácil ni común.

Fabrizio: Ajá, la primera vez que nosotros fuimos a Austin fue con la banda esta del representativo pero ya este año fuimos otra vez con Efelante. De hecho pasamos por el mismo lugar por donde tocamos esa vez, que fue en un venue fuera del festival y dijimos “estaría chido poder venir algún día con nuestra propia banda”.

Carlos: Y lo logramos…

Fabrizio: Ajá, lo logramos.

Y pues eso, antes de los 20, qué cabrón. También ya hasta Lollapalooza, ¿no? ¿Fue también con esto de la escuela?

Carlos: No, fue con un programa que sigue.

Fabrizio: Ajá, es que haz de cuenta que hay muchos representativos de todas las escuelas y todos tienen chance de audicionar para el más cabrón de todas las escuelas, que se llama All Stars.

Carlos: Te llevan a hacer una gira por Estados Unidos. A mí en 2016 y 2017, a Pablo también en 2017 y a Fabrizio en 2018 nos tocó ir a Lolla en Chicago.

Fabrizio: A mí me tocó quedarme todo el festival y pues se pone cabrón.

¿De dónde tomó forma ya este play doh? ¿Cuándo se formalizó el proyecto?

David: En ese primer viaje a Austin, ahí salió el concepto. La última noche que estuvimos ahí nuestro director nos dijo que si queríamos ir a cenar a todos los alumnos que estábamos en el programa y a todos les dio hueva, menos a nosotros cinco, entonces fuimos nosotros cinco a cenar, y nos la pasamos increíble…

Fabrizio: Estuvo de huevos…

David: Sí, un chorro de risas, y ahí salió ya lo de querer hacer una banda en serio.

¿Antes de esa cena no se hablaban muy bien entonces o qué rollo?

Fabrizio: Pues es que nos conocemos desde hace un chorro de tiempo, y llevamos tocando juntos también desde hace mucho y por eso ya la química era muy buena, pero ya eso fue empezar Efelante en forma.

Carlos: Nos sacaron del representativo de hecho jajaja…

Pablo: Es que nuestro productor era también nuestro editor del representativo y nos dijo que mejor nos enfocáramos en la banda.

Carlos: Sí, pues es que le estábamos dedicando mucho tiempo a la banda y ya a lo mejor no le estábamos dando mucha importancia a lo demás.

Fabrizio: Y estuvo muy natural el cambio porque llevamos tocando desde pequeños, entonces fue empezar a tocar nada más canciones originales en lugar de covers y pues ya.

Esto cuánto tiene, ¿dos años?

Pablo: Ufff pues los primeros sencillos se grabaron en enero…

David: Ajá, enero de 2018, los segundos sencillos en julio. Eso lo grabamos con Flip Tamez, nuestro productor, y luego a partir del nuevo sencillo y el disco que estamos trabajando salió ya con Toy [Selectah].

Qué cabrón, hay algo muy significativo ahí, o sea, Flip y Toy como dos de las cabezas más relevantes de la Avanzada Regia pasando la antorcha a ustedes, que son piezas de esta Avanzada 2.0 de DRIMS, Serbia, AQUIHAYAQUIHAY, Noah Pino Palo, Méne, etc.

David: Está bien chingón.

Carlos: Es que aparte somos muy amigos.

Fabrizio: La escena es muy sana en Monterrey, tenemos muy buena relación. Es mucho apoyo entre las bandas, nos puedes ver tocando un show y luego pasando el rato con ellos o algo.

David: Ajá, el día que fue cumpleaños de Pony tocamos, y ese mismo día fue cumpleaños de Lalo de Serbia, entonces acabamos y nos lanzamos a casa de Lalo y la pasamos de huevos. Somos muy amigos.

Fabrizio: Fuimos a una fiesta de Andrik de DRIMS y llegamos y estaban pues DRIMS, Serbia, nosotros, Noah Pino Palo, casi todos nosotros, y pues estuvo chingón, es chido el ambiente.

¿Es que a ustedes de la Avanzada Regia más bien les tocó la colita, no? Lo último.

David: Sí, más o menos.

Pero ajá, supongo fue y sigue siendo muy significativa, por contextos individuales y artisticoculturales, para ustedes.

Carlos: Sí, claro.

David: Ajá, mucho.

Carlos: Pues es que todas esas bandas son bandas que desde chiquitos hemos visto para arriba, y saber que a lo mejor ahora estamos en un nuevo capítulo de lo que fue eso de verdad está increíble.

David: Es que ser llamados parte de la segunda Avanzada Regia sabiendo lo que fue, lo que logró y las bandotas que formaron parte de ella pues es algo muy chingón.

1566599055565-Efelante-Foto-1

(Foto cortesía de la banda).

¿El contacto con Toy como salió?

Pablo: Fue bien extraño jajaja. Creo que fue su hija la que le dijo “escucha a esta banda, tocan bien”.

David: Ajá, ella iba en la prepa con Pablo y conmigo, ella le dijo eso a Toy, y pues se empezó como a ondear con lo del nombre, terminó juntándose con Pony, nos invitó al estudio y de ahí pa’ arriba. Nos gustó la idea, a Juan Sáenz, nuestro mánager, también le gustó, y pues nos jalamos con ellos. Ha sido un ambiente bien bien padre, muy sano, nos sentimos de verdad muy privilegiados de trabajar con Toy y con Juan que están muy cañón, son muy inteligentes, muy trabajadores.

Carlos: Sí, nos traen muy aplicados.

Fabrizio: Y algo que nos gustó mucho es que nuestros primeros sencillos había manos de externos que nos servían mucho porque nos daban consejos y cosas muy valiosas que aprendimos, pero con Toy fue una dinámica muy distinta, porque fue como “acá están las cosas, sobres, es suyo”. Entonces eso, estuvimos metidos desde la mañana hasta la noche un mes en el estudio todo el día encerrados, viendo ahí que le poniamos, que le cambiábamos, y aprendimos un chorro. Espero poder hablar por todos, pero creo que ha sido la experiencia de música más gratificante que hemos tenido.

Carlos: Sí, el Toy de repente llegaba y con dos o tres comentarios te iluminaba.

David: Sí, tiene un tercer ojo.

Fabrizio: Además creo que más allá de productor es como amigo. Ahora que fuimos a Austin nos quedamos en su casa y en la noche pues nos quedábamos escuchando sus vinilos, cotorreando, cosas así como cercanas que lo entiendes mejor.

Pablo: Sí, nos cuida mucho. Es como mentor y figura paterna.

Oye, y lo de su hija qué chingón, gran A&R. Como eso de Rubén Albarrán y Bad Bunny, que los hijos de Rubén fueron quienes le dijeron que Benito estaba divertido.

Carlos: ¿Ah neta? No sabía eso.

Fabrizio: Sí, está chistoso. De hecho la primera junta que tuvimos con él y con nuestros papás llevó a su hija jajaja.

Jajaja pues la comisión o algo ¿no?

David: Jajaja ajá.

Oigan, y no sé, se me hace raro verlos a su edad y tener tanta seguridad. O sea, no estoy tan alejado de ustedes en cuanto a edad, pero yo, y creo que en general todos mis amigos alrededor de esa edad, teníamos mucho miedo. Estaba esa cosa que le decimos futuro. ¿Cuáles son sus miedos?

Fabrizio: Pues sí, creo que todos tenemos miedos personales, pero miedo en cuanto al proyecto no. Somos muy unidos, llevamos tiempo siendo amigos, y cada momento en que llega a haber una fricción o lo que sea, nos sentamos a platicar, a arreglar las cosas, porque estamos trabajando mucho para arruinarlo así.

Carlos: Creo que un miedo que también está, y pienso que estarán de acuerdo, es que nos intenten encasillar en algo más trendy.

Fabrizio: Sí, eso es cierto.

Carlos: Que llegara una disquera y nos quisiera llevar hacia un lado que no.

David: En cuanto a la banda y lo que pueda pasar con ella creo que no hay más que eso. A mí me gusta decir que sabemos manejar las oportunidades que se nos presentan. Pero sí, como dicen ellos, esa limitación artística que quizás pudiera aparecer en algún momento es algo que no nos gustaría, porque trabajamos a nuestra manera.

Fabrizio: Somos necios jajaja.

David: Sí, somos necios total. Y sí, como dice Fabrizio somos una banda pero somos antes amigos, o sea hay una amistad pero también es una chamba, y no queremos perder ninguna de las dos cosas. Tenemos que manejarlas acordemente y como adultos.

Fabrizio: Pues es que es un negocio, we.

Totalmente. ¿Y el disco qué rollo? ¿Cómo va?

Fabrizio: Pues ya está hecho.

Carlos: Falta mezcla, masterización, etc.

Fabrizio: Sí, ya está listo cien por ciento en cuanto a rolas. Faltan unos detallitos de edición pero ya.

Carlos: Para finales de este año esperemos que ya esté.

¿Quién le metió mano y en dónde lo grabaron?

Pablo: Lo hicimos en el estudio de Toy, que se llama Estudio Trece ahí en Tampiquito en Monterrey, y pues sí, fue un proceso como de un mes, de que ya teníamos las canciones hechas, las estructuras y demás ya estaban hechas desde antes de llegar con Toy. Lo que nos impedía grabar antes era el tema de que el estudio era muy caro, y nosotros no teníamos ese apoyo monetario. Ya cuando llegamos con Toy pues nos prestó su estudio y pudimos hacerlo.

Carlos: Las baterías las grabamos en El Cielo.

Pablo: Ajá, y también nos lo regalaron, qué chido. O sea, sí nos contó, pero mucho menos de lo que nos hubieran cobrado antes. Pero sí, las canciones salieron muy bonitas, mejores ya con todo eso a la mano.

Conéctate con Noisey en Instagram.