La guerra contra Boko Haram se extiende por África central

Chad se une a Camerún para luchar contra este grupo terrorista.

|
21 Enero 2015, 4:00pm

Foto vía Wikimedia Commons

Las fuerzas militares de Camerún reportaron el rescate de al menos 24 rehenes que fueron secuestrados el domingo en el norte de Camerún por Boko Haram. Los militantes cruzaron la frontera desde Nigeria y capturaron a más de sesenta personas, incluyendo niños, en los alrededores de la villa de Mabass.

El ataque ocurrió el día después de que las tropas de Chad se desplegaran para combatir a la insurgencia islámica en el país vecino de Camerún. La operación incluía un convoy de 400 vehículos blindados y varios helicópteros de combate. El ejército de Chad se establecería al norte, en la región del Lago Chad, el accidente geográfico que separa a Chad de Camerún. El lago también bordea Nigeria, donde Boko Haram controla violentamente casi 3,000 kilómetros del territorio.

La semana pasada, el presidente de Chad, Idriss Déby, dio un discurso al parlamento de su país, en el que dijo que la intervención militar era la forma de ayudar a Camerún, un país vulnerado por los recurrentes ataques de Boko Haram.

El presidente de Camerún, Paul Biya, anunció la campaña militar el jueves, pero no especificó cómo involucraría las tropas enviadas por Chad. El ministro de comunicaciones de Camerún, Issa Tchiroma Bakary, dijo que el país "daba la bienvenida" a la intervención de Chad.

Según Radio Francia Internacional, Bakary dijo que la movilización de las tropas de Chad era "prueba concreta de la solidaridad, de la perfecta armonía entre dos jefes de Estado, cuyas poblaciones son amigas y que son económicamente independientes".

Un video publicado el lunes por el canal France 24 muestra a los pobladores y niños de la villa Kousseri, en Camerún, saludando a los soldados mientras cruzan la frontera desde Chad.

En mayo de 2013, los líderes de Benín, Camerún, Chad, Francia, Níger y Nigeria se reunieron en París para participar en la Cumbre de Seguridad en Nigeria. En una reunión —a la que también asistieron representantes de la Unión Europea, Reino Unido y Estado Unidos— los países votaron por cooperar en una campaña regional en contra de Boko Haram.

Miles de personas marcharon el sábado en N'Djamena, la capital de Chad, en apoyo a la decisión del gobierno de desplegar tropas. Después de la marcha, Déby invitó a los miembros de la Comunidad Económica de Estados Centroafricanos a formar "una amplia coalición para combatir" la insurgencia.

"La marcha envía un mensaje contundente, una advertencia a Boko Haram", dijo el Primer Ministro de Chad, Kalzeubet Pahimi Deubet. "Por encima de todo, es una marcha por la paz, para proteger nuestros intereses vitales, nuestra economía y la seguridad de Chad".

Philippe Hugon, director de investigación en el Instituto para las Relaciones Estratégicas e Internacionales (IRIS), dijo que la masacre en Baga, el siete de enero, llevó a Chad a desplegar sus tropas.

"Boko Haram siempre ha llevado a cabo masacres horribles, pero nunca de esta magnitud", le dijo Hugon a VICE. "Es imperativo detenerlos para que no declaren un califato y estructuren un Estado Islámico".

Chad también busca detener la afluencia de refugiados nigerianos que huyen desde el noreste de Bono, un estado de Nigeria. Según la agencia para refugiados de la ONU, actualmente Chad acoge a más de 10,000 refugiados nigerianos que han huido de Boko Haram.

El presidente de Chad dijo también que desea acabar con las fortalezas que Boko Haram ha establecido en la región del Lago Chad.

Hugon dijo que la presencia de soldados de Chad en el terreno podría ser un punto de quiebre en la lucha contra los insurgentes armados. También describió al ejército de Chad como uno de los más "eficientes" de África.

Durante los últimos 15 años, Chad ha fortalecido su capacidad militar para opacar la posibilidad de ataques provenientes de Sudán. Estos dos países se han enfrentado varias veces desde que Chad se declaró independiente de Francia en 1960.

El ministro de relaciones exteriores de Chad, Moussa Faki Mahamat, le dijo a VICE que el país decidió intervenir por varias razones, incluyendo la cercanía geográfica con Nigeria y Camerún. Al principio consideraban a Boko Haram como una amenaza doméstica de Nigeria, pero Faki Mahmat explicó que "Chad es un territorio sin mar y nuestras rutas de salida son Nigeria y Camerún".

"Considerando la naturaleza de la amenaza, y dado que nos enfrentamos a un grupo que ve a los civiles como objetivos militares, incluyendo mujeres y niños, decidimos intervenir", dijo, y agregó que Chad espera que "otros puedan unirse en la lucha contra esta secta".