Salud

Cómo lidiar con el coronavirus si tienes TOC o ansiedad

Las noticias y las guías para prevenir el coronavirus pueden desencadenar episodios de comportamientos compulsivos.
10 Marzo 2020, 3:16pm
Persona lavándose las manos
Bonninstudio/Stocksy

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Una de las mejores y más efectivas formas de mantenernos saludables durante los brotes del Covid-19 es lavarnos las manos. Es necesario lavarlas durante al menos 20 segundos y ser minuciosos: limpiar los espacios entre los dedos y debajo de las uñas. Después de tocar algo, lávenselas de nuevo. Luego lávenlas otra vez antes de comer o tocar su rostro. Además, lleven consigo desinfectante para manos a base de alcohol.

Los expertos también recomiendan que las personas se mantengan alejadas de otras que parezcan enfermas: pueden propagar partículas del virus a través de pequeñas gotas que pueden entrar al cuerpo por la nariz y la boca. Tengan cuidado con las superficies en las áreas comunes y desinfecten dichas superficies con frecuencia.

Son recomendaciones basadas en evidencia, pero para alguien con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y ansiedad por contaminación y problemas de salud, estos consejos pueden comenzar a desviarse hacia un territorio incómodamente familiar. Suena muy parecido a los pensamientos ansiosos que tenemos a diario, incluso cuando no hay un virus nuevo propagándose por el mundo.

Para muchas personas con ansiedad y TOC, las noticias y las recomendaciones bien intencionadas (y precisas) de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la OMS pueden desencadenar episodios de ansiedad intensa, comportamientos compulsivos y por supuesto, una gran preocupación por contraer el coronavirus, sentir que ya ha ocurrido el contagio, obsesionarse con lo que podría suceder si ocurre, limpiar, controlar o experimentar síntomas físicos de ansiedad: mareos, dificultad para respirar, hormigueo, dolores de pecho y más. Después de todo, incluso las personas sin TOC o ansiedad exhiben comportamientos compulsivos: realizan compras de pánico para abastecerse de desinfectante para manos, productos enlatados y mascarillas que no ayudan mucho si no estás enfermo.

Cuando era niña, me obsesionaba tener las manos limpias y las lavaba constantemente. Después de hacerlo, me decía a mí misma que no tenía permitido tocar nada, para no infectarlas de nuevo. Apretaba los puños y evitaba abrir puertas o tocar mesas. Si mis manos tocaban el interior de mi camisa, se sentían contaminadas. Ya de adulta, también me obsesioné con contraer varias enfermedades, desde trastornos autoinmunes raros hasta esclerosis múltiple y bronquitis. Cuando estas obsesiones se apoderaban de mí, solía visitar semanalmente los consultorios médicos para intentar obtener un diagnóstico adecuado.

He estado en terapia por el TOC durante varios años, donde he progresado mucho en no responder cuando surgen pensamientos que me provocan ansiedad. (Los pensamientos nunca desaparecen del todo, pero pueden mejorar su reacción a ellos). Aunque he avanzado mucho en el proceso de recuperación, el brote del coronavirus puede despertar una pequeña voz en mi cabeza que dice cosas como: ¿Lo ves? Tenía razón en que cada superficie es un fosa séptica infectada que te matará. Y: Sabía que no era seguro tocar nada y también deberías comenzar a bañarte en cloro.

Estos brotes son graves: hasta el momento se han diagnosticado más de 82.000 casos del coronavirus en todo el mundo y casi 3.000 personas han muerto. Actualmente hay 135 casos de coronavirus en Estados Unidos en 16 estados, pero es probable que se presenten muchos más a medida que se generalicen las pruebas para detectar el virus. Entonces, ¿cómo puede enfrentarse a esto una persona con TOC, cuando de pronto tiene que lidiar con mensajes provenientes de todas direcciones que suenan casi igual que los pensamientos invasivos del TOC?

Comprendan la razón por la cual es un detonante

El Covid-19 exige que prestemos atención a los conceptos de limpieza y enfermedad, por lo que el consejo de lavarse constantemente las manos o limpiar las superficies les da a las personas más razones para pensar en esos comportamientos, dijo Jon Abramowitz, psicólogo clínico de la Universidad de Carolina del Norte.

Las personas con TOC a menudo intentan hacer lo contrario: "Dejan de prestar atención a la limpieza y pasan el día actuando como si las preocupaciones en su cabeza sobre gérmenes y contaminación no fueran relevantes", dijo Shala Nicely, terapeuta especializada en el tratamiento del TOC. "Entonces los medios y las autoridades nos dicen, de hecho, esto es relevante".

Los CDC también pueden usar palabras como "con frecuencia" o "a menudo" para describir con qué frecuencia debemos lavarnos las manos. Esto puede causar mucha angustia a las personas con TOC porque pueden obsesionarse con el significado específico de esas palabras, dijo Jon Hershfield, director del Centro para el TOC y la Ansiedad del Área Metropolitana de Baltimore. "¿Cómo sé que me estoy lavando las manos 'con frecuencia' en lugar de cada hora o después de cada contacto con una superficie pública?".

Toda esta atención a los gérmenes, la enfermedad o lavarse las manos puede reforzar los pensamientos que provocan ansiedad, así que si experimentan una mayor cantidad, es completamente normal. El truco es no dejar que se filtren en su comportamiento, lo cual estaría validando esos pensamientos.

Sigan las recomendaciones oficiales, pero no hagan más de la cuenta

Por supuesto, hay validez en la necesidad de lavarse las manos cuando se está propagando un virus, entonces, ¿cómo abordar este problema? Nicely sugiere tomar prestada una técnica utilizada en la terapia del TOC llamada prevención de exposición y respuesta. El método consiste en hacer que una persona se exponga a algo que le provoca ansiedad y luego tratar de que no presenten la respuesta que hace que la ansiedad desaparezca. Por ejemplo, no lavarse las manos después de tocar el suelo antes de comer algo.

Durante un brote, Nicely dijo que no recomendaría a las personas dejar de lavar o desinfectar las cosas por completo, sino que consideraría la exposición de una manera diferente. En este caso, la "exposición" sería elegir una fuente legítima para la prevención, como la información de los CDC, y hacerle caso, pero eso es todo. No hagan nada más allá de lo que aconsejan y no escuchen las recomendaciones y reglas que el TOC comienza a establecer en sus cerebros.

"El TOC piensa que es una figura autorizada sobre todo lo que tiene que ver con la seguridad, y luego te dice lo que debes hacer", dijo Nicely. "Creo que es importante entender que el TOC no es la autoridad en esto. No tiene el conocimiento para decirte cómo lavarte las manos".

Para garantizar la pertenencia al ámbito del comportamiento adaptativo, Hershfield dijo que puede ser útil observar lo que estamos haciendo y si eso cambia con el tiempo. "Si el lunes me lavo las manos durante 30 segundos antes de comer, pero el martes las lavo durante 60 segundos, es algo de qué preocuparse", dijo. Una vez que sigamos las recomendaciones de los CDC, es necesario decirnos a nosotros mismos que fue suficiente. Si surgen pensamientos como ¿L__o hice bien? ¿Estamos seguros de que lo hicimos el tiempo suficiente? o Verifiquemos que estén limpias otra vez, reconózcanlos, pero luego déjenlos ir.

No se queden pegados a las noticias

Los artículos sobre el coronavirus están en todas partes, y en efecto, es importante mantenerse informado. Pero Nicely también sugiere no apegarse demasiado a la cobertura de los medios y encontrar lo que nos funciona para alcanzar el equilibrio entre estar actualizado y saber demasiado.

Las personas con TOC pueden tender a estar demasiado informadas. "Nos convertimos en expertos en cualquier tema que nuestro TOC quiere que busquemos en Google", dijo.

Averigüen con qué frecuencia pueden postergar consultar las noticias y aún así obtener la información que necesitan sin que les provoque demasiada ansiedad. Tal vez sea una vez al día, tal vez sea una vez a la semana. Podría ser que lo mejor para ustedes es no revisarlas en absoluto, y confiar en amigos y familiares para que les brinden las actualizaciones que necesitan saber, como algún brote en su área.

"Revisar las noticias de forma compulsiva, reflexionar sobre lo que sucederá en el futuro o revisar mentalmente lo que han escuchado sobre el virus crea oportunidades para la obsesión", dijo Hershfield. "Centrarse en el momento presente, incluso si eso implica estar ansioso, y trabajar con la actitud de 'está bien, aquí es donde están las cosas ahora mismo en este momento' es su mejor apuesta".

Acepten que habrá incertidumbre

El TOC y la ansiedad tienen su origen en la intolerancia a la incertidumbre. En última instancia, lo mejor es enseñarle a una persona que puede soportar no saber qué va a pasar cuando hace algo que le asusta.

"No pueden ver los virus, así que es imposible saber si están 100 por ciento seguros", dijo Abramowitz. "Las personas con TOC tienden a asumir el peligro a menos que haya una garantía clara de seguridad; y escuchar sobre el virus cada vez que ven las noticias hace que parezca fácil de contraer".

Es por eso que pueden sentirse tentados a lavarse las manos de nuevo, o leer otra noticia. Porque están tratando de asegurarse de que no contraerán el virus ni lo transmitirán a otra persona.

"Sentimos que si conocemos lo suficiente podemos controlarlo, pero por desgracia es una ilusión", dijo Nicely. "Conocer las estadísticas actuales sobre el brote no le da a una persona más control sobre él".

Si pueden aceptar que hay muchas incógnitas e intentan vivir con la incomodidad, será de gran ayuda para controlar el estrés durante el brote.

No sean tan duros con ustedes mismos

Todo esto es más fácil decirlo que hacerlo. Nicely y Abramowitz dijeron que este será un momento extremadamente difícil para muchas personas con ansiedad y TOC, así que es importante ser considerados con ustedes mismos durante este proceso.

"Díganse a sí mismos, 'voy a hacer lo mejor que pueda, pero a veces me voy a equivocar'", dijo Nicely. "'Voy a sentirme muy ansioso y eso está bien'. Otro problema para todos los que padecemos TOC es que queremos hacer las cosas a la perfección. Podríamos pensar: no seguí perfectamente las recomendaciones de los CDC y debería enojarme conmigo mismo. En lugar de eso, sean considerados con ustedes mismos y piensen: wow, es una situación realmente difícil para todos".

Sigue a Shayla Love en Twitter.