Noticias

Miradas ausentes: Testimonios de familiares de desaparecidos

"Los obstáculos de las investigaciones los he tenido que ir sorteando porque me mueve más el amor que el miedo".

por Sergio Ortiz Borbolla
25 Noviembre 2016, 12:00am


Karla Araceli Pérez Guerrero, Veracruz.

Busca a su esposo desde hace 3 años.

En México cada día desaparecen más y más personas. Comunidades, familias y organizaciones salen a buscar a los suyos en montañas, bosques y carreteras. Con cada fosa descubierta nos damos cuenta de la profunda herida que tiene México y lo urgente que es exigir verdad y justicia para las más de 27,000 personas desaparecidas.

Ante la inacción e insensibilidad de las autoridades con relación a este enorme problema, nos encontramos con el valor y el coraje de muchas familias que no descansarán hasta encontrar a su hijo, hermano, amigo y compañero.

Los familiares que quedan detrás de una persona desaparecida enfrentan serias dificultades materiales y deben asumir una serie de cambios en su forma de vida, incluyendo realizar nuevas actividades, tomar otros empleos para poder sostenerse, o dejar sus empleos y otras actividades económicas para poder dedicarse a la búsqueda de su familiar. En muchas ocasiones incluso se ven forzadas a cambiar de lugar de residencia por miedo a represalias provenientes de los perpetradores de la desaparición.


Relacionado: Las habitaciones de las mujeres de Juárez


A pesar de las dificultades económicas, el estigma social, muchas mujeres son capaces de transformar sus vidas tras la desaparición y asumir roles de activistas y líderes comunitarias y de movimientos.

Cada historia de lucha nos acerca a un problema que parece no tener final y que desafortunadamente esta muy cerca de nosotros. Es sorprendente la fuerza y el valor de todas estas madres, hermanas y amigas que han dejado todo para algún día volver a escuchar, tocar y sentir a ese ser querido que no ha regresado.

Mujeres que se han convertido en un modelo a seguir para movimientos de derechos humanos alrededor del mundo, especialmente aquellos que luchan contra las desapariciones.

Que las personas desaparezcan en México no es normal.

Sergio Ortiz es fotógrafo y Oficial de prensa en Amnistía Internacional.

"Ya he caminado mucho por donde quiera y no me dan solución, y mi hija dejó hijos y he pedido justicia y apoyo para mis nietos pero no me los dan".

—Flor de María Centeno Díaz, Chiapas. Busca a su hija desde hace 5 años.

"Mi esposo fue secuestrado o levantado. Está desaparecido. Hasta el momento las leyes se han hecho sordas, ciegas, mudas. Quiero justicia. Espero justicia".

—Nora Tello, Morelia. Busca a su esposo desde hace 2 años.

"Soy esposa de Jorge Gabriel Cerón Silva, desaparecido desde el 14 de marzo de 2007. Seguimos buscando y hasta el momento las autoridades no han movido un solo dedo. Por eso es que necesitamos esta ley para que todas y todos los desaparecidos sean protegidos".

Haydeé Cortés Vivar, Guerrero. Busca a su esposo desde hace 8 años.

"Ya nos pasó a nosotros. A nosotros ya nos desgraciaron la vida. Porque no quisiera que siguieran desgraciando la vida. Ya basta. No más. Nosotros ya nos quedamos sin vida".

—Marisela Orozco Montalvo, Veracruz. Busca a su hijo desde hace 1 año 8 meses.

"Los obstáculos de las investigaciones los he tenido que ir sorteando porque me mueve más el amor que el miedo".

—Irma Leticia Hidalgo, Nuevo León. Busca a su hijo desde hace 4 años.

"Estamos aquí exigiendo verdad y justicia y que los encuentren a cada uno de ellos. Ésta es una tragedia de lesa humanidad de miles y miles de familias. Hijo, donde quiera que estés, sabes que tu familia te ama y que te estamos esperando y que esos sueños que tienes pronto los verás cumplidos".

—María Elena Salazar, Coahuila. Busca a su hijo desde hace 6 años.

"A ellos les truncaron sus sueños, todos sus proyectos y quiero que los que están encargados de dar las leyes piensen que pasaría si a sus hijos también les truncaran la vida. ¿Qué harían? Moverían cielo y tierra como nosotros".

—Virginia Buenrostro, Nuevo León. Busca a sus 2 hijos y a su yerno desde hace 4 años.

"Somos ya tantos, que somos una familia de dolor y deseo que tengamos la fortaleza para seguir en esta búsqueda de nuestros hijos buscando verdad y justicia".

—Lucía Vaca Chihuahua. Busca a su hijo desde hace 4 años.

"Quiero que no vuelva a ocurrir este crimen, que digan dónde están los desaparecidos, que el Estado reconozca su responsabilidad y se lleve a juicio a todas las personas responsables".

—Janahui Paredes Morelia.Busca a su padre desde hace 8 años.

"Quiero decirle a mis hijos que los amo con todas las fuerzas de mi corazón y que no voy a dejar de buscarlos. Yo no sólo busco a mis 4 hijos desaparecidos. Busco a los miles y miles de hijos de las madres que están sufriendo lo mismo que yo."

—María Herrera Magdaleno, Michoacán. Busca a sus 4 hijos desde hace 7 años.

Fabiola Barrera, Veracruz. Busca a su hijo desde hace 3 años.

"Es un tormento, de verdad, cuando no hay respuesta por parte del gobierno. Les pido a las familias de los desaparecidos que sigan con fuerza, hay una esperanza viva en nosotros".

—Teresa de Jesús Jiménez, Chiapas. Busca a su esposo desde hace 8 años.

"Que esta ley de desaparición forzada que va a entrar en vigor tome en cuenta a las familias del 2015 hacia atrás para que no queden sin justicia".

—María Antonieta Muñoz Roa Veracruz.Busca a su hijo desde hace 4 años.

"Estamos cansadas de que nos revictimice el gobierno. Queremos apoyamos unas familias con otras. Si formáramos una sola familia podríamos encontrarlos y vencer a los funcionarios que solo juegan con nosotros".

–Esperanza Chávez Cárdenas, Jalisco.Busca a su hermano desde hace 2 años.

"Mi hijo murió en una masacre en Cd. Victoria, Tamaulipas. Duró 4 años la repatriación, pero ya lo enterré y exijo justicia por mi hijo y por las familias que sufren esto".

—Virgilia Osorio, El Salvador.

"Nosotros tenemos la esperanza de que esta ley sea respetada por cada uno de nuestros hijos desaparecidos en Veracruz y en todo el país".

—Araceli Salcedo, Veracruz.Busca a su hija desde hace 3 años.