FYI.

This story is over 5 years old.

americas

Ex dictador de Guatemala es declarado incompetente para asistir a un nuevo juicio

Efraín Ríos Montt ya había sido condenado en 2013 por ordenar la brutal masacre a los indígenas guatemaltecos en las campañas de contrainsurgencia perpetradas entre 1982 y 1983, pero aquel juicio fue anulado por errores de procedimiento.
09 Julio 2015, 10:50am
Photo by Luis Soto/AP

Efraín Ríos Montt, el antiguo ex dictador de Guatemala, se encuentra mentalmente incompetente e incapaz para ser juzgado de nuevo por el genocidio que tuvo lugar durante la guerra civil en Guatemala. Así lo han determinado los científicos forenses oficiales.

Un juez guatemalteco ha recibido esta semana el informe médico en el que se declara al ex dictador de 89 años "incompetente" para hacer frente a un nuevo juicio por la masacre de 1.771 indígenas maya-ixiles, que el ejército perpetró entre 1982 y 1983, durante la campaña militar contra las guerrillas y civiles.

Niños, mujeres y bebés fueron brutalmente masacrados por los soldados en operaciones de contrainsurgencia, afirmaron los testigos ante los jueces en el primer juicio de Rios Montt hace dos años.

"Al momento actual no se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, no es capaz de entender con propiedad cualquier cargo en su contra, no es capaz de comprender los elementos de un proceso y los trámites judiciales, y no es capaz de contribuir en su propia defensa. En consecuencia no es competente para asistir ni atender audiencias judiciales", según el informe del 1 de julio del Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

Esta noticia, que reabre las heridas de la dolorosa guerra civil de Guatemala, llega en medio de un período de máxima agitación política en la actual magistratura del estado.

En las últimas semanas, decenas de miles de manifestantes han salido a las calles para exigir la dimisión del presidente Otto Pérez Molina por un escándalo de corrupción fiscal, que ya ha logrado derrocar a la vicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció a principios de mayo. Pérez Molina, ex general que además se enfrenta a constantes denuncias por abusos durante la guerra civil, ha dicho que no va a dimitir.

El presidente de Guatemala dice que no va a dimitir después de la masiva manifestación contra la corrupción. Leer más.

El ex gobernante militar guatemalteco Efrain Rios Montt se defiende en los tribunales durante su juicio por el genocidio en la Ciudad de Guatemala, el 9 de mayo de 2013. (Foto por Saúl Martínez / EPA)

Un comité de jueces tiene ahora que pronunciarse sobre si el nuevo juicio de Rios Montt seguirá adelante como estaba previsto para el 23 de julio. Durante una audiencia en enero, el ex gobernante fue transportado a la sala del tribunal en una camilla, llevaba grandes gafas oscuras y estaba envuelto en mantas.

Rios Montt, quien asumió la presidencia de Guatemala entre 1982 y 1983, negó las acusaciones contra él durante el primer juicio que tuvo lugar la Ciudad de Guatemala en 2013.

Ríos Montt se convirtió en el primer ex jefe de Estado en ser declarado culpable de genocidio en un tribunal dentro de su propio país. Fue condenado a 80 años de prisión, pero el Tribunal Constitucional del país revocó la condena dos semanas después por errores en el procedimiento

"Nunca autoricé. Nunca firmé. Nunca propuse. Nunca ordené que se atentara contra una raza, una etnia o una religión", afirmó Rios Montt en el cierre de las declaraciones judiciales el 9 de mayo de 2013, mientras cerraba sus puños.

"Y de todo lo que han dicho no ha habido ninguna prueba que evidencia mi participación", afirmó.

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico de Guatemala ha estimado que 10.000 civiles, en su mayoría indígenas, fueron asesinados por las fuerzas armadas en los 17 meses que Ríos Montt fue presidente, y 448 pueblos fueron literalmente borrados del mapa. Al menos 200.000 personas perdieron la vida en aquella guerra entre el gobierno y paramilitares contra las guerrillas, la cual due respaldada por Estados Unidos, y tuvo lugar entre 1960 y 1996, en unos disturbios con arraigo en conflictos originados en la década de 1940.

Claudia Paz y Paz, la fiscal guatemalteca que dirigió el exitoso primer caso contra Ríos Montt, ahora es parte de un grupo internacional especial que investiga el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en México para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sigue a Daniel Hernandez en Twitter: @longdrivesouth