Los millennials están utilizando nudes como garantía en sus préstamos en China

Los prestamistas que ofrecen servicios similares al de Afterpay exigen que los clientes envíen selfies donde estén desnudos como garantía de pago.

por Gavin Butler; traducido por Laura Castro
|
dic. 4 2018, 4:00am

Imagen víaYouTube/TomoNews US.

Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

Los sistemas de microcrédito han revolucionado la forma en que compramos. ¿Desesperado por tener el último y muy poco actualizado iPhone? Regístrate para un plan de mensualidades y divide ese precio en pagos manejables. ¿Siempre quisiste un jacuzzi pero no tienes tanto efectivo como para comprarlo? Inscríbete en Afterpay y por una serie de pagos de $10 dólares mensuales podrás pagar esa tina, en 60 años.

Es el sistema financiero del futuro, y los millennials chinos no lo piensan dos veces para usarlo. No solo usan sus cuentas de microcrédito para comprar artículos caros, como televisores y Teslas, sino que además hay algunas empresas de tecnología financiera que permiten que las personas paguen pequeñas compras diarias como hamburguesas o galletas en cuotas mensual a largo plazo, revela el periódico South China Morning Post.

En un país donde el costo de vida es alto y las posibilidades de obtener una tarjeta de crédito son relativamente bajas, esta nueva forma de comercio electrónico ha abierto un mundo de posibilidades para una gran cantidad de millennials chinos. Sin embargo, como es 2018, este sistema también tiene un lado oscuro. Claro, puedes comprar una caja de 475 gramos de galletas y pagarlas en cuotas mensuales de 41 centavos durante tres años, o comprar un jet ski casi con cacahuetes. Pero primero es posible que tengas que enviar algunas nudes.

Varios prestamistas abusivos se han dado cuenta de que los compradores jóvenes están desesperados por obtener préstamos y les exigen que entreguen selfies de sí mismos desnudos como garantía. Si los reembolsos no se hacen a tiempo, los prestamistas amenazan con filtrar esas selfies a la familia y amigos del prestatario. Muchos también cobran intereses sobre el préstamo original, enterrando así a sus víctimas en deudas y obligándolas a enviar más fotos y videos. Este tipo de servicios se conocen en China como "préstamos al desnudo".

En 2016, los microprestamistas filtraron en línea un total de 10 gigabytes de nudes de 161 mujeres jóvenes, en las cuales todas se encontraban sosteniendo su identificación con foto. La mayoría de las víctimas tenía entre 19 y 23 años, y por lo general debían sumas de dinero de entre $1,000 y $2,000 dólares, según el medio de comunicación estatal China Youth Daily. Según algunos reportes, a otras se les dio la opción de realizar trabajos sexuales para pagar su préstamo.

Según informa Reuters, el problema de los servicios de préstamos al desnudo en China es tan rampante que el año pasado los reguladores financieros del país se comprometieron a tomar medidas enérgicas contra los microprestamistas sin licencia. Un grupo de trabajo formado por varios ministerios dijo que "En medio de este rápido desarrollo de los préstamos en efectivo —pese a que han desempeñado un papel importante en la satisfacción de las necesidades crediticias normales de algunos grupos—, problemas como la excesiva concesión de préstamos, los préstamos repetidos, el cobro indebido, las tasas de intereses anormalmente altas y las violaciones a la privacidad se han vuelto algo generalizado".

Desde entonces, se han introducido nuevas reglas que prohíben a las organizaciones y personas sin licencia dirigir un negocio de préstamos. No obstante, los reportes de medios locales sugieren que el problema todavía abunda en las redes sociales.

ACTUALIZACIÓN 29/11/18: Este artículo fue actualizado para incluir fuentes adicionales.

Más VICE
Canales de VICE