Por qué los narcisistas suelen ser tan afectuosos al inicio de una relación

A esto se le conoce como bombardeo amoroso o 'lovebombing', y aquí te decimos cómo saber si es lo que estás experimentando.

por EJ Dickson; traducido por Laura Castro
|
nov. 30 2018, 1:00am

Studio Firma/Stocksy.

Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

Digamos que estás empezando a salir con alguien, y que todo va de maravilla. Al parecer le encantas: la persona en cuestión es reflexiva y atenta, es genial en la cama y, tal vez, lo más impactante es que te contesta de inmediato. Pero entonces, las cosas empiezan a ponerse un poco raras. Te llama constantemente; sus textos son increíblemente emotivos y cargados de emoticones; te hace cumplidos constantemente; y quiere conocer a tus padres, aunque solo hayan tenido un par de citas.

Básicamente, hay dos posibilidades aquí. La primera es que la persona con la que estás saliendo está realmente interesada en ti, y no puede evitar llenarte de elogios y atención. La segunda es que la persona con la que estás saliendo es narcisista, y te está aplicando la táctica del bombardeo amoroso.

El "lovebombing" es un término que usan los terapeutas para referirse a alguien que se muestra demasiado solícito o cariñoso en las primeras etapas de una relación. (Se especula que el término fue acuñado por el Reverendo Sun Myong Moon, el carismático fundador del culto de la Iglesia de la Unificación, quien lo usó como una forma de describir las tácticas de reclutamiento de la organización). En palabras llanas, el bombardeo amoroso es "una manera de controlar a las personas dándoles lo que quieren y diciéndoles lo que quieren escuchar", dice Gloria Brame, una terapeuta sexual y de relaciones de Georgia.

El bombardeo amoroso es usado comúnmente por personas con el trastorno de personalidad narcisista (NPD, por sus siglas en inglés), que se caracteriza por una constante necesidad de elogio y atención y la incapacidad para manejar la decepción o la crítica en cualquier forma. El NPD es relativamente raro: según Forrest Talley, un psicólogo clínico de California, solo lo padece menos del uno por ciento de la población general. Sin embargo, el término se ha popularizado bastante últimamente, en gran parte debido al surgimiento de sitios web y aplicaciones de citas: si alguien rechaza tus avances excesivamente solícitos, siempre puedes pasar a la siguiente persona.

Algunas de las señales del bombardeo amoroso son; por ejemplo, que te digan que están enamorados después de la segunda cita, que te colmen de regalos y elogios, que te envíen mensajes de texto y te llamen a todas horas. El narcisista está en sintonía con tus vulnerabilidades: si nota que te sientes inseguro sobre tu apariencia, te dirá que eres la persona más sexy del mundo. Si mencionas que tienes problemas económicos, te comprará un buen regalo. Su objetivo final es “aislarte y controlarte y hacerte sentir que realmente le debes algo”, dice Brame.

Para ser claros, no todo el que es efusivo y afectuoso es narcisista, y tampoco lo es todo el que se enamore de ti en automático. Es por eso que la línea que separa a aquellos que te están aplicando el bombardeo amoroso y los que pueden no tener un gran sentido de los límites o que simplemente son inseguros y quieren tu aprobación, es poco clara. "No siempre hacen esas cosas con malicia", dice Brame. "A veces simplemente están demasiado ansiosos y no saben cómo reaccionar".

Pero al final del día, sí hay un par de maneras de diferenciar a un narcisista de un tonto enamorado. Para empezar, hacen promesas que no pueden cumplir. El narcisista puede decirte constantemente cuánto desea conocer a tus padres, pero siempre encontrará excusas para no hacerlo. “Realmente no quiere conocer a tu familia, o que conozcas a la suya. Su interés por ti no es normal", dice Brame. "Hace muchas promesas que no cumple". (Nota: si bien cualquier persona de cualquier género puede practicar el bombardeo amoroso, es más común entre los hombres, al igual que lo es el NPD en general).

Presta atención a cómo reacciona el narcisista al conflicto. Si haces algo que no les gusta, dice Talley, suelen responden con cierto grado de ira, generalmente en forma de ataques agresivos contra tu persona. "Si se sienten atacados, lo que pueden suceder si no alimentas su ego lo suficiente, lo que harán es atacarte de manera que te hagan sentir inferior", dice Talley, y agrega que un narcisista no puede ocultar sus verdaderas motivaciones por mucho tiempo, y que los primeros signos de que no pueden manejar la crítica o la decepción generalmente surgen unas pocas semanas después de iniciada la relación.

Pero para ese momento, es posible que ya hayas desarrollado sentimientos genuinos hacia ellos y que te hayas vuelto emocionalmente dependiente, lo cual es precisamente su objetivo, dice Brame. "Los narcisistas te bombardean amorosamente para mantenerte interesado, para hacer que necesites escuchar sobre ellos, para que los persigas", nos dice ella. "Lo hacen para volverte adicto a ellos". Lo que significa que tendrás que trabajar aún más duro para librarte de esa relación.

Si sospechas que te han aplicado la táctica del bombardeo amoroso, es crucial que tengas una conversación con esa persona. Si la relación va demasiado rápido, por ejemplo, di algo como 'Wow, esto va muy rápido. Hablemos de esto. Me alegra que estés tan interesado en mí, pero tal vez deberíamos de tomarlo con un poco más de calma'. "Un narcisista se sentirá ofendido con esto", nos dice Talley. "Una persona mejor adaptada dirá: 'Tal vez tienes razón, pero es que eres especial para mí y no conozco a nadie como tú'. De cualquier manera, así sabrás si es posible empatizar con esta persona y discutir el tema de manera veraz".

Si la relación comienza a irse a pique, puede ser útil tener en cuenta que el narcisista no necesariamente te lastima intencionalmente. En algunos casos, es posible que ni siquiera estén plenamente conscientes de lo que hacen: pues el verdadero narcisista, "lo tiene tan arraigado en su personalidad que lo hará sin ser consciente de la finalidad que conlleva", dice Talley.

Dicho esto, no hay cura para el narcisismo, así que si estás con alguien que te elogia y te presta atención, pero que a la vez te agrede y se pone a la defensiva cuando enfrenta una crítica o un fracaso, según Talley, solo hay una cosa que puedes hacer: "correr".

Más VICE
Canales de VICE