Fotos por Irving Cabello.

La fiesta de la Virgen de Guadalupe

Son las 11 de la noche del 11 de diciembre y algunos corren emocionados al ver que faltan sólo unos metros para poder dejarle regalos a su madrecita, como ellos le llaman.

|
12 diciembre 2018, 7:44pm

Fotos por Irving Cabello.

Favores, sanaciones, protecciones y milagros, son algunos de los atributos a la Virgen por los que millones de católicos acuden al templo del Cerro del Tepeyac cada 12 de diciembre. La Basílica de Guadalupe, la misma que la Virgen pidió a Juan Diego construirle, da sitio a la segunda congregación más importante en el catolicismo, sólo detrás de la que en el Vaticano sucede.

Son las 11 de la noche del 11 de diciembre y algunos corren emocionados al ver que faltan sólo unos metros para poder dejarle regalos a su madrecita, como ellos le llaman. Algunos con los rostros desencajados de dolor y con las rodillas hinchadas; otros, tirados en las aceras, reciben las palabras de motivación de sus acompañantes: “Ya es el último tramo”.

Una familia de cuatro integrantes se acerca a los paramédicos para que los ayuden a repartir las cajas de tortas que ellos han preparado. Le pregunto a Alejandra, de 39 años, si cada año vienen a repartir tortas a los fieles. “Es una manda que le debo a la Virgen”, me dice, ya que su hermano sufrió un paro respiratorio y después de no creer en nadie, Alejandra está convencida de que la Virgen lo salvó.

Esta tradición, que se ha transmitido generación tras generación desde hace aproximadamente 500 años, sigue ferviente entre las nuevas generaciones de distintas latitudes del mundo. Cargar una imagen del doble de tu tamaño, caminar por días con el sol a plomo y el frío nocturno prácticamente de invierno o subir un cerro de rodillas son mandas que no cualquiera cumple. Platicamos con los peregrinos para saber qué vienen a pedir o a agradecer a la Virgen Morena.

1544640245521-IMG_7347

Demian Ceja, de 26 años, viene de la colonia Alfredo del Mazo, en el Estado de México desde hace tres años. “Vengo a pedirle a la Virgen que me dé trabajo y a agradecerle por todo lo que me ha ayudado”.

1544640325084-IMG_7348

Abraham Hernández tiene 15 años y viene desde Zumpango, en Hidalgo. Quiere pedirle a la Virgen salud, que cuide a su familia y le preste un poco más de vida para venir a agradecerle, como lo ha hecho los últimos cuatro años.

1544641155132-IMG_7350

Diana Valeria no recuerda cuándo fue la primera vez que vino, pero era muy chiquita. La traían su mamá y su tía. Actualmente tiene 15 años. No viene a pedir nada en específico. “Vengo sólo por mi fe”.

1544641554975-IMG_7352

Salvador Mendiola tiene 62 años y esta es la primera vez que viene a visitar a la Virgen. Vino desde Iztacalco, en la Ciudad de México, para pedirle a la Virgen por todos los enfermos, discapacitados y las personas con cáncer. “Yo mismo tengo cáncer”, me cuenta y antes de seguir avanzando, me dice: “Conservemos nuestra fe y nuestras tradiciones mexicanas, sobre todo esta, que es de entrega total y sobre todo de servicio. Muchos scouts estamos acá prestando servicio, otros estarán pidiendo por sus familiares también”.

1544641797126-IMG_7355

Como todos los años, Janet Domínguez viene desde Neza, en el Estado de México, para agradecer que están bien. “Espero que sigamos así”.

1544641907088-IMG_7358

Sergio Yoael tiene 18 años y viene desde Ixtapaluca, en el Estado de México. Es la primera vez que visita a la Virgen de Guadalupe y viene a pedirle salud y vida, “eso es todo”. Asegura regresar el próximo año.

1544642137407-IMG_7360

Daniel tiene 29 años. Viene a ver a la Virgen de Guadalupe desde que era un niño. “Mi padre venía, por él sigo aquí, me inculcó el respeto a la Virgen y así nació mi apego”, me cuenta. “Sólo vino a dar gracias por un año más”.

1544642258253-IMG_7362

Esta es la segunda vez que viene Dulce Daniela, de 20 años, a ver a la Virgen. “Vengo a pedirle por mi salud y que me proteja en donde quiera que esté, y más a mi familia”.

1544642313272-IMG_7364
1544642767813-IMG_7367

José Paulino tiene 40 años y viene de San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco. Como los últimos siete años, viene a pedir por su familia, los enfermos y los más necesitados.

1544642777977-IMG_7369

Josué Ramírez tiene 16 años y es la primera vez que viene a visitar a la Virgen de Guadalupe. Su devoción viene de su padre, quien le inculcó el respeto, amor y cariño a la Virgen. “Vengo a pedir por mi familia”, me dice.

1544642876538-IMG_7370

Moises Ramírez tiene 32 años visitando a la Virgen. “Vengo a darle las gracias por darme trabajo y fortaleza para estar con mi familia”.

1544643003063-IMG_7373

José Espinoza tiene 25 años y viene de Valle de Chalco desde los últimos siete años. “Vengo a agradecer un año más de vida, a pedirle que nos vaya bien a mi familia, mis hijos, y para que cuide a dos difuntitos que tengo en el panteón”.

1544643206457-IMG_7377

Veo que tiene un tatuaje de la Virgen en el antebrazo y le pregunto por él. “Me lo hice a los 18 años”, me cuenta, ”a mi madre le daban sólo un año de vida. Le prometí que sí le permitía vivir más, me lo haría, y me cumplió”.

1544643218544-IMG_7380

Pilar tiene 42 años y más de 10 visitando a la Virgen. Viene a darle las gracias por un año más de vida, por todo lo que le dio este año y para pedirle que su nuera salga bien de su parto.

1544643286802-IMG_7390

“Vengo de aquí cerca, de San Juan de Aragón”, me dice Gilberto, de 30 años. Viene a agradecer por un año más de vida, como lo ha hecho desde hace más de 15 años. Su pandilla le inculcó el respeto a la Virgen. ”Somos un grupo de cholos que nos juntábamos cada semana en una esquina a conocernos, a tomar, fumar y a convivir.

1544643410225-IMG_7393

Víctor, 19 años.

“Vivo cerca de aquí, vengo desde hace siete años, más o menos”, me cuenta Víctor, de 19 años. “Desde chiquito, recuerdo que mi abuelita, mi mamá y mi familia, todos eran creyentes, por eso me lo inculcaron desde pequeño y por eso tengo esa devoción de la virgen”.

1544643501891-IMG_7396

“Vengo desde hace 20 años”, me dice Enrique Tenorio, quien viene a pedir muchas cosas. “Tiene dos años que falleció mi mamá y vengo a pedir por ella”, me cuenta.

1544643559278-IMG_7399

José Luis tiene 35 años y es originario de Córdoba, Argentina. Aunque no participa activamente en la iglesia, es católico. “Es una celebración que va mas allá de lo religioso, también va a lo cultural, creo que hace a la idiosincrasia de México. He visto a mucha gente en muchísimos recitales pero nunca había visto tanta masividad hacia un personaje. Siento que hay mucha energía, el esfuerzo y el empuje, la organización de todos los que están acá dando su tiempo, la verdad es que es muy significativo. Y me siento muy orgulloso este año de poder participar y de ser un espectador de algo tan maravilloso como lo es esta peregrinación”, cuenta. “Creo que la humanidad hoy se merece una madre más que nunca… me emociono realmente cuando digo esto porque extraño a mi mamá”.

1544643683938-IMG_7400

Karen tiene 22 años y es la primera vez que viene a ver a la Virgen. “Vengo a agradecerle. También es una manda que tenía pendiente. Le pedí mucha ayuda a la Virgen con mi ingreso a la maestría de la UNAM y el viernes dieron los resultados, y pues aquí estoy”.

Más VICE
Canales de VICE