Publicidad
Motherboard

Las alternativas sostenibles a los empaques plásticos no reutilizables deberían estar en todas partes

Con los empaques hechos de hongos y el plástico de caña de azúcar, la lista de alternativas ecológicas está creciendo. Entonces, ¿por qué el plástico sigue siendo tan común?

por Edoardo Liotta; traducido por Laura Castro
18 Junio 2019, 11:00pm

Fotos de Unsplash.

Artículo publicado originalmente por VICE ASIA.

El plástico está literalmente invadiendo nuestra tierra, y hay pruebas de ello en todas partes. Tomemos, por ejemplo, los animales muertos encontrados con los estómagos llenos de basura, la isla de basura en el océano Pacífico o los nidos de abejas hechos de desperdicios plásticos. ¿Y cuál es la causa de todo esto? Los seres humanos y su extraña necesidad de envolver y empacar todo en múltiples capas de material tóxico.

Uno de los usos más comunes del plástico son los empaques no reutilizables. Ya se trate de vegetales en el supermercado o de nuestros productos de belleza favoritos, es probable que estén envueltos o empaquetados en lo que generalmente es un material no biodegradable. Y si no se desecha correctamente, terminará convirtiéndose en un contaminante más en nuestro entorno natural.

Sin embargo, algunas compañías han empezado a cambiar el status quo y han encontrado formas sustentables de presentar nuestros productos favoritos de una manera que resulte amigable con el medio ambiente.

A continuación enumeramos algunas de estas alternativas:

Plástico de caña de azúcar

En todo el mundo, los fideos instantáneos brindan a los comensales una manera sencilla de satisfacer los antojos repentinos. Se han convertido básicamente en un idioma internacional en sí mismos. Y probablemente, incluso, las personas más conscientes de su salud han sucumbido a la tentación de comerse una de esas sopas deliciosas y fáciles de preparar. Pero, desafortunadamente, no son tan buenas para el medio ambiente como a nosotros nos parecen. ¿Por qué? Por su embalaje. Primero, los fideos vienen en un vaso de plástico. Luego, las salsas están dentro de paquetes de plástico y, además, todo esto viene envuelto en otra capa de envoltura plástica. Es completamente innecesario.

Al parecer, la compañía japonesa Nissin Food Holdings, que produce los omnipresentes Cup Noodles, ha comenzado la producción de un plástico hecho a partir de plantas para sus productos. Actualmente, sus contenedores están hechos 70% de papel, y 30% de un material petroquímico no biodegradable. Nissin planea reducir a la mitad el contenido petroquímico y reemplazarlo con una biomasa de resina de polietileno derivada de la caña de azúcar.

Embalaje hecho de hongos para los hongos

Puede parecer un poco extremo, pero ¿qué mejor manera de empacar los hongos que con hongos? Aunque ya se había experimentado con esto anteriormente, más recientemente, Meadow Mushrooms, una productora familiar de hongos en Christchurch, Nueva Zelanda, está probando nuevos empaques hechos a partir de hongos para sus hongos. El material es transpirable, lo que mantiene a los hongos frescos por más tiempo. También aprovecha la capacidad de los hongos para absorber la humedad, lo que protege al producto en el interior. Por ejemplo, si colocas una caja de estas en un ambiente húmedo como un refrigerador, el empaque se hinchará al absorber las partículas de agua, pero no perderá su fuerza ni su forma.

Este tipo de empaque también se puede usar para otros productos, por lo que es posible que pronto veas más vegetales y productos en general envueltos en empaques de hongos. ¡Hurra!

Hojas de plátano en los supermercados

Con este embalaje, el sudeste asiático hizo historia al idear una solución creativa, natural y rentable para la contaminación plástica. Los supermercados en Bali, Filipinas, Tailandia y Vietnam comenzaron a utilizar hojas de plátano para envolver los productos frescos. Las hojas de plátano son nativas de toda esa región, por lo cual la medida implementada por estos supermercados no es solo una versión literal del empaque ecológico, sino una práctica que aprovecha un recurso que ya es abundante a nivel local. Por lo tanto, no hay necesidad de establecer nuevos procesos de fabricación para crear el producto, lo cual sí es necesario hacer en el caso de algunas de las otras alternativas.

Tubos reciclables de pasta dental Colgate

Estrujar un tubo para extraer pasta de dientes es un acto que la mayoría de nosotros damos por sentado. Pero aquí hay un hecho muy poco conocido: para obtener la textura y densidad óptimas de nuestra pasta de dientes, los científicos tuvieron que desarrollar una mezcla de plástico laminado y aluminio, lo que vuelve a los tubos de pasta dental imposibles de reciclar. Imagina la cantidad de tubos que cada persona desecha en el transcurso de su vida. Es un alivio saber que Colgate finalmente encontró una alternativa.

Inicialmente, Colgate intentó trabajar con polietileno de alta densidad (HDPE, por sus siglas en inglés), un plástico ya reciclado de uso común en botellas. Sin embargo, era demasiado rígido para hacer un tubo que fuera suave y estrujable. Así que probaron con docenas de combinaciones de capas de HDPE, hasta que encontraron una manera de hacer que el material se pudiera estrujar. Su diseño también se convirtió en el primer tubo de cuidado dental y personal en obtener el reconocimiento de la Asociación de Recicladores de Plásticos (APR).

A medida que estas opciones llegan a los anaqueles de los supermercados, nos recuerdan que existen muchas alternativas al plástico por las cuales podríamos optar. Pero no debemos depender solo de las soluciones que las corporaciones presenten ante los apremiantes problemas ambientales que enfrentamos. Claro, cuantas más alternativas se produzcan, mejor, pero también hay muchas cosas que podemos hacer como individuos. Podemos rechazar los artículos empaquetados y optar por alternativas sustentables. O incluso podríamos intentar vivir una vida sin desperdicios, y hacer en casa muchos de los productos que utilizamos.

Necesitamos creer que lo que hacemos como individuos es determinante para enviar a las empresas el mensaje correcto de que la sustentabilidad no es solo una tendencia ni una elección, sino una forma de vida que debe ser la norma.

Encuentra a Edoardo en Twitter e Instagram.

Tagged:
Basura
Comida
sustentabilidad
Cambio climático
medio ambiente
contaminación
plástico
Empaques
vice asia
desechos plásticos
bio polietileno
plastico de caña de azucar