Publicidad
desaparición

La búsqueda del poeta Samuel Noyola

Invito a todo aquel que pueda ayudar a localizar a este artista cuya genialidad merece trascender.

por Diego Enrique Osorno
28 Agosto 2017, 6:19pm

Foto por Rogelio Cuéllar.

Conocí al poeta Samuel Noyola en 1999, en una biblioteca de Monterrey. Esa noche me llevó a una cantina de nombre geométrico donde la mesa se deslumbró con su inspiración de fuego y su memoria prodigiosa. Aunque se fue sin pagar la cuenta, recuerdo la sensación de haber estado con uno de los pocos genios que he conocido en persona en mi vida.

Después de no saber nada de él durante largo tiempo, escribí en 2009 en el periódico Milenio una columna preguntando por su paradero. En ese momento sus conocidos dejaron de tener noticias de su existencia. Cada año siguiente trataba de dedicar unos días de mi tiempo libre a buscarlo, sin suerte.

En 2017 pude dejarlo casi todo para iniciar una investigación formal sobre su vida y destino, en la cual han colaborado de manera generosa algunos familiares, amigos y especialistas. Todo este proceso de búsqueda ha sido documentado de manera audiovisual por un gran equipo a la par que voy escribiendo lo que descubro sobre su obra y sus pasos nómadas.

Para ciertos amigos y familiares, Samuel falleció a causa de su gusto por la calle y el alcohol. No pocos consideran que su cuerpo yace en una fosa común. Aunque no comparto esta idea, presenté una denuncia formal por su desaparición, con la cual se podrá confirmar o descartar esta posibilidad de manera oficial.

La personalidad intensa y apabullante de Samuel hizo que se ganara enemigos, sobre todo en el sector exquisito y poderoso del mundo cultural, donde también ha sufrido de envidia y de esa soberbia intelectual mexicana analizada por escritores como Enrique Serna. Como resultado de ello, su obra es inconseguible en librerías y es excluida de manera sistemática de toda antología. Su nombre ha sido borrado también de los diccionarios de escritores hechos por críticos oficiales rancios. Todo esto a pesar del enorme valor de la poesía de Samuel, cuyo talento fue reconocido hasta por Octavio Paz.

En este tiempo de búsqueda he recolectado más de cien testimonios que destapan situaciones de todo tipo. También he hallado una amplia gama de documentos oficiales, diarios, cartas, fotografías y material inédito que da cuenta de la vida congruente, controvertida y luminosa de Samuel, quien sostuvo una permanente relación y confrontación con la sociedad en general y las élites culturales que ahora quieren desaparecer su obra como ya hicieron con su figura.

Sin embargo, esta investigación sobre la vida y destino de Samuel aún está en marcha. Por eso invito a quien quiera a colaborar de alguna manera en la búsqueda de este artista cuya genialidad merece trascender.

Contacto: informaciondeo@gmail.com
Facebook: @Sebuscapoetadesaparecido

Neolítico dichoso

El vacío pregona
una filantropía que desespera.
Octavio Paz


Hoteles, relojes, teléfonos,
satélites, automóviles, viajes
a la luna, rosas a domicilio,
American Express, computadoras
ritual sin rito, burocracias,
estridencia punk, balas
de plástico, napalm, etcéteras
por télex: no me interesan,
nada de ese unánimemente afamado
argumento del progreso
me interesa, mejor tomar de lámpara
al sol, seguir esperando lluvia
cuando me alcanza la sed.

1986