Publicidad
ESPAÑA

Hablamos de corrupción, paraísos fiscales y ecología con la presidenta del PACMA

Silvia Barquero defiende el nuevo programa del partido español para las elecciones de junio: más derechos para los animales pero también ilegalización de los partidos corruptos, lucha contra los paraísos fiscales y más energía renovable.

por María Altimira
30 Mayo 2016, 7:40am

Imagen vía PACMA.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Silvia Barquero lidera una formación política que cada vez que se presenta a unas elecciones generales en España dobla su marca. El partido animalista español PACMA pasó de registrar 44.795 votos en 2008, a conseguir 102.144 en 2011 y a convertirse en la primera fuerza extraparlamentaria, con 220.369 papeletas al congreso español, en las elecciones parlamentarias del pasado 20 de diciembre.

Su creciente apoyo refleja el incremento de la conciencia social respecto de la necesidad de defender los derechos de los animales. Así lo acreditan, asegura, las victorias del activismo animalista como la reciente prohibición de la muerte del animal en el tradicional Toro de la Vega o recientes sentencias condenatorias como la de un hombre penado por matar a un perro a patadas el pasado mes de marzo.

Con las nuevas elecciones generales a la vuelta de la esquina, convocadas tras el fracaso en los intentos por formar un nuevo gobierno, VICE News entrevista a Barquero para conocer las principales líneas de su programa político no sólo en el ámbito de la defensa de los derechos de los animales sino también en términos sociales, económicos y medioambientales.

La presidenta de PACMA y cabeza de lista por Madrid asegura que su formación defiende la ilegalización de los partidos corruptos, apoya la lucha por la eliminación de los paraísos fiscales, así como una mayor redistribución de la riqueza, algo que se concreta subiendo los impuestos "a los que más tienen".

En materia medioambiental, Barquero apoya el cierre de las centrales nucleares que ya han superado su vida útil y propone una transición progresiva pero firme hacia un modelo energético basado en las renovables. Con un excepción, la energía eólica, porque los molinos, asegura, dañan a las aves migratorias.

España vuelve a votar para que los partidos aprendan a pactar. Leer más aquí.

La líder de los animalistas apunta uno de los próximos objetivos programáticos de su partido: consensuar una postura sobre la muerte digna. Tampoco existe acuerdo, reconoce, en relación al debate sobre la ilegalización de las drogas o otros asuntos controvertidos como el aborto. "Serán nuestras bases las tendrán que pronunciarse sobre estos temas una vez que PACMA obtenga representación política", sostiene.

De momento, considera, la formación política ha cumplido el objetivo de dar una visión sobre su modelo de sociedad: "Defendemos una noción de justicia social en la que se protejan no sólo los intereses de las personas, sino también la de los animales y el respeto por el medioambiente".

VICE News: Empecemos por la corrupción.. Defendéis la ilegalización de los partidos políticos afectados por esta lacra, ¿cómo se aplicaría este veto?
Silvia Barquero: Hay partidos corruptos per se, que lo llevan en su ADN y que normalizan la corrupción en sus discursos. Ante la gran cantidad de casos de corrupción que han trascendido, las dos grandes formaciones políticas [en relación al PP y al PSOE] han puesto el ventilador y han esparcido la suciedad con el objetivo de transmitir la idea que la corrupción es algo inevitable. Por eso, defendemos la ilegalización de aquellos partidos que se demuestren corruptos, cuyas estructuras y dinámicas se hayan corrompido. Creemos que si esto se demuestra judicialmente, si hay una sentencia que lo pruebe, estas formaciones políticas deberían ilegalizarse.

'Defendemos la ilegalización de aquellos partidos que se demuestren corruptos'.

¿Y qué hay de los políticos investigados por cohecho, desvío de fondos públicos o apropiación indebida?
Cualquier cargo político debe renunciar si está imputado. Mientras exista la mínima duda de haber estado implicado en un delito, cualquier persona con un cargo público debería dimitir temporalmente. Los más interesados en aplicar este tipo de medidas deberían son los propios partidos para no perder la confianza de sus electores.

¿Esto también incluiría a los cargos políticos que defraudan a Hacienda evadiendo impuestos a través de paraísos fiscales?
Claro, siempre y cuando esté demostrado. De hecho, nuestro programa político defiende la aprobación de una ley contra la evasión fiscal con el objetivo de reducirlo a la mitad. Hay que hacer un seguimiento exhaustivo de las transacciones de dinero al exterior y aumentar las sanciones en los casos en los que se demuestre fraude a Hacienda. Hoy, parece que llevarse el dinero a paraísos fiscales se ha convertido en una práctica habitual de los que más tienen para no pagar lo que deben.

Más dinero para redistribuir...
Exacto. Y no sólo se debe luchar contra la evasión, también tenemos que aumentar la presión fiscal a los más ricos y bajarla a los más pobres. Es un tema de sentido común porque la crisis ha aumentado tremendamente las desigualdades en nuestro país.

Y además de atajando la corrupción y el fraude, ¿cómo cree PACMA que se puede construir una sociedad más próspera y justa?
Nosotros defendemos una noción de justicia en la que se protejan no solo los intereses de las personas, sino también los de los animales y se promueva el respeto al medioambiente, y para eso debemos cambiar el modelo económico. Creemos que hay que apostar por la investigación y las energías limpias. El fomento de las energías renovables es el pilar de nuestro programa económico. El gobierno del PP ha penalizado la producción y suministro de energías renovables, y sobre todo el autoconsumo de este tipo de energías, desincentivando a las empresas y a las familias que querían apostar por las renovables. Así, en vez de subvencionar la instalación de paneles solares en los hogares, por ejemplo, han impuesto tasas que encarecen el autoabastecimiento.

Pero sólo con energías renovables no podríamos abastecer permanentemente las necesidades energéticas.
Es un cambio progresivo, no inmediato, pero con el objetivo de que el peso de las renovables sea cada vez mayor. Nosotros consideramos que, de momento, deben cerrarse todas las centrales nucleares que hayan superado su vida útil, porque son peligrosas, y luego hay que ir reduciendo la energía producida en estas centrales y en los ciclos de gas combinado. Pero hay que tener en cuenta que no sólo se trata de reducir la provisión energética no renovable sino de cambiar el modelo de consumo. No sólo es culpa de los gobiernos, sino también de los ciudadanos, consumimos demasiada energía.

Y producimos mucha basura, permitimos que existan lugares como el cementerio de neumáticos de Seseña y decenas de vertederos ilegales repartidos por todo el país...
Sí, y en este sentido la responsabilidad recae plenamente en la administración. En el caso de Seseña ha habido mucha desidia, no se valoró lo que podía pasar, las administraciones se despreocuparon porque el medioambiente no les importa. Lo mismo sucede con los vertederos ilegales. Nosotros defendemos su cierre y conversión en centros de discriminación de residuos que favorezcan el compostaje de materia orgánica, el retorno de los residuos a su medio natural. Hay que reducir los residuos, hay que reciclar y, además hay que tomarse en serio el cambio climático porque es un problema de primer orden que provocará la desertización de nuestro país y la desaparición de nuestros recursos hídricos. Para PACMA la protección del medioambiente está íntimamente ligada a la sensibilidad hacia los animales y su bienestar.

¿Por dónde empezamos?
Cerrando las centrales nucleares, diseñando un nuevo modelo energético, aplicando lo acordado en la conferencia del clima celebrada en París [algo que, según los expertos implicaría una inversión anual de 10.000 millones al año para promover la energía renovable, los coches eléctricos,...], reconvertir los vertederos...

Parece que vuestra política en términos medioambientalistas, pero también fiscales y de lucha contra la corrupción coinciden bastante con las ideas que defiende Podemos...

Sí, pero no con nuestra esencia. El pacto con Podemos fue imposible porque no están dispuestos ni a un acuerdo de mínimos. Para nosotros prohibir la tauromaquia es algo básico, si no están dispuestos a hacer esto como van a luchar para cerrar los zoos o ilegalizar las cacerías... Podemos no tiene valentía política para luchar por los derechos animales.

'Podemos no tiene valentía política para luchar por los derechos animales'.

Quizás los políticos no llevan la avanzadilla, pero lo cierto es que España ha progresado mucho en este campo en los últimos años.
Es cierto. La lucha de los animalistas ha conseguido que haya mucha más conciencia social, que la gente denuncie abusos, que la opinión publica y la presión social hagan posible cosas como la prohibición de la muerte del Toro de la Vega o la condena a maltratadores.

Entonces, ¿continuamos estando a la cola de Europa en materia de defensa de los derechos de los animales?
Sí, pese al avance de los últimos años, la marca de España en el extranjero sigue siendo la tauromaquia, es decir que hoy seguimos asociando nuestro país al mayor exponente de la violencia contra los animales. Además, abandonamos más de 150.000 animales todos los años y no hay políticas para acabar con los sacrificios. En las perreras municipales y autonómicas matan a los animales abandonados porque no se promueven medidas destinadas a facilitar la adopción o obligar a esterilizar a los animales. Tenemos un largo camino por delante.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira
Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Entrevista
Europa
Corrupción
fiscalidad
Partido Animalista
medioambiente
paraisos fiscales
pacma
hablamos con
silvia barquero