Publicidad
Salud

Dejar tus medicinas de un día para otro no es una buena idea

Primero habla con tu doctor, vale la pena.

por Kastalia Medrano; traducido por Daniela Silva
22 Mayo 2017, 5:43pm

Sean Locke / Stocksy

Decidí dejar de tomar mis medicinas de la nada. Sé que los médicos no lo recomiendan, pero ya pasaron varios días y no siento nada diferente. ¿Debería decirle a mi doctor?

Lo grave que puede llegar a ser esto depende de varias cosas: tu historial médico y síntomas; la medicación específica, y si ya la habías dejado de la nada antes. También hay que considerar a qué tipo de sistema de apoyo tienes acceso y para empezar por qué las dejaste.

Así que sólo han pasado unos días. Como ya hemos mencionado en esta columna, los antidepresivos estándar, los estabilizadores de estado de ánimo y los antipsicóticos necesitan aproximadamente un mes para transitar por completo dentro o fuera de tu sistema. Por lo tanto, si tomas alguno de ellos, o los combinas, existe la posibilidad de que no muestres ningún síntoma, ya sea de enfermedad o de abstinencia, durante algunos días, incluso semanas, dependiendo de los detalles de tu situación.

"Es mejor que [la persona] vaya disminuyendo su consumo progresivamente", dice Eman El Gamal, un psiquiatra con sede en Nueva York. "Es mejor hacerlo bajo la supervisión de un médico, y en algunos casos con ciertos medicamentos, es posible que dejarlos de un día para otro te pueda provocar síntomas de abstinencia".

Sin embargo, otros medicamentos, son de acción más rápida, y básicamente se mueven a través de tu sistema en el transcurso de unas pocas horas o de un día. El Xanax, junto con Adderall, Nuvigil, y Provigil, tienen vidas medias (el tiempo que te tardas en eliminar la mitad de la dosis del torrente sanguíneo) de entre diez y 15 horas. Con el Ritalin y el Vyvanse, es menos tiempo. Si has tomado cualquiera de estos durante suficiente tiempo, probablemente ya estás familiarizado con la sensación de entrar en un tipo de abstinencia, dice El Gamal.


Relacionados: Qué tan peligroso es tomar medicinas caducas


Con ese tipo de medicinas probablemente lo mejor sea volver a tomarlas lo antes posible, ya que podría ser contraproducente si tu sistema no las ha eliminado por completo. Y si ya llevas mucho tiempo tomando Xanax u otra benzodiazepina, existe la posibilidad de que la interrupción repentina te pueda provocar convulsiones, advierte El Gamal. Hay que tener más cuidado si tu trabajo o rutina diaria implica actividades como manejar u operar maquinaria pesada –básicamente cualquier cosa que se supone que no debes hacer cuando estás borracho–ya que dejar de tomar tus medicinas de la nada te puede ocasionar mareos o vista borrosa.

Esto no quiere decir que en todos los casos sea lo mismo, nada más que cada medicamento funciona diferente. En particular, la clozapina, un antipsicótico, puede ser peligrosa si la dejas de tomar de un día para otro. Y el antidepresivo Effexor es conocido por su terrible proceso de interrupción repentina, hasta el punto que algunas personas lo comparan con dejar la heroína. No puedo atestiguar si es verdad en ese sentido, pero una vez dejé de tomarlo abruptamente y puedo decir por experiencia que no es agradable, y deberías considerar volver a tomarla antes de que el proceso llegue demasiado lejos.

Aunque una vez que las consecuencias inmediatas de la abstinencia pasan, aún así varían de persona a persona. Algunos tipos de depresión podrían resurgir de inmediato, dice El Gamal. Los estados mentales más cíclicos como la manía o la psicosis aguda o el trastorno de pánico pueden permanecer latentes durante mucho tiempo. Pero eso no significa que se hayan ido.


Relacionados: Le preguntamos a algunos doctores cuáles son los mitos más tontos sobre la salud


Mi conjetura es que tu decisión de dejar de tomar tus medicinas se arraiga en una de las siguientes tres razones: te sientes mejor, por lo tanto piensas que ya no las necesitas; no te gusta la idea de ser una persona que las necesita, o porque no tolerabas los efectos secundarios. Las personas dejan sus medicamentos por todo tipo de razones.

La respuesta reflexiva es que lo que estás haciendo es un error, y que, por supuesto, aún necesitas lo que te estabas tomando. Es posible que no sea así. Algunos síntomas son circunstanciales, no crónicos. Incluso las enfermedades como la esquizofrenia, con el tiempo puede mejorar en cuanto a la gravedad y la frecuencia de los episodios. Y hay ciertas condiciones, como trastornos de alimentación o trastornos de personalidad, que muestran pruebas de que a veces se disipan a medida que envejecemos. En última instancia, independientemente de si estás mejor sin tus medicinas o no, aún así deberías dejarlos poco a poco y con la supervisión de un médico.