Platicamos con una mujer que intentó suicidarse con paracetamol

La sobredosis de paracetamol es la causa principal de insuficiencia hepática en el mundo occidental... y es insoportable.

por Laura Woods; traducido por Daniela Silva
|
22 Febrero 2019, 1:00am

Image supplied

Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

El paracetamol es la principal causa de insuficiencia hepática en el Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Solo en Australia, las sobredosis de paracetamol representaron 14,662 de los ingresos hospitalarios entre el 2000 y 2007, lo que llevó al Medical Journal of Australia a publicar una guía sobre cómo debería responder la industria de la salud. Como señaló el artículo, "morir por una sobredosis de paracetamol es poco común, aunque el medicamento sea la principal causa de [insuficiencia hepática] en los países occidentales".

Lo más triste es que la gente no se intoxica accidentalmente al tratar de aliviar un dolor de cabeza. Al contrario, lo hacen con el fin de suicidarse. Y lo que se supone que debería ser un descenso rápido e indoloro hasta dejarte inconsciente resulta ser todo lo contrario.

Lo que pasa comúnmente es que el cuerpo lleva todo el paracetamol al hígado, que se ve rápidamente afectado, lo que produce náuseas y vómitos extremos. Si la persona sobrevive, el daño es irreversible y, con frecuencia, deja el hígado fuertemente dañado, o puede ocasionar una muerte prolongada que puede durar desde un par de días hasta 4 o 6 semanas, ya que el hígado se apaga gradualmente.

Esta mujer de 22 años llamada Amber proveniente del sur de Nueva Gales se salvó. Amber vive con un desorden de personalidad, y el año pasado intentó suicidarse antes de que la encontraran y la llevaran al hospital. Ahora se está recuperando y recibiendo asesoramiento de manera regular, y como parte de su proceso de recuperación, publicó este video de YouTube para explicar cómo el paracetamol puede ser usado de manera peligrosa.

VICE: Hola Amber, ¿puedes decirnos cómo comenzó todo?
Ámbar : la mayoría de los paquetes tienen 20 comprimidos. El día que me provoqué una sobredosis, me tomé 26 tabletas de 500 miligramos cada una. Lo que pasa con el paracetamol es que, aunque hay una recomendación de dosis diaria, si te las tomas de un jalón, puede ser muy, muy peligroso.

¿Cuáles fueron tus primeros síntomas?
Primero la cabeza me empezó a latir con fuerza. Podía sentir mi pulso, y sentía que iba a explotar. Había mucho fluido. Me puse roja y me empezó a doler el cuerpo, lo que me pareció irónico porque el paracetamol está hecho para hacerte sentir bien y adormecer el dolor. Después me empecé a sentir muy cansada, al grado de no poder caminar . Entonces, le hablé por teléfono a mi madre, quien dijo que no me entendía bien. Al final, mi pareja me encontró y me llevó al hospital.

¿Qué pasó cuando llegaste al hospital?
Me llevaron en ambulancia al hospital y me dieron una bebida de carbón activado y me dijeron que lo tomara tan rápido como pudiera. Cuando tienes una sobredosis de paracetamol, básicamente tienes dos horas para recibir tratamiento, o no funcionará. Creo que llegué a la hora con 40 minutos.

Luego tuve que esperar cuatro horas para saber si iba a sobrevivir o no. No hay marcha atrás y solo recuerdo estar llorando de pánico. Le pregunté a mi enfermera si iba a morir y ella básicamente me miró y me dijo: "No te puedo decir sí o no, tendremos que esperar y ver qué pasa". Y eso fue lo más aterrador. Estaba llorando como loca, pensando en que ya no me quería morir.

El problema con el paracetamol es que la gente piensa que cuando lo toman se van a quedar dormidos y se morirán lentamente. Pero el paracetamol no funciona así: eventualmente te despiertas y, si no recibes el tratamiento, te morirás dentro de tres o cuatro días, debido a un dolor insoportable, a causa de una insuficiencia hepática. Afortunadamente, mis niveles finalmente bajaron y me dieron de alta del hospital. Los días siguientes me sentía muy deprimida y desganada. Es difícil explicarlo, pero estaba ida y no quería hacer nada. Todavía no me siento bien al 100 por ciento. Aún sigo afectada.

¿Conocías los peligros del paracetamol antes de tu sobredosis?
Bueno, en realidad estudié enfermería. Tenía amigos psicólogos y un día me comentaron que la peor forma de suicidarse era con paracetamol. Me puse a investigar, y creo que sabía bastante bien lo que iba a pasar, pero nunca sabes qué tan malo va a ser algo antes de que te pase.

Espera, ¿sabías que iba a ser agotador y que no iba a funcionar y de todas maneras lo hiciste?
Bueno, cuando me siento así de mal, realmente no pienso en otra cosa. Me quedo en blanco mientras sigo presente, si es que eso tiene sentido. Simplemente fue un acto de pura emoción e impulso.

Un estudio en el Reino Unido encontró que el 50 por ciento de las personas que tomaron una sobredosis de paracetamol lo hicieron a la hora de haberlo considerado. ¿Sientes que las ventas de paracetamol necesitan ser restringidas o reguladas gracias a esto?
No voy a ser de esas personas que dicen "Hay que hacer que lo dejen de vender", pero creo que debería haber regulaciones sobre cuántas tabletas hay en una caja, o cuántas pastillas se pueden comprar al mismo tiempo. Creo que esto ayudaría principalmente a proteger a las personas más jóvenes, ya que no tienen acceso a muchos medicamentos porque la mayoría de las veces debes tener más de 18 años. Pero si lo puedes comprar sin receta, no hay nadie que te detenga. A la personas del supermercado no le va a interesar quién lo compra. Así que definitivamente creo que se necesitan más regulaciones para detener estos actos impulsivos.

Entrevista por Laura Woods, encuéntrala en Instagram