La policía de Estados Unidos está haciendo gaslighting

Los reformistas afirmaron que las videocámaras corporales y las pruebas en video detendrían la brutalidad policial. Pero no fue así, y ahora nos dicen que no creamos en lo que vemos con nuestros propios ojos.
traducido por Laura Castro
10 Junio 2020, 3:07am
Captura de pantalla 2020-06-05 en 1
Imagen: WBFO

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El asesinato de George Floyd

Noche tras noche, en ciudades y pueblos de todo Estados unidos, la policía trata con brutalidad a los estadounidenses que ejercen pacíficamente los derechos que les otorga la Constitución. Millones de personas han visto videos de policías empujando a manifestantes, pateándolos, disparándoles con balas de goma y granadas de gas pimienta. Vemos con nuestros propios ojos que eso sucede, pero la policía y los líderes electos nos dicen que no creamos lo que estamos viendo:

  • En Buffalo la policía dijo que un hombre de 75 años —que caminaba solo, sin hacer nada, y fue empujado por agentes provocando que cayera, se golpeara la cabeza contra el cemento y le empezaran a sangrar las orejas— "se había tropezado y caído".
  • En Manhattan un repartidor de domicilios fue arrestado por hacer su trabajo durante el toque de queda aún cuando los repartidores tenían excepción para salir en esas horas. El Departamento de Policía de Nueva York dijo que lo detuvieron porque podía estar mintiendo sobre su trabajo.
  • En D.C. la policía dijo que el personal de un medio de comunicación australiano que se encontraba en el lugar filmando una protesta cuando fue golpeado con escudos antidisturbios "no se distinguía fácilmente de los manifestantes violentos".
  • En Erie, Pensilvania, la policía roció gas pimienta a una mujer que estaba sentada en la calle. Ella se cubrió los ojos con los dos brazos y, entonces, un policía la pateó en la cara.
  • En Los Ángeles la policía disparó una bala de goma a la cara de un indigente en silla de ruedas. Una foto de la cara ensangrentada del hombre se volvió viral; el Departamento de Policía de Los Ángeles no ha querido hacer comentarios. Estos son solo algunos de los primeros incidentes que me llegan a la mente cuando recuerdo lo que vi; se grabaron en mi memoria justo en el momento en que los demás presentes y yo vimos aterrorizados lo que sucedía.

Bill De Blasio, el hombre que está nominalmente a cargo de la Policía de Nueva York, la cual tiene más oficiales que varias milicias europeas, ha dicho repetidamente a la población que no debe creer lo que ve a simple vista en estas fotos y videos, aunque todos han sido corroborados por testigos oculares. El fin de semana pasado, nos dijo que dos camionetas de la policía arremetieron contra un grupo de manifestantes desarmados porque se encontraban "rodeadas". Las tomas que hay desde arriba muestran que cualquiera de las camionetas podría haberse salido fácilmente de allí. Esta aseveración de que no podemos creer lo que vemos es algo que De Blasio repite con frecuencia.