El día que Los Prisioneros le dijo NO a la dictadura

Sobre una tarima y armados con sus canciones más ácidas, el trío de San Miguel despidió al régimen y rió de último.
05 Septiembre 2018, 3:58pm
Captura de pantalla de YouTube.

Si hubo una banda dentro del movimiento del nuevo pop chileno que realmente puso cara frente a la dictadura de Augusto Pinochet, componiendo canciones donde se burlan de él y critican su gobierno, fueron Los Prisioneros. En “No necesitamos banderas”, de su álbum debut de 1984 La voz de los '80, le dijeron al dictador que no tenían por qué tener alguna filiación política y se negaron a sus ideas nacionalistas. Dos años después, en “Muevan las industrias” de Pateando Piedras, le expresaron su desacuerdo con su modelo económico que desmontó la empresa nacional para que llegara la industria extranjera, y en “Lo estamos pasando muy bien”, incluido en La cultura de la basura, se burlaban de los discursos de supuesto éxito de la dictadura.

A lo largo de su carrera durante el régimen militar y mientras la banda estuvo compuesta por Miguel Tapia, Jorge González y Claudio Narea, siempre dijeron las cosas de frente, y por supuesto, esto les trajo problemas con la autoridad. Narea ha contado que en alguna ocasión estuvieron cerca de ser secuestrados por personas misteriosas a la salida de un concierto. También es bien sabido que en los grandes programas televisivos nunca los invitaban a tocar por un tema de censura, e incluso que a donde fueran a presentarse, siempre eran seguidos por agentes encubiertos del gobierno. Pero tal vez uno de los casos más recordados ocurrió en 1987, cuando la dictadura les cerró las puertas en varios escenarios del país para presentar La cultura de la basura, que incluía también la canción “Poder elegir”, un abrebocas al plebiscito que se hizo para votar la continuidad del dictador al año siguiente.

Y aunque la dictadura cumplió con su cometido de boicotearles la gira del último disco con su formación original, Los Prisioneros fueron invitados a una manifestación que apoyaba el NO a la continuidad de Pinochet donde cantaron “Muevan las industrias”, “Quieren dinero”, “Maldito sudaca” y “Lo estamos pasando muy bien” frente a más de 100,000 personas que querían un cambio. Así la banda de González y compañía rió de último, cuando ese mismo año el NO ganó con el 54.71% de los votos e inició un nuevo camino para la democracia en el país.

Escuchen la presentación completa aquí:

Conéctate con Noisey en Instagram.