Publicidad
VICE News

Un auto arrolla a manifestantes de Black Lives Matter

Dos autos estaban detenidos rodeados por manifestantes cuando un tercero giró en la esquina, tomó velocidad, y chocó en la parte trasera del segundo auto.

por Tess Owen
12 Agosto 2017, 11:36pm

Una persona murió y 19 fueron lesionadas este sábado cuando un automóvil arrolló a una multitud de anti manifestantes de Black Lives Matter en Charlottesville, Virginia, mientras un rally supremacista se volvía cada vez más violento.

Testigos afirman que el coche chocó contra otros dos autos que rodeaban a los manifestantes y no en lo que pareció un acto deliberado. El impacto lanzó cuerpos al aire. El chofer puse el auto en reversa, supuestamente golpeando a más manifestantes, y después se fue.

"Escuchamos un fuerte crujido de metal golpeando cuerpos", dio a VICE News Joe LoCasio, quien presenció el incidente. "Había muchos gritos mientras la gente huía del lugar". La gente estaba llorando, "diciendo que habían visto cuerpos volando cuando el coche arrolló a las personas". Posteriormente el conductor fue arrestado por la policía.

El incidente comenzó lo que se convertiría un día violento, con 34 personas lesionadas en total. Dos personas más murieron cuando un helicóptero de la Policía Estatal de Virginia chocó cerca del sitio.Los helicópteros habían estado circulando alrededor durante la tarde mientras monitoreaban el caos.

"Me duele mucho que se haya perdido una vida aquí", escribió el alcalde de Charlottesville Mike Singer en Twitter. "Le pido a toda la gente de buena voluntad: vayan a casa".

Más tarde, el gobernador de Virginia Terry McAuliffe dio una conferencia de prensa condenando a los organizadores del rally Unite the Right, que escogieron Charlotte para llevar a cabo la que se cree que es la mayor reunión de blancos nacionalistas en una década.

"Tengo un mensaje para todos los supremacitas y los nazis que vinieron a Charlottesville hoy", dijo". "Nuestro mensaje es plano y simple: Váyanse a casa. No so queridos en esta comunidad. Qué vergüenza".

El ataque del auto ocurrió horas después de que McAunliffe declarara estado de emergencia en respuesta el creciente caos. Supremacistas blancos y miembros de la "alt.right", muchos de los cuales estaban armados, chocaron con anti manifestantes y autoridades locales.

Los eventos del día siguieron el rally del viernes en la Universidad de Virgina, que convocó a cientos de supremacistas, muchos de los cuales cargaban antorchas.

"Los actos y retórica de #Charlottesville en las últimas 24 horas es inaceptable y debe parar", escribió el gobernador McAuliffe en Twitter. "El derecho a expresarse no es un derecho a la violencia".

La Universidad de Virginia condenó la reunión del viernes por la noche, pero dijo que como institución pública debe aceptar que todo el público entre a sus terrenos. "Estoy muy triste e impactada por el comportamiento de odio demostrado por manifestantes con antorchas que marcharon en nuestro espacio esta tarde", dijo en un comunicado la presidente de la universidad Teresa A Sullivan. "Condeno fuertemente el ataque a los miembros de nuestra comunidad, incluyendo personal de la universidad que trataba de mantener el orden".

El rally del sábado fue organizado como protesta al plan de las autoridades locales de quitar un monumento confederado, lo que ocurriría en la tarde. Horas antes del horario, el centro de Charlottesville estaba lleno de supremacistas, muchos de los cuales gritaban cosas como "White Lives Matter" y "los judíos no nos van a reemplazar", y se enfrentaron violentamente contra antimanifestantes, incluyendo Black Lives Matter y grupos antifacistas.

Otros cantaban "sangre y tierra", un eslogan nazi, lanzaban gas pimienta a los antimanifestantes, y ondeaban banderas con esvásticas.

Muchos de los supremacistas estaban "muy bien organizados" con equipo de combate y camionetas, de acuerdo con el equipo de VICE News en el lugar.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/896420822780444672?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=https%3A%2F%2Fnews.vice.com%2Fstory%2Farmed-white-supremacists-march-in-charlottesville-state-of-emergency-declared

Un militar no identificado y algunos miembros con rifles de asalto también estaban en la multitud. Es legal llevar armas en público en Virginia para cualquiera mayor a 18 años. CNN reportó que la policía hizo múltiples arrestos, pero dejaron claros cuántos fueron.

Después de que se activó el estado de emergencia, Spencer volvió a twittear, esta vez pidiendo que los manifestantes de "alt-right" se fueran del lugar. "Dispérsense", escribió. "Salgan de los límites de la ciudad de Charlottesville. Se ha llamado a un estado de emergencia".

El presidente Donald Trump y la primera dama condenaron los hechos de violencia en Twitter:

"Condenamos de la manera más fuerte posible esta atroz demostración de odio y violencia en muchos lugares —mucho lugares— ha ocurrido por mucho mucho tiempo", dijo Trump.

*Este artículo fue editado el 13 de agosto.