crimen y drogas

Esclavos modernos: el problema que Reino Unido intenta combatir

Después de que se detectara que los salones de uñas son lugares en los que se suele explotar a la gente, el Ministerio del Interior lanzó una campaña llamada Operation Magnify y el resultado fue 97 personas arrestadas en unos 280 salones.
05 Enero 2017, 2:44pm
Imagen vía Rajat Gupta/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En Reino Unido han sido arrestadas al menos 97 personas durante las redadas llevadas a cabo en un total de 280 salones de uñas en Londres, Cardff y Edimburgo. El resultado fue anunciado este miércoles, y la mayoría de las personas arrestadas eran de origen vietnamita, aunque también había otras de Mongolia, Ghana, China, Nigeria, Pakistán e India.

Los arrestos son parte de una campaña lanzada por el Ministerio del Interior llamada Operation Magnify y se llevó a cabo durante noviembre y diciembre. El gobierno dice que la campaña incluye identificar los sectores y negocios donde los migrantes ilegales trabajan. Entre ellos están en la construcción, la agricultura, la prostitución, el lavado de autos y los empleos domésticos.

La trágica experiencia de trabajar como empleada doméstica en Oriente Medio. Leer más aquí.

Las medidas surgieron luego de que el pasado julio la primer ministro Theresa May prometiera trabajar para poner fin a la esclavitud moderna, a la cual se ha referido como "el principal problema de derechos humanos de nuestro tiempo". El ministro de migración Robert Goodwill dijo que la iniciativa también ayudaría a terminar con "un crimen que destruye la vida de algunas de las personas más vulnerables de nuestra sociedad". Sin embargo, los activistas están preocupados de que los problemas de esclavitud moderna e inmigración estén siendo tratados como uno solo.

De las 97 personas arrestadas en los salones de uñas entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre, 14 han sido referidas al Mecanismo Nacional de Remisión, un servicio que brinda apoyo a las víctimas de esclavitud y tráfico humano. El Ministerio del Interior afirmó que ayudará a aquellos que lo necesitan, mientras que "aquellos que no tengan derecho a estar en el Reino Unido serán expulsados".

"Los delitos de trabajo ilegal hace que sea difícil combatir la esclavitud", dijo a VICE News el vocero de Anti Slavery, Jakub Sobik. "El problema es que los traficantes tienen otra forma de control. Le dicen a sus víctimas 'si no haces lo que te digo, voy a reportarte y no solamente serás deportada, sino también procesada'".

Príncipe saudí acusado de abusos sexuales a 2 empleadas cuando iba hasta arriba de coca. Leer más aquí.

"El hecho de mezclar los dos problemas de trabajo ilegal y explotación laboral resulta contraproducente en el combate del tráfico humano", continuó explicando Sobik. "El delito de trabajo ilegal debería ser removido y las víctimas de esclavitud moderna no tendrían por qué ser acusadas, después de todo estaban siendo forzadas a realizar ese trabajo, no era por su propia voluntad".

En 2015, más de 3.200 personas —entre ellas cerca de 1.000 niños— fueron enviados con las autoridades británicas como potenciales víctimas de esclavitud, un incremento del 40 por ciento respecto a 2014. Se cree que la esclavitud moderna es una de las industrias criminales más grandes a nivel internacional, donde muchas de las víctimas trabajan a la vista de todo el mundo.

'Puedes llamar a las líneas de ayuda para combatir el tráfico de personas'.

La gente suele ser llevada a Reino Unido con la promesa de un trabajo o una vida en el extranjero, pero una vez que llegan, no pueden dejar de trabajar hasta que liquiden las deudas que acaban de adquirir por llegar al nuevo país. La Organización Internacional del Trabajo estima que el número total de ganancias obtenidas a través del trabajo forzado supera los 150 mil millones de dólares anuales alrededor de todo mundo.

"Obviamente, no todos los que trabajan en un salón de uñas son esclavos", expresó Sobik. "Pero si alguien te preocupa, alguien aislado que no hace contacto visual, que no responde a las preguntas y parece tener miedo de su patrón, puedes llamar a las líneas de ayuda para combatir el tráfico de personas".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs