Ediciones VICE

El papá del niño rescatado de un balcón por 'Spider-Man' estaba jugando 'Pokémon Go'

Tenía que 'atraparlos a todos', menos a su hijo pequeño.
30 Mayo 2018, 4:00pm
Captura de pantalla vía el usuario de Twitter FredBC77

Artículo publicado originalmente en VICE Estados Unidos. Leer en inglés.

El sábado pasado, un inmigrante maliense escaló un edificio de apartamentos en París para rescatar a un niño pequeño que colgaba de un balcón en el cuarto piso, convirtiéndose en un héroe de un día para otro después de que las imágenes de la increíble hazaña se hicieran virales. Para cuando llegó el lunes, la historia había alcanzado los titulares internacionales y el presidente Emmanuel Macron le había ofrecido la ciudadanía francesa a Mamoudou Gassama, de 22 años, apodado "El Spider-Man de París". Pero una pregunta crucial aún no había sido respondida: ¿Cómo diablos acabó ese niño colgado del balcón en primer lugar?

Según CNN, el niño pequeño se quedó solo en casa mientras su padre vagaba por las calles de París jugando Pokémon Go. El fiscal François Molins dijo que el padre del infante de cuatro años había salido de compras cuando, al regresar de la tienda, había decidido que tratar de atrapar un Pokémon era más importante que, ya saben, asegurarse de que su hijo estuviera a salvo. Mientras tanto, el niño se había caído de su apartamento en el sexto piso, logrando atorarse en el balcón del cuarto piso antes de que Gassama le salvara la vida.

La mayor parte del mundo dejó de jugar Pokémon Go en 2016, sólo unos meses después de que la gente acabara en todo tipo de situaciones terribles cuando el juego se estrenó en julio. A algunos jugadores les dispararon, los apuñalaron, cayeron en estanques y deambularon por territorios minados con la esperanza de atraparlos a todos. Pero aparentemente no todos pudieron dejar que la moda se extinguiera, y ahora parece que el padre del niño podría enfrentarse a una estancia en prisión: hasta dos años tras las rejas y una multa de 35,000 dólares, informó la BBC.

Mientras tanto, las autoridades francesas obtuvieron la custodia del niño de cuatro años mientras entrevistan a su madre, quien se mudará a París en junio para ayudar a criarlo. Con suerte, como el resto de nosotros, ella ya dejó de utilizar este juego de celular.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.