Publicidad
Noisey

Canción por Canción: Aquí está 'Azul Parcial', el disco debut de Urdaneta

Uno de los proyectos que representa y la nueva sangre del rock criollo nos diseccionó los dos volúmenes de su disco debut.

por Noisey en Español
27 Junio 2018, 9:24pm

Portada de 'Azul Parcial' |Imagen: Cortesía del artista

Escuchar a Urdaneta es sumergirse en un viaje en busca de un paisaje desconocido y onírico. Su sonido, atrapado entre el Cerati dosmilero, el britpop noventero de Blur y Oasis y esa ola rockerita de Queens of The Stone Age o Muse es una mezcla de referencias al rock en español de hace un par de décadas, a la experimentación de riffs y percusiones y a la profundidad de un sonido que no se esfuerza por demostrar virtuosismo, sino por crear un ambiente y una emoción entre la nostalgia, la melancolía, la frustración, el amor y la abstracción.

Luego de irrumpir en la escena desde mediados de 2016, Urdaneta se ha preocupado por hacer presencia juiciosa en la caldera humeante de la escena emergente capitalina, soltando sesiones en vivo por redes y manteniendo siempre a su público alimentadito con cosas nuevas. En el 2017 lanzó los primeros cinco tracks de su disco debut Azul parcial, Pt 1 y en el primer semestre del 2018 publicó su segunda parte, razón por la cual quisimos aguantarnos para mostrar su obra completa y diseccionarla canción por canción, entendiendo los momentos, el concepto y las intenciones que le imprimen para llegar a esa idea tan suya que busca "redefinir el rock latinoamericano".

Bienvenidos al viaje

***

"Distancia y vejez"


Esta es una canción que estructuramos muy poco durante la pre-producción del disco. De hecho nuestro primer dia en el estudio fue dedicado a grabar y producir de principio a fin lo que terminaría siendo "Distancia y vejez". Esta canción encapsula lo que nos proyectamos en términos de producción para todo el disco y hace referencia a “Sulky” de Cerati en su uso del ritmo de tambora para contar una historia de esperanzas y frustraciones.

"Formas"


Una mezcla de rock en español con mentalidad, estructura, y producción influenciada por el pop inglés, estilo Blur y Oasis. Es una canción que busca innovar la propuesta del rock en español con cambios de tiempo repentinos, elementos psicodélicos y una atmósfera de guitarras eléctricas con voces de apoyo que llevan todo a otra dimensión.

"Sin sabor"


Una canción que transporta al que la escucha a otro tiempo, queríamos experimentar con sonidos retro con una onda ochentera. Teníamos la intención de evocar un poco de romanticismo antiguo. Esta canción podría considerarse el experimento más atrevido fue un proceso donde nos salimos de nuestra zona de confort para buscar un aire distinto en el disco.

"Algo a qué volver"

"Algo a qué volver" es una canción que vino naturalmente, Alvaro Valencia tenía toda la estructura prácticamente hecha y solo fue crear ambientes con arreglos y la voz. Se pensaron en muchas influencias del la psicodelia noventera con espíritu "grunge". Queríamos evocar la transición que existe en el disco con las partes melódicas y rockeras de esta canción. De esta manera la canción nos revela el lado conceptual del disco, uno donde las canciones se comunican entre si para construir la ideas detrás de “Azul Parcial”.

"Azul I y II"

"Azu I y II" son una reacción a la rigidez que a veces se requiere para grabar un disco. Metidos en el estudio, tratando de sacar cada parte de las canciones de la mejor forma posible es fácil perder un poco el sentido de lo que es tocar en conjunto. Entonces sin buscar nada, a veces nos poníamos a jammear como para recuperar la sensación de vivir la música en tiempo real. Y eso son los Azules del disco: músicos en un cuarto tocando juntos. Este disco debut estaría incompleto sin los rastros de estos momentos de desfogue. Estos temas marcan la transición de la parte uno a la parte dos del disco porque capturaron los momentos donde descansábamos de la estructura de la canción y dejamos que la música tomara su rumbo para ser la marea que lleva al oyente de un lado al otro. También es un paso conceptual que da el disco el azul cambia de tono.

"Entrega y Delirio"

Esta una canción protesta disfrazada de canción de amor. Y aunque es una canción con estructura pop, encierra el dramatismo de los temas que trata como el tedio de la sociedad. Fue una canción donde buscamos satisfacer nuestras influencias un poco más Anglo, queríamos que los riffs de guitarra evocaran a Muse o a Queens of the Stone Age. Sus bases fueron grabadas en bloque

"Me quiero perder"

Me quiero perder salió de un poema pequeño y la búsqueda de una canción. Aún así es muy orgánica. Todas las partes se asimilan con las otras de manera natural, jugando siempre con los cambios de dinámicas que otra vez evocan el mar, el ir y venir de las cosas. Depronto por eso terminó siendo la canción con más groove del disco. Nuestro buen amigo Nicolas Gonzalez puso unos teclados que marcaron un punto de encuentro entre el feeling casi hiphopero de la percusión y la tónica psicodélica de las guitarras.

"Escrito"

"Escrito" pone a marcar el beat con el pie a cualquiera. Aquí quisimos experimentar con el sentido del espacio en la canción. Los versos se oyen como si estuvieran en una cueva. Los coros son amplios como el espacio abierto. Invitamos a Pablo Gómez, un reconocido bajista a que tocara y como la mayoría de las canciones de “Azul Parcial”, sus bases fueron grabadas en bloque.

"Cadenas"

Fue una canción que se creó en su totalidad dentro del estudio. La escribimos desde cero una tarde y la grabamos en la noche. Es un experimento donde intentamos dejar las influencias y encontrar un sonido más auténtico. Rítmicamente la cancion tambien es un experimento donde buscamos evocar un sentimiento de beat de hip-hop. Jugamos mucho con filtrar ambientes nos encanta llevar a las personas que escuchan nuestra música a un lugar que realmente no existe, donde los sintetizadores y las guitarras se vuelven uno. Consideramos que "Cadenas" fue un buen ejercicio de crear estando en marcha , de poder crear si tener ningún prejuicio al hacerlo.

****
Sigue a Urdaneta por aquí.