Publicidad
La Guía VICE al ahora

Estas máscaras híperrealistas de mascotas provocarán tus peores pesadillas

¡Qué horrible!

por River Donaghey; traducido por Daniela Silva
28 Febrero 2019, 11:30pm

Imagen vía PR Times / Shindo Rinka

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

¿Eres de esas personas que sueña en secreto con fusionar tu cuerpo con el de tu gato o perro para convertirte en una especie de monstruosidad mitad humana y mitad bestia que viola todas las leyes de Dios y el hombre? Si es así, ¡no busques más!

El jueves, AV Club descubrió un nuevo servicio en Japón que creará máscaras personalizadas e hiperrealistas de tu amada mascota, y los prototipos son estúpidamente terroríficos.

Mira esto si te atreves:

Un comunicado de prensa japonés que anunció el lanzamiento de este horrible proyecto dice que todo fue creado por las compañías Shindo Rinka y 91, de las cuales, la última parece especializarse en máscaras de animales híperrealistas, así que si esto tiene éxito ya sabes a quién culpar.

1551378621868-d32287-11-234332-5
Imagen vía PR Times
1551378640442-d32287-11-384509-2
Imagen vía PR Times
1551380225218-d32287-11-289568-8
Imagen vía PR Times

Si, por alguna razón, deseas con todas tus fuerzas parecer una especie de dios egipcio falso y el dinero no es un problema, solo dirígete al sitio web de Shindo Rinka y regístrate.

Lo único que tienes que hacer es enviar algunas fotos de tu mascota, y ellos elegirán el pelaje falso, los bigotes y los ojos y harán su magia. Ah, pero además, también tendrás que desembolsar más de 3,000 dólares, según el Grape, que publicó la historia por primera vez –y es que era más que obvio que no te saldría barato mandar a hacer una máscara espeluznante e híperrealista de tu mascota.

Por supuesto, la verdadera metamorfosis culminará cuando la compañía comience a hacer pequeñas máscaras humanas para que las mascotas las usen, completando así la unión maldita entre el Hombre y la Bestia y uniéndolos estrechamente para siempre, en este mundo y el siguiente, pero supongo que tendremos que esperar para eso.

No prometemos que tu gato o perro no terminarán odiándote después de que te les aparezcas con su misma cara. Ese es un riesgo que tú tendrás que tomar.