Fotos: San Judas y los Dioses del barrio

La Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo, Jesucristo y la Santa Muerte se han convertido en figuras de guía, apoyo, consuelo y protección, sobre todo entre los jóvenes de escasos recursos, en situación de drogas, calle o cárcel.

|
28 Octubre 2016, 12:00am

A todos los une la fe. Sin embargo, cada individuo es diferente y asiste por razones distintas. Esos motivos y diferencias se ven reflejados en cómo portan sus imágenes y en el formato en que deciden representarlas, ya sea en estatuillas, escapularios, rosarios, cuadros, pulseras, tatuajes.

Me encontré con personas de todas las edades que se enfrentan día a día con una realidad adversa y que buscan en estas deidades guía, apoyo, consuelo o protección. Este fenómeno ha estado creciendo entre los jóvenes, en especial de escasos recursos, en situación de drogas, calle o cárcel. Muchos también lo han adoptado como una moda en búsqueda de una identidad y un grupo al que pertenecer.

A cada una de estas personas les pedí una fotografía, que tomé arrodillado en señal de respeto, simulando con un flash la luz de las velas que iluminan a las figuras religiosas en los altares. La línea entre la luz y las sombras de cada fotografía representa la dualidad donde converge lo sagrado con lo profano, la vida con la muerte.

Decidí enfocarme en las cuatro figuras religiosas que considero más importantes en la Ciudad de México: la Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo, Jesucristo y La Santa Muerte.

La Virgen de Guadalupe

Actualmente el culto Guadalupano es el más importante en Latinoamérica y su templo es el más visitado del continente, con fieles de todas clases y estratos sociales. La Basílica recibe a casi 3 millones de personas los días 11 y 12 de diciembre. A la Virgen se le relaciona con la diosa mexica Cihuacoatl, también llamada Tonantzin (Nuestra Madre), deidad protectora que tenía su templo en el Cerro del Tepeyac (donde actualmente se encuentra la Basílica de Guadalupe) y que era ampliamente venerada por el pueblo mexica y por otras naciones del mundo prehispánico.

San Judas Tadeo

El culto a San Judas Tadeo, conocido también como el hermano de Jesús, se ha convertido en el de segunda importancia en México. Es adorado en el Templo de San Hipólito, construido para conmemorar la caída de Tenochtitlán.

Es el patrono de los casos difíciles y actualmente ha proliferado el fervor entre los jóvenes, en algunos casos por moda, y en otros como una búsqueda de esperanza. A su fiesta acuden miles de personas de todas edades y condiciones sociales los días 28 de cada mes, y como fecha oficial el 28 de octubre.

Jesucristo

Uno de los dioses más importantes del México prehispánico es Quetzalcóatl o Serpiente Emplumada, el cual se decía tenía la figura de un hombre blanco y barbado. Esta imagen es con la que la Iglesia Católica representa a Cristo. Otras fuentes hablan de un personaje llamado Ce Acatl Topiltzin Quetzalcóatl, último rey de Tollan o Toilan, a quien algunos expertos identifican como Tula, hijo de una mujer virgen llamada Chimalma y del dios Mixtocóatl. Estas grandes similitudes con el mito cristiano ayudaron a la fusión de ambos cultos.

Hoy en día, durante los festejos de Semana Santa en la delegación de Iztapalapa de la Ciudad de México se lleva a cabo una de las más grandes representaciones del viacrucis, a la que se calcula cada año asisten aproximadamente un millón y medio de personas. Muchos cargan cruces, van descalzos y caracterizados como Cristo recorriendo las calles hasta llegar al Cerro de la Estrella, ya sea que estén cumpliendo una manda o simplemente como una demostración de fe.

La Santa Muerte

Otro culto muy difundido es el de la Santa Muerte, el cual no es reconocido por la Iglesia Católica y al que se le ha colocado el estigma de diabólico, cuando en realidad es muy antiguo en México y Latinoamérica. Parece ser más la superposición moderna del culto a los dioses mexicas Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, señor y señora del Mictlán (lugar de los muertos) quienes eran adorados los días 1 y 2 de noviembre, fecha que se corresponde con la fiesta del Día de muertos que se celebra actualmente en todo México.

Este artículo llegó a nosotros a través de la convocatoria Las Nuevas Voces del Periodismo. Consulta las bases acá.