Cómo es tener un hijo antes de los 30

Dile adiós a las borracheras diarias y dale la bienvenida a levantarte a media madrugada para calmar el llanto de tu bebé.

|
02 Agosto 2016, 3:00pm

Ser padre o madre no es para cualquiera. Es un trabajo a tiempo completo, no es uno en el que un día puedes mandar todo a la chingada y renunciar. Dile adiós a las borracheras diarias y dale la bienvenida a levantarte a media madrugada para calmar el llanto de tu bebé. Algunos sienten miedo de serlo y entre las razones más comunes están algunas como: "¿Si no tengo dinero para pagarme unas cervezas el fin de semana, cómo voy a mantener a un hijo?", "Me da asco cambiar un pañal" o "Me aterra pensar en dedicar mis mejores años a una persona que no sea yo misma".

Es válido, nadie está obligado a tener un hijo. Es una decisión muy personal que en un caso ideal se debería tomar con bastante madurez. A ciencia cierta no hay una edad perfecta para tener hijos y a veces vienen no planificados por culpa de ese condón roto de la vez que estabas muy ebrio después de un concierto. Estas cosas pasan y nadie está listo para ser padre hasta que le toca.

Según un estudio, 60 millones de millennials tan sólo en EU serán padres en la próxima década. El estudio también reveló que los padres millennials están caracterizados por el deseo de sencillamente ser un "buen padre". Esto significa estar ahí para tu familia y colocar sus necesidades antes que las tuyas.

Platicamos con algunos jóvenes que se hicieron padres y madres antes de los 30 sobre sus miedos, la economía y cómo han cambiado sus vidas después de un bebé.

PATRICIA PADILLA, 26 AÑOS

VICE: ¿A qué edad fuiste mamá?
Patricia: Me hice mamá a los 20 años.

¿Qué ha sido lo más difícil hasta ahora de ser madre joven?
Sobre las dificultades cualquier madre podría extenderse. Creo que para nosotros, los padres millennials, una de las dificultades más grandes es vivir en una época que tiene como característica un cambio en el estilo de crianza, es decir, luchar contra un paradigma cultural de lo que significa ser madre.

La generación anterior fue de padres controladores, amenazantes e intimidantes. Ellos no vacilaban en golpearte con un zapato si te portabas mal o darte una mirada que te hacía temblar.

Los padres de esta generación tenemos que lidiar con la presión de ser los mejores, en una época donde el niño es mucho más respetado y eso de los golpes a tus hijos ya no es bien visto. Que no se nos ocurra agarrar al niño fuerte por el brazo si te arma la pataleta en el centro comercial porque todos te miran como el "inhumano".

Por otro lado, está la lucha con los que siempre creen que van a saber más que tú. Esos refranes comunes de abuela, por ejemplo: "Si tu hijo se golpeó la rodilla ponle mantequilla con sal, eso le baja la hinchazón", y cosas así. A veces te dan ganas de gritarles: "¡Déjame ser mamá y equivocarme!"

Ahora, no sólo somos una nueva generación de padres, sino también nuestros hijos son distintos a como nosotros éramos de chicos. Los niños de hoy nacen seleccionando el playlist de canciones de cuna, viven en un mundo virtual que hace cada vez más duro mantener una relación real y cálida con ellos.

¿Sigues con el padre de tu hija?
No, nos separamos dos años después de tenerla. La relación nunca fue tan buena. Lamentablemente en esta época es bastante común ser padre o madre soltera, lo cual considero bastante sano si estabas en una relación tóxica que pudiese afectar el ambiente donde crece el niño.

Tomamos la decisión de separarnos por el bien de nuestra hija y el nuestro. Él no está muy presente, pero yo jamás le hablo mal a mi hija sobre su papá.

Tampoco trato de ocupar su lugar, como lo hacen muchas madres, que orgullosamente se llaman "madre y padre" sin saber el daño que esto les puede causar a su hijo en el futuro, pueden desarrollar un rencor inexplicable.

¿Ser mamá ha afectado tu vida social?
Diría que no la ha afectado, más bien la ha modificado. Algo que claramente va a suceder con la llegada de tu hijo, a menos que no lo quieras.

Yo dejé los estudios por un año. Fue el tiempo que consideré prudente para dedicarme a la crianza.

Obviamente abandoné las fiestecitas del fin de semana, pero si llego a salir, lo hago teniendo bien claro que a las 7:30AM tengo en mi cama a mi hija despertándome y preguntando: "¿Sigues dormida, mami?" Los viajes inesperados quedaron cancelados, ya que ahora tienes que pensar en cargar con mochilas extras, pendiente que no se te quede el bloqueador solar para tu hijo, la ropa de frío, la medicina, los snacks, los juguetes y otras cosas.

Antes viajabas con solo tu mochila y listo, ahora necesitas meter al menos tres maletas y el coche si es necesario, para un viaje de sólo dos días. Y eso de gastarte el sueldo en tu perfume preferido, alcohol o peluquería, ya no es cosa de cada mes porque ahora estoy dedicada a que a mi hija no le falte nada y ahorrar lo más que pueda para cualquier emergencia con ella.

Y tu trabajo, ¿lo ha afectado?
No diría que ha afectado el trabajo, a menos que sea por las veces que tuve que ausentarme porque me llamen de la escuela y me digan: "Tu hija está aquí con fiebre, ven a buscarla". Entonces te toca dejar todo botado y reorganizar después como se pueda lo pendiente.

Definitivamente sí ha afectado mi salario, ni con todas las lecciones de magia que te pudo haber dado el mismo David Copperfield te alcanza el dinero ya que todo está muy costoso.

¿Cómo es tu vida amorosa?
Después de tener un hijo, decir que eres madre va en tu carta de presentación. Es algo que definitivamente se tiene que asomar lo más pronto posible cuando consideras estar con alguien como pareja. A menos que sea algo de una noche, por ejemplo.

Después de terminar la relación con el papá de mi hija he tenidos tres relaciones más en las que creo que he encontrado el equilibrio entre estar con mi hija y estar con mi pareja.

¿Cómo reaccionan cuando saben que tienes una hija?
He tenido la suerte de juntarme con personas que se llevan bien con los niños en general, y han respetado mucho a mi hija y mi tiempo con ella.

Han sido muy flexibles e incluso han podido cambiar su estilo de vida para incluir a la niña.

Y si hay alguna persona a la que le afecte que tenga una hija, es definitivamente alguien con la que no voy a tener una relación.

¿Te arrepientes de haberla tenido a los 20 años?
Creo que no ha habido un día más significativo para mí que en el que cambié una cartera por una pañalera, dejé de escuchar a Pink Floyd para que sonara música que le agrada a mi hija y en mi TV dejé de grabar Breaking Bad para grabar Steven Universe (que también veo con ella). Y toda esa serie de nuevos eventos que se van dando a medida que mi hija va creciendo.

Quizás me hubiera gustado estar un poco más madura, pero creo que todo pasó en el momento perfecto.

En estos momentos, por una condición médica, es muy probable que no pueda tener más hijos. Así que creo que todo ocurrió en el momento indicado.

Así la hubiese tenido seis años después habría cometido los mismos errores, porque lo que sé de ser mamá, lo aprendí con mi hija y estoy infinitamente agradecida con ella. No por hacerme mejor mamá, sino por hacerme mejor persona.

Esto es muy cliché, pero es muy cierto: No hay nada que te inspire más a hacer las cosas bien que tener un hijo.

RENI ARIAS, 29 AÑOS

VICE: ¿A qué edad fuiste papá?
Reni Arias: Tomando en cuenta desde el momento que me enteré, a los 27.

¿Qué es lo que más te ha costado de ser padre?
Entre el arsenal de dichos y mitos que he escuchado, el refrán que más me ha impactado es: "Hijos pequeños, problemas pequeños. Hijos grandes, problemas grandes".

Hasta ahora no siento que nada ha sido tan difícil en la faena de padre, sobre todo porque mi hashtag mental es que toda la vida había querido tener una hija. Me parece que en el día a día haber siempre anhelado tener hijos te ayuda con la idea de sobrellevar el batazo en la nariz que implica cambiar un pañal o el tener que despertarte mil veces a media noche a ver si respira bien, mi hija a veces hasta se ríe dormida.

Para mí lo difícil en ocasiones es ponerme de acuerdo con mi esposa, desde qué ropa comprarle, hasta otros temas como el bautismo. Llegar a un consenso no siempre se puede.

¿Cómo ha sido la relación con tu esposa después de tener una hija?
Yo hice hasta lo imposible para que mi esposa no sufriera con los cambios en su cuerpo debido al embarazo y eso no afectara nuestra relación. La fotografía me ayudó a decirle lo bella que la veían mis ojos para hacerla sentir más segura con todo el proceso.

Lo que siento que más afecta nuestra relación amorosa es el tema de compartir la recámara y el auto. Cuando me toca manejar y ella va en el asiento de atrás con la bebé, me aburro por estar solo adelante. Si el viaje es largo me duele el cuello de tanto voltear y gritar, y ni hablar de la radio, lo cambio todo cada dos segundos. "Bájale un poco, que cuando voy detrás con la bebe me mareo". Cosas por el estilo me dan dolor de cabeza.

El tema de la recámara es: "Calladito porque despiertas a la bebé" o "no prendas la luz". Y si te golpeas un dedo con la puerta tienes que tragarte ese grito o eres hombre muerto. Compartir el cuarto con tu hija atenúa todo: discusiones, carcajadas, todo. La experiencia fortalece y hace todo más emotivo y mucho más sentimental.

Hace poco que salimos a cenar, dejamos a mi hija con mi mamá y antes que nos sirvieran la comida mi mamá llamó porque la bebé no se calmaba y que iba a llamar a emergencia. Las noches de fiesta, baile y vodka hasta la madrugada se suspenden. Por ese lado si existe un luto raro como pareja, pero nada que lamentar ya que hay cosas más importantes que eso.

¿Sientes que la tuviste a la edad correcta?
El problema no es mi edad, creo que hubiese preferido más es ser papá en otra época. Una época tan difícil como la de ahorita en la que comprar una casa o pagar la escuela de mi hija no me haga tener pesadillas. Trato de no desesperarme y no renunciar a mis sueños. Todo está feo actualmente, pero hay que darle.

Entonces tu problema con ser padre joven es la economía y los gastos.
Sí. Creo que para muchos en mi generación lo es. Ser papá ha afectado la forma en que compro y gasto ya que tengo que solucionar para tres. Ni hablar de ahorrar.

Me ha tocado mudarme con mi familia más de seis veces desde que soy papá. Trato de comprarle sólo lo necesario porque no sé si me va a tocar irme del lugar.

Los procesos migratorios llevan su tiempo y hasta que no tengas documentos del país donde estás o no te termines de sentir a gusto, todo es incierto.

Mi hija nació en Italia en el 2015 y estando allá pensamos que haríamos nuestra vida ahí. Pero la situación tampoco está fácil en ese país y menos para los inmigrantes. Allá dejamos una cuna y otras cosas que no pudimos vender. Todo es ensayo y error y el tiempo es oro.

Muchos padres dicen que apenas tienen un hijo, les cambia la manera en la que ven el mundo. ¿Es tu caso?
Sí. Cuando eres padre te cuesta el doble juzgar, mentir, desconfiar, manipular, maldecir y hasta ser hipócrita. Ojo, no es imposible, sólo te cuesta el doble y si lo haces te sientes mal. Empiezas a conceder el beneficio de la duda al recién conocido. Además que si ere padres y además inmigrante como yo, todo lo que haces es para perseguir una estabilidad y al final tu vida social se termina convirtiendo en networking. Tu motor de vida termina siendo tu hija.

ANDREA FELIPE, 22 AÑOS

VICE: ¿Cómo son tus salidas de fiesta ahora que tienes una hija?
Andrea: Se han visto afectadas, obviamente. Ya no puedo salir tanto como antes y mucho menos si decidí darle Lactancia Materna Exclusiva (alimentación sin fórmulas). Pero claro que me doy mis gustitos y salgo, sólo es cuestión de dejarle el alimento congelado y dejarla a cargo de una persona de confianza que la cuide por ese tiempo.

De todas maneras, soy de esas que no les gusta dejar mucho tiempo a la bebé con otra persona, ya que la empiezo a extrañar. Si sé que estaré bastante tiempo en un lugar y éste se presta para llevarme a la bebé, me la llevo.

¿A qué edad tuviste a tu hija?
A los 21 años. No me arrepiento ya que las cosas suceden por algo. Siempre trato de verle el lado positivo a todo. Me parece que a esta edad podré disfrutar mucho más ser mamá, porque cualquier aventura o meta que quiera realizar de ahora en adelante podré hacerlo de la manera más divertida junto a mi hija. De alguna u otra manera, siento que ella hará que todo sea más alegre y placentero

¿Cómo es la relación con el padre de tu hija? ¿Se ha visto afectada?
Sigo con él y todo va muy bien. Por supuesto que conlleva más responsabilidades y menos tiempo para los dos, pero comprendemos y asumimos eso, de igual manera nos encanta pasar el mayor tiempo posible junto a ella. Cuando llega el momento de querer disfrutar un tiempo los dos solos, dejamos a la bebé con alguien de confianza y nos damos el gustito.

¿Qué es lo más difícil que te ha tocado vivir siendo madre?
Podría decir que lo único difícil hasta ahora ha sido el tema económico. Grandes gastos en medicinas, consultas pediátricas, pañales, etc. Cualquier otra tarea que conlleve ser madre como lo es madrugar, amamantar y dedicar gran parte de tu energía a lo largo del día a la bebé, la tomo de manera muy positiva.

¿A qué te dedicas? ¿Cómo mezclas tu trabajo con ser madre?
Trabajo como Community Manager freelance y como Staff de protocolo de eventos. Ambos trabajos poseen un horario bastante flexible. Es cuestión de organizarse.

VERÓNICA DÁVILA, 27 AÑOS

VICE: ¿Planificaste tener hijos joven?
Verónica: Mis dos hijos fueron planificados, ya que mi esposo y yo decidimos tenerlos jóvenes para poder disfrutarlos y gozarlos por mucho tiempo. De verdad no me arrepiento, pienso que los tuve a muy buena edad, ya que aún soy joven y tengo paciencia y agilidad para jugar o divertirme con mis hijos. Son la mayor bendición que la vida me pudo dar, tengo una familia muy hermosa y amorosa.

¿A qué edad tuviste a cada uno de tus hijos?
Mi primer bebé lo tuve a los 25 años y la segunda a los 27 años, acaba de nacer.

¿Cómo llevas tu trabajo con dos hijos que criar?
Bueno, en mi caso no me afecta porque trabajo desde casa. Soy contadora pública y ejerzo a libre ejercicio de la profesión.

¿Y tu vida social se ha visto afectada por tus hijos?
Rotundamente no. También cabe destacar que la mayoría de mis amigos ya son padres y eso también ayuda, puedes reunirte en algún lugar sin ninguna dificultad. Si no siempre hay una tía alcahueta que lo cuida para que puedas salir y distraerte un rato, sino las reuniones caseras son la mejor opción.

¿Qué dirías que ha sido lo más difícil de tener dos hijos?
Lo más difícil ha sido cuando los dos están enfermos; como madre es desesperante. A la hora de una fiebre o una tos muy fuerte quisieras que las enfermedades te dieran a ti y no a ellos que son tan pequeños e indefensos.

Las demás situaciones como educación o comportamiento, alimentación, que hablen, caminen, etc. Se logran con paciencia... pero son dificultades que se pueden superar.

GERARDO ANGULO, 27 AÑOS

VICE: ¿Qué es lo más difícil de ser un padre joven en el 2016?
Gerardo: Bueno, tengo una anécdota graciosa: Es difícil cuando tu hija se ducha contigo y quiere saber qué es tu pene. Confieso que me quedé mudo.

¿Y la madre? ¿Sigues con ella?
No.

¿Cómo es tu vida amorosa como padre soltero?
En realidad ha venido mejorando poco a poco con el pasar del tiempo, ya que al principio eran un poco confusas mis relaciones. Aprendí a darle más calidad al tiempo de compartir con mi hija.

¿Cómo reaccionan tus parejas al saber que tienes una hija?
Bien. Cuando mi hija nació salí con una persona que no le gustaba la idea de que yo tuviese una hija siendo joven.

¿Y tu vida social? ¿Sigue siendo la misma que cuando no eras padre?
Bueno, sigo saliendo. Ella duerme conmigo los fines de semana, pero si tengo algún compromiso salgo sin problemas. Ya está grande, puede dormir solita.

¿Afecta en tu trabajo el tener una hija?
No, ya que trabajo freelance.

¿Sientes que la tuviste a la edad indicada?
La verdad es que la edad no tiene que ver en eso de si estás listo o no para tener un hijo. Gracias a tener una hija he aprendido muchísimas cosas, y siempre vas a recibir ayuda, apoyo, y preparación.

Lo único que recomendaría es tratar de tener un hijo con la persona indicada, que tengan una relación sincera y una situación económica estable. Así vas a poder brindarle un buen ambiente familiar para el sano crecimiento emocional de tu hija o hijo.

¿Afectó tu bolsillo?
Claro, pero lo más difícil creo que ya pasó, la edad de los pañales y consultas médicas constantes y eso.

@diegoaurdaneta