Publicidad
Sexo

Conoce a Micha, el hombre del pene gigante

En este documental conocemos a Micha, un berlinés que se ha inyectado tanta silicona en el pene y el escroto que ahora su miembro pesa más de tres kilos, y exploramos este fenómeno masivo del que poco se habla.

por Staff de VICE
23 Diciembre 2015, 12:00am

Para activar los subtítulos en español da click en el ícono CC del reproductor.

Puede que al ver las palabras "agrandamiento de pene", lo primero que nos pasa por la cabeza son todos esos mails de spam que de vez en cuando se nos cuelan en el buzón de entrada, pero esta práctica es un fenómeno real. De hecho, las bombas de succión para agrandar el pene están entre los productos más vendidos en las sex shops. Asimismo, hay cirujanos plásticos que ofrecen entre sus servicios operaciones para agrandar el pene y enfermeras tituladas que también lo hacen mediante inyecciones de solución salina. Todos estos métodos son relativamente inocuos si los comparamos con la práctica más extrema: el agrandamiento permanente mediante inyecciones de silicona líquida. Este procedimiento, ilegal y muy cuestionable desde el punto de vista médico, permite a quien lo solicita cumplir con su deseo de tener un enorme pene de tres kilos y medio.

En este documental conocemos a Micha, de Berlín, quien hace unos años tomó la decisión de someterse a esta intervención irreversible. Lo acompañamos en un día normal y visitamos con él el Folsom Europe, la versión berlinesa de la popular fiesta leather gay de San Francisco, en la que Micha muestra sus atributos con tímido orgullo. Asimismo, hablamos de los peligros de esta operación con el reconocido urólogo y cirujano plástico Aref El-Seweifi y echamos un vistazo a la trastienda de la tienda en línea Dildoking, que vende varios miles de bombas de succión para agrandar el pene cada mes. La dominatrix y enfermera Eve Dynamite nos cuenta por qué los hombres acuden a ella para que les inyecte líquido en el pene y el escroto y obtener así un aumento de tamaño temporal.

Exploramos este fenómeno masivo del que poco se habla, analizamos los riesgos que conllevan los implantes extremos y hablamos sobre los cánones estéticos y los principios éticos relacionados con esa práctica y sobre por qué los aumentos de pecho se consideran normales mientras que su equivalente en los genitales masculinos es objeto de un documental.