Publicidad
Salud

Científicos realizaron un estudio del Oktoberfest porque ya nada es sagrado

Y encontraron cosas malas sobre tanta bebedera.

por Jesse Hicks; traducido por Daniela Silva
27 Abril 2017, 9:40pm

Hoy tenemos malas noticias para los que les gusta beber. Es posible que ya hayas leído que el consumo moderado de alcohol está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero eso no significa que tomarte una chela al día te va a curar como por arte de magia, tomar sí tiene consecuencias negativas para la salud. Ahora, un estudio nuevo sugiere que existe un tipo diferente de riesgo cardíaco: entre más alcohol te tomes en una sentada, mayor es la probabilidad de que desarrolles ritmos cardíacos anormales. Esos latidos irregulares (llamados arritmias cardiacas) te pueden provocar problemas graves a largo plazo, como insuficiencia cardíaca y hasta un infarto.

Para descubrir la conexión, los investigadores siguieron a los bebedores de cerveza en el Oktoberfest de Munich porque ya no hay respeto. Sin embargo, dejando de lado la cuestión de ensuciar un festival de cerveza con ciencia deficiente, el estudio tenía un objetivo importante. El consumo intensivo de alcohol durante un corto período de tiempo se asoció con arritmias cardiacas temporales, incluso en personas sin antecedentes de problemas cardíacos. Es un fenómeno conocido como "síndrome del corazón de vacaciones", pero no se ha estudiado lo suficiente. La mayoría de este tipo de estudios se realizan de forma retrospectiva; es decir, los investigadores le piden a la gente que se acuerde de la cantidad de alcohol que consumió.


Relacionados: Estas personas tienen los corazones más saludables del mundo


Para este trabajo, en 2015 los investigadores reclutaron a 3,028 personas del Oktoberfest y los siguieron mientras bebían durante el festival de 16 días. Rastrearon la actividad cardiaca a través de grabaciones de electrocardiograma (ECG) realizadas en un dispositivo para teléfonos inteligentes, y también utilizaron un alcoholímetro para ver las concentraciones de alcohol en sangre. La mayoría de los participantes estaban sanos; no eran bebedores crónicos, y su edad promedio era de 35 años.

Los resultados fueron significativos. Entre la población en general, la prevalencia de arritmias cardíacas está entre 1 y 4 por ciento, pero los investigadores encontraron que el 30,5 por ciento de los participantes del estudio tenían ritmos anormales. También observaron que por cada gramo de alcohol en un litro de sangre, la probabilidad de una arritmia cardíaca aumentaba un 75 por ciento. Investigaciones anteriores habían mostrado una tasa ligeramente superior de arritmias entre los bebedores crónicos, pero este es el primer estudio con potencial para ver los impactos en las personas que beben mucho en una sentada, y demostró un efecto notable.

Entonces, ¿esto significa que la borrachera te puede provocar un infarto? Los investigadores sospechan que las arritmias que observaron fueron temporales; una vez que la gente volvió a estar sobria, sus corazones volvían a latir normalmente. Por supuesto, esto también se tiene que investigar más a fondo, puesto que los participantes no fueron supervisados después de que se fueron del festival. Los investigadores notaron que las personas con cardiopatía podrían tener latidos cardíacos anormales persistentes después de beber.


Relacionados: Hablamos con una experta sobre los efectos de nuestro consumo de cerveza


El estudio sugiere un vínculo importante entre el consumo de alcohol y el corazón. "Nuestro estudio ayudará a los clínicos y a los investigadores a entender mejor la fisiología desordenada asociada con la condición y sembramos las bases para futuras investigaciones sobre el tema", Moritz Sinner, profesor asistente de medicina en el Hospital Universitario de Múnich y uno de los líderes del estudio, dijo en un comunicado.

Ya tienes tema de conversación para la próxima vez que tú y tus amigos vayan a aprovechar la hora feliz.