Publicidad
ESPAÑA

Una decena de menores internados ilegalmente en Centros de Internamiento para Extranjeros

Desde 2013 en España se han documentado 10 casos de menores en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) en España. Algunos son liberados tras la denuncia de las ONG pero otros son deportados ilegalmente.

por Beatriz Lucas
02 Junio 2015, 10:40am

Imagen por Lali Sandiumenge

"Tenéis que venir a ver esto. Hay un niño aquí encerrado con nosotros, como un interno más". Esa llamada de teléfono realizada por los reclusos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche (Madrid) puso en alerta a las voluntarias de SOS Racismo hace una semana.

"Fuimos a visitarle y era muy evidente que se trataba de un niño. En el CIE había mucho revuelo entre los internos porque se veía claramente que era un menor. Llevaba allí casi dos semanas cuando le localizamos. Le explicamos cuáles eran sus alternativas y pusimos el caso en conocimiento del Juzgado de Control de los CIE y del Defensor del Pueblo", explica Clara García, voluntaria del grupo de visitas a los CIE de SOS Racismo Madrid.

El chico, marroquí, y que asegura que tiene 15 años, llevaba internado desde el 13 de mayo, según un portavoz de la policía y pasó dos semanas internado como un interno más.

Centros de Internamiento para Extranjeros en España: insalubridad, enfermedad y maltrato. Leer más aquí.

La versión policial

Según explicó un portavoz de Policía Nacional, el joven había llegado procedente de Andalucía, donde la subdelegación del gobierno de Jaén había dictado una orden de expulsión contra él. Y tanto su detención como su liberación había sido decretadas por un juez de Jaén.

La policía asegura que, según la documentación del joven, cuando llegó al CIE de Aluche su fecha de nacimiento era el 13/3/1997 y el chico había cumplido los 18 años el pasado 13 de marzo. Un portavoz policial explicó a VICE News que esa misma información consta en el informe de la Consejería Andaluza de Igualdad y Bienestar Social, aunque esta entidad no pudo confirmar ayer esta versión a VICE News. "El chico solicitó un habeas corpus ante el juez argumentando que era menor de edad y éste se lo denegó por considerarle mayor de edad", explican desde la Policía Nacional.

Sin embargo, tras la denuncia realizada por SOS Racismo ante el Juzgado y el Defensor del Pueblo, el chico fue liberado muy poco tiempo después y según asegura SOS Racismo fue puesto a cargo de la red de protección del Menor que en este caso recaería en la Comunidad de Madrid. VICE News no pudo confirmar este dato con la Consejería de Bienestar Social, de quien depende el Instituto del Menor, que se negó a facilitar esa información.

Lo que no logra explicar la Policía es cómo es posible que la Comunidad de Madrid asuma bajo su tutela a un menor de edad que, según los datos policiales, no lo es. E insisten en que el chico no fue liberado por ser menor de edad, sino que el juez lo puso en libertad para que acudiera a un juicio por causas pendientes.

'En este sistema prima la condición de extranjero antes que la de menor'.

La voluntaria de SOS Racismo mantiene que el chico es menor, aunque no facilita ninguna prueba que lo acredite, y que su historia sólo es una más de las cerca de una decena de niños que han permanecido ilegalmente en los CIE en los últimos dos años, según los informes de diversas organizaciones que visitan a los internos de estos centros.

"Que se encierre a un niño en una cárcel racista como esta vuelve a poner de manifiesto que el Estado incumple su compromiso de protección a la infancia y vulnera los derechos fundamentales en estos centros", denuncia SOS Racismo en su comunicado en el que exigen el cierre de estos centros por tratarse de espacios de "discriminación, castigo, control y represión" de las personas que se ven obligadas a estar en situación irregular.

Y añaden: "Estos centros provocan daño y sufrimiento que, en el caso de los niños, es especialmente pernicioso ya que demuestra que en este sistema prima la condición de extranjero antes que la de menor", explica Clara García.

Identificaciones cuestionadas

Al tratarse de un menor los detalles de cómo un niño pudo acabar en el CIE no han trascendido, aunque según explican a VICE News en la Fiscalía de Menores en otros casos de internamientos de menores lo que ha ocurrido es que se realizó una identificación errónea. "A veces llegan varias pateras a la vez y en la avalancha de gente las identificaciones no son las más adecuadas", explica un portavoz.

Según la Fiscalía, en casos en los que se alerta de la posible presencia de un menor existen tres maneras de comprobar si lo es: primero la documentación, si el pasaporte le identifica como un menor, y no hay indicios para pensar que ha sido falsificado, no es necesaria ninguna demostración adicional. 

Además, se le puede hacer una exploración física en la que a veces se evidencia la edad del menor en función de su desarrollo físico. La tercera prueba son dos radiografía tanto de la muñeca como de la mandíbula. "Con estas pruebas forenses se puede determinar su edad con un margen de error de dos años", explican desde Fiscalía.

Pero un informe del Defensor del Pueblo sobre estas identificaciones alertaba de fallos en el sistema. Clara García, de SOS Racismo asegura, sin embargo, que el encierro del supuesto menor demuestra que las pruebas de determinación de edad realizadas previamente al internamiento son ineficaces. "Estas prácticas tienen un margen de error de hasta cuatro años y ya han sido denunciadas por el Defensor del Pueblo y varias organizaciones", asegura esta voluntaria.

Por último recuerda que "con el internamiento de este niño" se han incumplido varias leyes: "El Estado incumple su obligación de protección de la infancia así como su deber y compromisos adquiridos en la Convención sobre los Derechos del Niño de actuar en base al interés superior del menor, respetando el principio de no discriminación, garantizando el derecho a tener un desarrollo adecuado y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta", concluye.

Más de diez menores localizados en el CIE de Aluche en dos años

No sería esta la primera vez que se interna a un menor en un CIE. En noviembre pasado en Valencia se juzgó a un policía del CIE de Zapadores por la agresión a cuatro menores argelinos que estaban internos en el CIE y que fueron expulsados a pesar de su edad.

También los informes de las organizaciones que visitan a los internos en los CIE denuncian la presencia de menores: más de una decena en los últimos dos años. La mayoría son liberados tras la mediación del Defensor del Pueblo, o los Juzgados de Control, pero otros, como en el caso de Zapadores, son deportados ilegalmente.

En el informe de 2014 de Pueblos Unidos detectaron 4 menores, 2 de ellos fueron liberados tras demostrarse el error.

La asociación de amigos del Pueblo Africano Karibú denunciaba en su informe de 2013 que habían detectado otros 4 internos que afirmaban ser menores de edad. "También entre los subsaharianos recién llegados podemos encontrar algunos menores que afirman ser mayores de edad con el fin de ser trasladados rápidamente a la península. Una vez en el CIE, si la persona voluntaria tiene sospechas sobre la edad, se solicita una prueba de edad y un informe a la fiscalía de menores, con el fin de que el menor quede bajo tutela de la Administración", explican. También SOS Racismo detectó otros dos menores en sus visitas de 2013.

Aunque no están del todo claras las circunstancias del último de estos casos denunciado por SOS Racismo, su historia ha servido a esta organización para denunciar, una vez más, que las identificaciones de internos no se hacen de la manera más adecuada. "El sistema está fallando cuando tenemos más de una decena de casos documentados de niños que pasaron por estas cárceles de forma ilegal. Son menores que deberían estar bajo la protección del Estado que les acaba tratando como delincuentes", concluye García.

Sigue a Beatriz Lucas en twitter: @beitalucas

Tagged:
VICE News
Política
Europa
Derechos Humanos
Amnistía Internacional
Zona Franca
sos racismo
Defensor del pueblo
cię
centro de detención
aluche
asociación de amigos del pueblo africano karibú
centros de internamiento para extranejros
derchos del menor