Creators

Esto pasa cuando fotógrafos profesionales usan cámaras desechables

La exposición '27 Frames' devuelve la fotografía a su estado más puro.

por Hans Aschim
13 Enero 2017, 6:39pm

Cuando las imperfecciones crean la foto. Créditos: Meg Haywood Sullivan.

Escenas de viajes al lado de carreteras polvorientas, gente en la playa luciendo bikini y paisajes espectaculares, son solo algunos ejemplos de lo que podemos ver en las fotos de esta nueva exposición colectiva. Las imágenes están marcadas por chorros de luces errantes, muchas aparecen desenfocadas y la composición nunca es del todo perfecta, pero todo eso forma parte de su atractivo y hace que la exposición sea tan memorable. Harto de ver cuentas de Instagram repletas de imágenes altamente retocadas, Matt Titone, socio fundador de la agencia creativa angelina ITAL/C, se dispuso a devolver al espontaneidad a la fotografía.

Envió una cámara desechable a algunos de sus artistas favoritos sin darles ningún tipo de instrucción, y los resultados eclécticos pueden verse en 27 Frames, una exposición presentada en la galería Think Tank de LA.

27-Frames-Matt-Titone-1.jpg

Impresiones sobre impresiones sobre impresiones… Créditos: Matt Titone

"Hoy en día estamos todos muy acostumbrados a la gratificación instantánea y a las fotos digitales perfectamente pulidas, así que pensamos que sería divertido ver qué fotos podrían hacer fotógrafos profesionales con las cámaras más baratas y escuchar las historias detrás de su proceso", dice Titone a The Creators Project. "Los resultados son verdaderamente interesantes y ha habido muchas sorpresas para todo aquel que ha participado."

Indoek-27-Frames-Read-McKendree.jpg

Luz divina en el skatepark. Créditos: Read McKendree

Una de las sorpresas llega de la mano del fotógrafo Chris Burkard que se dedica a la fotografía comercial y de deportes y trabaja para clientes tan dispares como revistas de surf y marcas como Apple y Toyota. A Burkard, meter la cámara de plástico en su mochila junto con su equipamiento digital de última generación le permitió acercarse más a sus sujetos y a su arte.

"Me hace recordar que la experiencia siempre debería ir por delante", dice Burkard. "Simpre deberíamos tratar cada cosa como si tuviéramos una cantidad limitada de fotos, porque si disparamos inconscientemente nos cargamos el arte".

Indoek-27-Frames-Chris-Burkard-1.jpg

Vista icónica a través de una nueva lente. Créditos: Chris Burkard

Indoek-27-Frames-Mark-McInnis-1.jpg

El tiempo para uno mismo siempre está fuera del calendario. Créditos: Mark McInnis

Las cámaras desechables hacen que la fotografía sea mucho más sencilla. No permiten regular la exposición, el foco o cualquier otro parámetro que estamos acostumbrados a regular y, sobre todo, no nos ofrecen una pantalla para ver nuestras imágenes y añadir filtros.

Burkard explica que no llevó la cámara a revelar, sino que la devolvió y le mostraron las fotos unos meses después: "Fue como un regalo de Navidad, tuve esa sensación de nostalgia que no había sentido en mucho tiempo".

27Frames-Disposable-Camera-Titone.jpg

Apunta y dispara. Créditos: Matt Titone

Indoek-27-Frames-Rob-Kulisek.jpg

Dejando que la luz haga el trabajo pesado. Créditos: Rob Kulisek

Aunque Burkard suele trabajar con equipamiento digital, otros fotógrafos confían más en la fotografía analógica para su trabajo profesional. Es el caso de la fotógrafa de Santa Barbara Will Adler, conocida por sus fotos de la cultura de playa de California. "Con esta cámara la atención estaba más en qué iba a fotografiar en lugar de en cómo iba a hacerlo", explica Adler.

Indoek-27-Frames-Will-Adler.jpg

Shombras. Créditos: Will Adler

Indoek-27-Frames-Laura-Austin.jpg

Howling at the trees. Credit: Laura Austin

La exposición 27 Frames reúne 88 fotografías de 30 fotógrafos y puede verse en la galería Think Tank de LA.