Publicidad

La gente califica mejor la cerveza si piensan que está hecha por un hombre, según estudio

"Existe la suposición de que la cerveza artesanal, o cualquier coctel hecho por una mujer, no será tan bueno".

por Bettina Makalintal; traducido por Álvaro García
12 Abril 2019, 4:30pm

Foto: Chalffy/Getty Images

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

Hay una idea de que la cerveza artesanal está dominada por hombres, mayoritariamente barbados y con un gusto por los beanies y la franela a cuadros. De hecho, es un estereotipo parcialmente fundamentado: el año pasado, los hombres representaron cerca del 69 por ciento de los bebedores de cerveza artesanal, y aunque esta estadística está cambiando, las mujeres aún representan menos de un tercio de los trabajadores de cervecerías en Estados Unidos. Los últimos años podrían haber visto un rechazo al concepto de la "bebida femenina", pero persiste la idea de que los hombres saben de cerveza y las mujeres beben cocteles.

De acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Stanford, las personas tienden a pensar que los hombres hacen mejor la cerveza. Los investigadores pidieron a casi 300 participantes que calificaran una cerveza según su etiqueta. En una de las pruebas, la etiqueta decía que el nombre del maestro cervecero era Sarah, y mencionaba brevemente su carrera en dicho puesto; en otra, la etiqueta era la misma, excepto por el cambio en el nombre y el género del maestro cervecero. Los participantes calificaron mejor la cerveza cuando parecía estar hecha por David en lugar de Sarah.


Relacionados:


"Nuestra investigación sugiere que los clientes no valoran y están menos decididos a comprar productos tradicionalmente masculinos si creen que han sido fabricados por mujeres", dijo Shelley J. Correll, investigadora de la Universidad de Stanford, en un comunicado. "Existe la suposición de que la cerveza artesanal o cualquier coctel hecho por una mujer no será tan bueno".

Para identificar esos "productos tradicionalmente masculinos", los investigadores hicieron que los participantes calificaran los productos en una escala de "muy masculino" a "muy femenino", y encontraron que las herramientas de mano, las parrillas de los coches y otras autopartes eran los más masculinos, mientras que los tacones altos, la crema hidratante y la mezcla para hornear eran los más femeninos.

Los investigadores probaron la misma premisa, pero con una un bocadillo de tendencia femenina: una marca de cupcakes. Debido a que los participantes no los calificaron de manera muy diferente, los investigadores concluyeron que los productos hechos por mujeres podrían sufrir desventajas en la percepción general. "Hemos analizado la cerveza artesanal y los cupcakes, pero esto podría extenderse a cualquier tipo de producto, desde la investigación académica hasta el espíritu empresarial", aclaró Correll.

Sin embargo, cuando se trata de cerveza, los científicos encontraron una variable interesante: los premios. Si la etiqueta elaborada por mujeres afirmaba ser ganadora de un premio, las personas calificaban mejor la cerveza, pero este efecto no fue visible en la cerveza supuestamente elaborada por un hombre. También descubrieron que nada de esto aplicaba a las personas consideradas "snobs cerveceros", para quienes todas las cervezas tuvieron calificaciones bastante similares, ya que probablemente se centraron en características más específicas.

Tal vez es una buena razón para convertirse en el molesto y devoto fan de esas costosas IPAs de nicho, después de todo.