Publicidad
Tech by VICE

Toneladas de focas muertas están llegando al Ártico y nadie sabe por qué

Se han reportado docenas de cadáveres de focas en el norte de Alaska, algunas con signos de pérdida de cabello.

por Sarah Emerson; traducido por Daniela Silva
18 Junio 2019, 5:00pm

Una foca muerta encontrada cerca de Kotlik, Alaska. Imagen: Harold Okitkun

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Una misteriosa ola de muertes de focas en una costa de Alaska ha provocado una investigación federal.

Al menos 60 cadáveres de focas fueron descubiertos cerca de los mares de Bering y Chukchi en la costa occidental de Alaska, anunció el miércoles la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) en un comunicado de prensa.

La agencia recibió múltiples informes de focas muertas el lunes en Norton Sound, una entrada del Mar de Bering y un área de caza de subsistencia para comunidades indígenas. Un cazador de la ciudad local de Kotlik encontró 18 cadáveres a lo largo de 17 km de la costa, y "docenas" más en la bahía de la isla Stuart, dijo la NOAA.

Más al norte, un biólogo del Servicio de Parques Nacionales encontró seis focas muertas a lo largo de la costa de Chukchi entre el Aeropuerto de Kotzebue y Sadie Creek, agregó la NOAA. Los miembros del público también reportaron 30 cadáveres en la costa entre Kivalina y Point Hope.

A dead seal found on a beach near Kotzebue, Alaska.
Una foca muerta encontrada en una playa cerca de Kotzebue, Alaska. Imagen: Servicio de Parques Nacionales / Raime Fronstin

Estas muertes se produjeron después del descubrimiento de ocho focas muertas en la isla St. Lawrence en el mar de Bering a principios de mayo.

"Como recibimos la mayoría de nuestros informes de estas focas muertas el lunes, y están ubicadas en una región muy remota de Alaska, nuestros expertos en mamíferos marinos aún no han estado en el lugar donde se encuentran los cadáveres", le dijo un portavoz de la NOAA a Motherboard en un correo electrónico.

La agencia dijo que algunas de las focas mostraban pérdida de cabello, pero no está claro si esto fue un efecto de descomposición o una muda anormal.

“No sabemos qué causó la muerte de estas focas, ni hemos descartado nada. Estamos al principio de nuestra investigación”, agregó el portavoz.

La NOAA comparó estos síntomas con un evento que mató a 233 focas entre 2011 y 2016 en el norte de Alaska. Al menos 657 focas vivas y muertas se presentaron con pérdida de cabello y lesiones que en última instancia fueron atribuidas a una "anormalidad de la muda". La agencia lo declaró un evento de mortalidad inusual, definido como "un varamiento inesperado, lo cual implica una muerte significativa de cualquier población de mamíferos marinos, y exige una respuesta inmediata".

En ese momento, las comunidades costeras temían que pudieran propagarse enfermedades de las focas a los humanos. Pero la NOAA no encontró signos de infección, ni reportes de transferencia a humanos.

Las focas son un "recurso esencial para las comunidades nativas de Alaska" y "la seguridad alimentaria es una preocupación importante", señaló la agencia el miércoles. La NOAA dice que está trabajando con grupos locales y cazadores para abordar las preocupaciones sobre la contaminación, así como los informes de que las focas "están inusualmente delgadas este año".