Eminem abre un pop-up en Detroit

Mom's Spaghetti hace referencia al vómito del artista, pero la comida es todo menos desagradable.

por Nick Rose; traducido por Elvira Rosales
|
20 Diciembre 2017, 5:00pm

Foto vía usuario de Instagram junkfoodmom.

Las palabras "Mom's spaghetti" están grabadas para siempre en el imaginario colectivo de una generación, no por el espagueti de nuestras madres —bueno, no sé, tal vez—, sino por una referencia que una vez hizo Eminem sobre su propio vómito.

La frase inmortal "His palms are sweaty/ knees weak, arms are heavy / There's vomit on his sweater already, Mom's spaghetti" podemos escucharla en "Lose Yourself", el gran sencillo del soundtrack de su película 8 Mile (2000). Y desde entonces, quizá es lo único que ha sobrevivido de la película, disfrutando por completo su condición como meme. Ahora, se ha convertido en un restaurante eventual.

Según el Detroit News, anunciaron el "Mom's spaghetti" en el centro musical The Shelter en St. Andrew's Hall de Detroit este fin de semana, donde Jimmy "B-Rabbit" Smith, también conocido como Eminem, apareció para firmar autógrafos y promover su nuevo álbum Revival.

Los fanáticos pudieron disfrutar el Mom's spaghetti —bueno, contenedores para llevar llenos de espagueti y pan de ajo por 5 dólares— mientras veían y probaban las mercancías y escuchaban el nuevo álbum.


Relacionados: Según este estudio, la música de Taylor Swift hace que la comida china sepa mejor


Union Joints, la compañía que atendió el pop-up de Mom's Spaghetti, supuestamente utilizó "45 kilos de pasta en las primeras tres horas del evento", demostrando así que todavía existe un apetito por esta delicia de la cultura pop, pasando por alto el pequeño detalle de que la letra trata de... bueno, vómito.

"No hay nada mejor que un poco de espagueti para un día frío en Detroit y la gente lo está comiendo", dijo Curt Catallo de Union Joints al Detroit News. "Es lo mejor que ha olido el Shelter". Algunos asistentes esperaron más de una hora para probar el espagueti de mamá.

Por suerte, nadie vomitó en el ambiente tenso de una batalla freestyle contra Rabbit. Y tenemos más buenas noticias: si te perdiste el evento, hay muchas mamás allá afuera para organizar futuros pop-ups de espagueti.