VICE News

Expresidente de Yemen da la espalda a aliados, y luego es asesinado

Su muerte ha puesto fin a las esperanzas de un posible acuerdo de paz en la brutal guerra de tres años en el país, lo cual ha derivado en una grave crisis humanitaria.
AM
traducido por Adan Michel
05 Diciembre 2017, 3:32pm
Imagen vía Yahya Arhab/EPA

Ali Abdullah Saleh, expresidente de Yemen, fue asesinado por sus anteriores aliados del grupo insurgente de los hutíes en la capital del país este lunes, de acuerdo con información de ambos bandos en el conflicto.

El Ministerio del Interior, controlado por los hutíes, anunció la muerte de Saleh a través de un comunicado: “Las milicias traidoras han llegado a su fin y su líder ha sido asesinado”.

Fuentes cercanas a Saleh también confirmaron el fallecimiento a la cadena CNN y al canal Al Arabiya, informando que el expresidente había sido asesinado durante un choque con los combatientes hutíes en Saná, capital yemení.

Imágenes que aún no han sido confirmados circulan en las redes mostrando el supuesto cadáver de Saleh, con una herida grave en la cabeza, siendo trasladado con una sábana por hombres de la milicia que celebran mientras lo suben a un vehículo.


Relacionado: EEUU podría dejar de intervenir en el conflicto de Yemen.


La muerte de Saleh se da pocos días después de que él y sus partidarios se separaran de los hutíes, con quienes habían combatido durante años contra el presidente Abdrabbuh Mansour Hadi y sus fuerzas respaldadas por los saudíes.

Durante un discurso televisado el sábado, Saleh condenaba la “idiotez” de los hutíes por tantos años de guerra, mientras que ofrecía hacer las paces con la coalición liderada por Arabia Saudita a cambio de frenar los ataques y bloqueos contra Yemen.

Este mensaje, el cual fue bien recibido por Hadi y la coalición que lo apoya, parece haber sido la señal de un cambio en el conflicto.

Sin embargo, los hutíes respondieron furiosamente a la declaración de Saleh, lo que resultó en días de violentos choques entre quienes son leales al expresidente y los hutíes en Saná. Unas 125 personas fueron asesinadas y otras 238 resultaron heridas, de acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Imagen vía Yahya Arhab/EPA.

Antes de que los reportes de su muerte se dieran a conocer, los hutíes hicieron estallar la casa de Saleh.

Su muerte ha puesto fin a las esperanzas de un posible acuerdo de paz en la brutal guerra de tres años que ha derivado en la mayor crisis humanitaria del mundo.

Saleh había sido un personaje dominante en la política yemení durante décadas desde que tomó el poder gracias a un golpe militar para convertirse en presidente de Yemen del Norte en 1978. Cuando Yemen se unificó en 1990, se convirtió en el presidente de todo el país.

Saleh renunció en 2012 tras las protestas de la Primavera Árabe, pero volvió a emerger como una figura importante en la política tribal de Yemen al formar una alianza táctica con los hutíes después de que expulsaron a Hadi del país en 2014.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs