Ve en exclusiva 'La mano visible', cortometraje dirigido por Gael García Bernal

Platicamos con Gael García sobre el cortometraje que hizo para el Sundance Short Film Challenge sobre lo que hace la gente para evitar la pobreza extrema.

|
feb. 3 2015, 4:00pm

"La mano visible" aka The Invisible Hand | Sundance Short Film Challenge from Sundance Institute on Vimeo.

VICE: ¿Puedes platicarnos de este proyecto?
Gael García Bernal: Me llegó un mail de parte de la fundación Bill & Melinda Gates Foundation y el Sundance Institute Short Film Challenge para hacer una pequeña ficción. La idea era hacer un cortometraje pequeñito, con poco presupuesto, sincero y discreto sobre lo que hace la gente para evitar la pobreza extrema. La consigna me pareció muy interesante y algo completamente transversal. Cuando uno empieza a ponderar la pobreza extrema surgen un montón de vertientes.

¿Cuál fue la idea de tu historia?
Quise hacer algo sobre lo que hacen las personas para evitar la pobreza, y una de ellas es trabajar mucho. ¿Qué pasa con el trabajo en exceso y el estar ocupado siempre, generando dinero para poder estar al día? Se elimina mucha de la complejidad del ser humano, de la complejidad social, de las ambigüedades naturales del cotidiano y no te permite ser una persona completa.

Me daban ganas de ver lo que hacen las personas para que el trabajo o el intercambio tuviera una dimensión humana y que no sólo se convirtiera en una especie de intercambio mercantil completamente aislado donde el dinero es el único interlocutor entre las personas. Creo que eso es lo que hacen este tipo de redes de trueque. Hay varios tipos de organizaciones que hacen una especie de intercambio, que termina siendo una economía paralela o estructura pre sistema monetario, donde el trabajo consiste en dar para después recibir algo y no necesariamente dinero.

Es una experiencia más humana porque hay una intercambio y se llega a conocer a las personas. En cambio si ahora vas y compras un café, no vas a conocer a la persona que te vendió el café, porque el dinero es el único interlocutor ahí. De ahí venía la reflexión, lo que hacen las personas para evitar la pobreza extrema espiritual y en este caso la pobreza extrema humana.

El cortometraje tiene un tono agradable, te deja con un buen sabor de boca. Platícame un poco al respecto.
Ante la tragedia está el ambiente festivo también. Creo que el humor o esa pequeña luz que surge en situaciones fuertes reivindica el futuro que se viene.

¿Cómo te sentiste de volver a dirigir?
Me divierte mucho. Hace tres años que no dirigía. Mi último trabajo como director fue el documental de ¿Quién es Dayani Cristal?, pero bueno, un documental es muy distinto a una ficción. Me emocionó por ese lado. La experiencia total del cine es la dirección, me dan muchas ganas de seguir haciéndolo. Tengo una película que quiero hacer en algún momento, así que seguiré en esto.

Más VICE
Canales de VICE