Publicidad
Cultura

Éstas son algunas de las cosas que puedes hacer en Venezuela con el salario mínimo

Gracias al obsoleto modelo económico de nuestro gobierno, queridos amigos, en Venezuela ganamos la hermosa y suculenta cantidad de 0.32 centavos de dólar al día, más o menos. Para esto nos alcanza el dinero aquí.

por Diego Urdaneta; fotografías de María Villasmil
04 Febrero 2016, 4:00pm

Hace unos meses, Nicolás Maduro —heredero del comandante supremo/intergaláctico/súper saiyajin/maradoniano/bendito/Al–Caponeano y bendito Hugo Chávez— anunció con bombos y platillos el aumento del 30% del sueldo mínimo venezolano a 9.649 bolívares fuertes (Bs.F), que es igual a diez dólares norteamericanos, aproximadamente.

El caso es que las noticias ya no sorprenden en Venezuela. Hace días el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal de México nombró a Caracas la ciudad más peligrosa del mundo, dejando a San Pedro Sula en segundo lugar. Las filas de espera para poder comprar pollo y papel higiénico pueden significar perder más de la mitad del día, la inflación pronosticada para 2016 según el Fondo Monetario Internacional (FMI) y a esto podemos agregarle lo cotidiana que se ha vuelto la inseguridad, y no hablo de que te quiten el teléfono y ya, hablo de que te metan un tiro en la cabeza por diversión.


Relacionados: Víctimas del crimen en Venezuela


Gracias al obsoleto modelo económico del gobierno en Venezuela, hasta el 3 de febrero de 2016, un dolar costaba 1.003 Bs.F. Esto significa, queridos amigos, que en Venezuela ganamos la hermosa y suculenta cantidad de 0.32 centavos de dólar al día, más o menos. Un poco más de un puto quarter gringo. Ante todas estas noticias de mierda, el presidente, Nicolás Maduro, le buscó solución aumentando el salario mínimo, pero eso es un bluff. Todavía están los lindos que argumentan que no les importa el aumento del dólar negro ya que en Venezuela "todo lo compramos con Bolívares". Mierda.

Así que para celebrar (Not) este gran y útil aumento y para demostrarles que no todo está tan mal en Venezuela como dicen los medios imperialistas (Not), me di a la tarea de buscar algunas de las cosas que ahora puedes comprar gracias al aumento del presi Nicolás Maduro.

Nota del autor: Estas son cositas que puedes comprar con el valor del sueldo mínimo venezolano ENTERO. Ya que si usaba el sueldo mínimo para comprar "varias cosas" como en cualquier parte del mundo, este artículo iba a ser tan triste que estoy seguro que mi editor no me hubiese respondido los mails nunca más.

10 PAPAS FRITAS GRANDES EN MCDONALD'S

Comencemos por algo que todos amamos, la causa por la cual el mundo es obeso y se siente feliz de serlo: McDonald's. Les juro que en mi niñez tenía pesadillas con Ronald, quien nunca me ha hecho sentir completamente cómodo. Lo que sí me ha hecho sentir cómodo y feliz son las papas fritas que este payaso nos ha vendido a lo largo los años. Aún no conozco al primer ser vivo que me diga que no las ha comido. Pero si vives en Venezuela te las vas a ver negras, ya que el sueldo mínimo tricolor equivale a diez papas fritas grandes. Nunca pensé que invitar a una chica a comer papas fritas en McDonald's iba a aumentar mi probabilidad de tener relaciones sexuales, ya que actualmente en el país esto es un lujo total y así funciona la cuestión de llevar gente a la cama, ¿no?

UN CALZÓN

La panty viene sin la chica.

Ahora, ya que estamos hablando de llevar gente a la cama, hay malas noticias: imagina que tuviste la increíble suerte de que la chica que te gusta te respondiera por fin el Whatsapp y te diera entrada. Estás todo emocionado gracias a esto y vas a una tienda de lencería con toda la ilusión del planeta para encontrarte con la tierna sorpresa de que una panty cuesta tus tristes 28/29 días de trabajo. Te entiendo, créeme que entiendo tu tristeza. Así que lastimosamente vas a tener que llevarla a tu departamento con tus pésimos roomates, a casa de tus padres o un lugar escondido porque te quedaste sin dinero para el hotel.


Relacionados: Miss señorita gay Venezuela


UN DILDO DE GEL

Muchas cosas se han dicho de la situación económica de Venezuela. Es triste saber que escasean medicinas, productos básicos y parece que mientras estas cosas dejan de existir en los anaqueles de los mercados, la inseguridad y la corrupción aumentan cada día. Sin embargo hay algo de lo que no mucha gente ha hablado en público y es que nuestro gobierno también ha jugado con la vida sexual del venezolano. Dime, camarada, ¿cómo diablos vas a tener sexo libremente si sabes que la probabilidad de embarazar a alguien aumentó? En Venezuela NO hay pastillas para el día después, es una utopía conseguirlas. Aquí seguramente viene el erudito sexual a decirme que utilice un preservativo, y bueno Albert Einstein, en Venezuela es bastante difícil conseguirlos, y si ocurre el milagro y los llegas a conseguir, serán los preservativos más horribles y de mala calidad que habrás visto en tu vida. Pero por suerte esto se traduce en pura adrenalina: dale sin protección a ver si se te contagia algo o tienes un hijo no deseado. Si ya andamos adictos a la adrenalina, vamos a ponernos aventureros y vayamos a un sex shop a ver qué onda.


Relacionados: Instructivo para masturbarte con un jengibre y retorcerte de placer


En la entrada de la tienda colgaba una bandera de Venezuela y sonaba Metallica a todo volumen. Le pedí al dueño que me mostrara los dildos más baratos, ya que quería divertirme con mi chica. El más barato es el amiguito de la foto de arriba, que cuesta el número mágico de 9.650 Bs.F. Sí, un dildo es igual a tu salario mínimo. Así que bueno, no hay pastillas de emergencia, no hay condones, tampoco plata para el hotel, pero tenemos patria y dildos.

RETARDANTE "BROCHA CHINA"

El dueño de la tienda, un tipo súper buena onda, me dijo: "esto también cuesta lo mismo que un sueldo mínimo y te lo recomiendo. Le dicen 'la brocha china', te lo pones en la punta del pene y te aseguro que no vas a terminar jamás". Mierda, Metallica de fondo y un maldito retardante con la cara de Mao Zedong. Esto ya es mucho para mí.

10 FLOTADORES PARA LA PLAYA/PISCINA

Para distraerse de todo los problemas de sus vidas, la gente común y corriente se toma unas cervezas, va a la playa o ve juegos de futbol, entre otras cosas. En Venezuela es muy común ir a la playa, ya que el país tiene la fortuna de contar con algunas de las mejores del continente, siempre y cuando tengas la suerte de que no te asalten en la misma.

De pequeño mis padres me compraban estos flotadores, ya que era un niño inútil que no sabía nadar y bueno, me puse nostálgico y fui a comprarlos. La sorpresa fue ver lo distintas que son las cosas, a diferencia de hace 20 años. Hoy en día 10 flotadores de estos valen lo mismo que nuestro sueldo mínimo. Así que mierda, tuve que ponerme creativo y mentirle a mis amigos que viven fuera de Venezuela para decirles que sí me fui a la playa como les había contado, ya que me daba mucha pena que supieran que el sueldo se me terminó comprándome la mierda que me iba a colocar para flotar.


Relacionados: Mis tres años como teibolera


50 MINUTOS EN EL CABALLO MECÁNICO

Este caballo no fue para nada divertido, pero cuando el hombre encargado de ellos me dijo el precio por minuto en este bebé, mis poquísimas ganas de tener un hijo en Venezuela disminuyeron considerablemente: 200 Bs.F el minuto. Así que si tienes un hijo insoportable que quiere estar en el caballito por, digamos 50 minutos, camarada, tu sueldo mínimo desaparecerá más rápido que unos pañales en los anaqueles de los supermercados venezolanos. 50 minutos de montarse en el caballo son iguales a tu sueldo del mes.

UN BOTE DE NUTELLA

A un amigo lo dejó su novia porque no podía llevarle el ritmo a sus gustos excéntricos. Excéntricos para Venezuela, claro. Lujazos como viajar en taxi, comer en restaurantes o ir al cine. Después se enteró que ya salía con un tipo de Madrid que se vino a vivir a Venezuela y bueno... ¿Ya todos sabemos que en Venezuela eres un rey si tienes euros, no? Como buen amigo que soy, fui a comprarle lo que toda persona con el corazón roto necesita: chocolate. Fui al mercado más cercano para buscar Nutella. ¿A quién no le gusta la Nutella? Pues en Venezuela cuesta 9200 Bs.F, el 95 por ciento de tu sueldo mínimo. Ni llorar en paz y comer chocolate mientras vemos Netflix podemos.

4 JÄGERBOMBS

Después de este drama de ex novias, inseguridad, escasez, el precio del dólar y los problemas venezolanos diarios, tomé la mejor decisión posible para olvidar estos males: emborracharme hasta olvidar mi nombre. El licor que más se asocia a la pérdida momentánea de la memoria, según mi querido amigo Google, es el temido alemán Jägermeister. En los bares más atractivos el precio de un Jägerbomb (este delicioso licor alemán + Red Bull) cuesta 2500 Bs.F. por shot doble. Esto se puede traducir al 25 por ciento de tu sueldo mensual. Así que cuatro shots de este elixir de dioses te dejará sin un Bs.F. para pagar el taxi que te llevará de regreso a tu casa sin recordar quién eres.

Tristeza.


Relacionados: Esta triste generación no sabe cuándo parar la fiesta


1 BOLA DE CRISTAL PARA LEER EL FUTURO

Todo esto me dejó confundido y triste, obviamente, no es nada divertido ver que las cosas más triviales para todo el mundo en Venezuela nos cuestan una costilla. Muchísimos venezolanos han perdido la esperanza y ya no saben a qué Dios rezar, así que no encontré algo mejor que recurrir a los brujos, magos, astrólogos o como los quieras llamar.


Relacionados: Fuimos a una misa satánica con los brujos de Catemaco


Había escuchado de una tienda —en un centro comercial conocido— con fama de tener a un viejo que lee el futuro y vende artículos para lograrlo. Cuando llegué a la tienda vi una bola de cristal que costaba 10.000 Bs.F. (el sueldo de 32 días) y me pareció perfecta. El viejo, con lentes setenteros y que olía al perfume de mi abuelo, me dijo que si me atrevía a tocar la bola de cristal me iba a sacar a patadas, ya que le podía contagiar mi mala vibra. No la toqué. Por cierto, la misma bola de cristal cuesta 11.99 dólares en Amazon, así que seguimos congruentes con esto de dar vergüenza en cuanto a dólares al mes.

BONUS

ECONOMÍA VENEZOLANA PARA PRINCIPIANTES: ¿QUÉ PUEDES HACER CON CADA BILLETE VENEZOLANO?

Aquí vamos a demostrarle al mundo qué puedes comprar con cada billete existente en Venezuela, de mayor a menor: 100, 50, 20, 10, 5, 2.

Billete de 100 Bs.F: Chupeta de fresa

Billete de 50 Bs.F: Una tela del jamón de pierna más económico

Billete de 20 Bs.F: Caramelo de Leche

Billete de 10 Bs.F: Usar el billete como servilleta

Acá les aclaro que, gracias a tener un poco de cerebro y haber comprado bastantes servilletas en mi vida, me percaté que debido al precio de las mismas (un paquete de 50 unidades cuesta 868 Bs.F.) resulta más barato usar este billete como servilleta que la servilleta por sí misma, ya que ésta te cuesta 17.36 Bs.F.

Billete de 5 Bs.F: Bandita para heridas

Billete de 2 Bs.F: Nada

Ya todos saben que en Venezuela la gasolina es casi regalada, por lo que no quise usar esta información para el billete de 2 Bs.F, pero como dato cultural, con dos billetes de 2 Bs.F. llenas el tanque de gasolina de 40 litros de tu auto. Les juro que busqué otro uso para este billete actualmente y después de decenas de intentos no encontré nada más útil para este billete que esto.

@diegoaurdaneta