Fuimos a la revelación secreta de la estatua de Bafomet en el Templo Satánico

A pesar de las protestas, amenazas de muerte y una tormenta torrencial, el Templo Satánico de Detroit reveló el sábado su monumento a Bafomet de 1.5 toneladas y más de 2 metros de altura.

|
28 Julio 2015, 12:00am

Foto por Matt Anderson.

A pesar de las protestas, amenazas de muerte y una tormenta torrencial, el Templo Satánico de Detroit reveló el sábado su monumento a Bafomet de 1.5 toneladas y más de 2 metros de altura. La estatua fue revelada frente a una multitud de cientos de personas poco antes de la medianoche durante una fiesta secreta llevada a cabo en un espacio industrial cerca del centro de la ciudad.

Como ésta fue llamada "la pieza de arte contemporáneo más controversial y políticamente cargada del mundo" en un comunicado de prensa, el Templo mantuvo la locación de la revelación en secreto para intentar de mantener lejos a los protestantes.

"Fue casi imposible llevar a cabo este evento", dijo a VICE el portavoz del Templo Satánico, Doug Mesner. Una de las problemáticas que enfrentó el grupo fue encontrar un lugar que estuviera dispuesto a ser sede de la ceremonia.

Foto por Matt Anderson.

La locación original, el bar de jazz y blues Bert's Warehouse, se echó para atrás debido a amenazas de violencia y a otras reacciones de la comunidad —además de que después dijeron que "no sabían que estaban involucrados en alabanzas al diablo"—. En total, otros siete recintos aceptaron ser sede para después echarse para atrás. El último recinto canceló justo tres días antes de la fecha programada y la última locación fue asegurada tan sólo unas horas después.

En medio de amenazas, los organizadores idearon un elaborado plan que incluía varios puestos de revisión. Horas antes del evento, a quienes tenían boleto se les envió por mail una dirección que no sólo funcionaba como el primer punto de seguridad, sino también como una locación señuelo. En ese lugar se les daba otra dirección donde alguien se encontraría con ellos y los llevaría al lugar secreto si decían la contraseña correcta.

"Pensamos que si hacíamos que los asistentes tuvieran que venderle su alma a Satanás, entonces los supersticiosos que buscaban sabotear el evento se alejarían".

Los potenciales asistentes también debían vender sus almas al diablo antes de poder entrar al recinto. "Pensamos que si hacíamos que los asistentes tuvieran que venderle su alma a Satanás, entonces los supersticiosos que buscaban sabotear el evento se alejarían", dijo Mesner.

A pesar de las amenazas en internet, los manifestantes que llegaron a la locación secreta se portaron bastante bien. Un camión con la estatua de un ángel sosteniendo una espada daba vueltas a la manzana. Una mujer aventaba agua bendita a la gente formada. Un par de autobuses llenos de gente empezaron a cantar himnos frente al edificio. En algún punto una mujer intentó bloquear la entrada con un enorme letrero, aunque después llegó la policía a escoltarla fuera de la propiedad privada.

Foto por Matt Anderson.

En la locación final —uno de los muchos edificios grises, sin aire acondicionado y postindustriales de la ciudad— una fuerte lluvia hizo que de una coladera brotara agua, la cual los organizadores lucharon para alejar. (De hecho la lluvia fue benéfica para el Templo Satánico, ya que ayudó a enfriar el lugar y probablemente a alejar a futuros manifestantes).

La revelación de la estatua fue presentada oficialmente con un sermón por parte del cofundador del Templo Satánico, Malcolm Jerry, y Mesner, quien leyó un pasaje de la Biblia al tiempo que se encontraba entre dos hombres con velas. Mientras los dos hombres le quitaban la manta al monumento (y empezaban a besarse), Mesner arrancó las páginas de la Biblia y las lanzó a la audiencia. Posteriormente, quienes tenían entradas VIP podían tomarse fotos en el regazo de Bafomet, mientras que el resto de los asistentes acosaba a Mesner para que les autografiara las páginas de la Biblia.

Foto por Matt Anderson.

La tensión entre el Templo y la comunidad cristiana de Detroit ha estado al alza desde junio, cuando el grupo anunció que su monumento sería revelado en dicha ciudad. Mesner dice que ha instado al organizador de la protesta —el pastor David Bullock, quien aparece en un reality llamado Preachers of Detroit (Predicadores de Detroit)— a condenar públicamente las amenazas de violencia contra el Templo. En lugar de eso, Bullock posteó un video en Facebook que mostraba un gráfico de una explosión de sangre resultante de un disparo en el que llamaba a los cristianos a que se encontraran en Bert's para rezar por Detroit.

"Es un objeto tan controversial y políticamente cargado, es casi increíble", dijo Mesner. "Fue divertido ver el contraste entre los protestantes que lloraban porque creían que un enorme mal había llegado al mundo y otros que estaban en la revelación con lágrimas en los ojos porque pensaban que era la culminación de aquello por lo que tanto habían luchado".

Por ahora, la estatua está en camino a una locación secreta donde esperará el siguiente paso. Aunque originalmente fue concebida para colocarse al lado del monumento de los Diez Mandamientos en el Capitolio de Oklahoma, la suprema corte del estado recientemente decretó que el monumento de los Diez Mandamientos era inconstitucional —algo que Mesner cree que fue causada por el Templo Satánico—. Sin embargo, la lucha aún no termina, ya que el fiscal general del estado hace poco presentó una apelación y el gobernador Marry Fallin declaró que la legislatura está buscando hacer cambios a la constitución estatal.

Foto por Chris Switzer.

El año pasado, Mesner describió Bafomet a VICE como "parte hombre, parte animal, señala hacia arriba y hacia abajo, con piernas cruzadas, con un pentagrama en la cabeza que apunta hacia arriba, un pentagrama invertido detrás de la cabeza y un caduceo en su regazo que representa el equilibrio y la reconciliación". El Templo Satánico ha sostenido que su Satán es metafórico y no una deidad. En su sitio dice que "adorar a Satán es adorar la investigación racional alejada del sobrenaturalismo y de las supersticiones basadas en tradiciones arcaicas".

"La idea de la reconciliación de los opuestos es que no estén en guerra el uno con el otro, sino que coexistan en una especie de entendimiento", dijo Mesner. "En realidad ése era el mensaje al ponerla al lado del monumento de los Diez Mandamientos. Creo que es un mensaje que vale la pena escuchar".

Para saber más del Templo Satánico, visita su página web.

Sigue a Leyland deVito en Twitter.