Publicidad
Cultura

¿Puedes ser adicto a dormir?

"No es normal querer estar en la cama todo el día constantemente".

por MOTHERBOARD STAFF
31 Enero 2016, 2:00pm

Este artículo se publicó originalmente en Motherboard, nuestra plataforma dedicada a la ciencia y a la tecnología.

"El sueño es una necesidad biológica básica, igual que respirar y comer; necesitamos dormir para poder vivir. Afirmar que alguien es adicto a dormir es como decir que alguien es adicto a respirar".

Esto es lo que respondió el Dr. Neil Kline, representante de la Asociación Norteamericana del Sueño, cuando le pregunté si existía alguna posibilidad de que yo pudiera ser adicto a dormir.

Pero no me ha convencido del todo.

Yo duermo un montón. Me despierto alrededor del mediodía los fines de semana, me echo un par o tres de siestas durante el día y luego me voy a dormir a las 11 o las 12. Entre semana normalmente me voy a la cama a eso de las nueve de la noche, aunque suelo llegar a casa a las 7:30, y me despierto a las ocho de la mañana, media hora antes de marchar para el trabajo. Y siempre llego unos 15 o 20 minutos tarde a trabajar.


Relacionado: Hablamos con un hombre que le tiene fobia a dormir


Kline me dijo que no puedes ser adicto a dormir porque es una necesidad biológica, pero la gente puede ser adicta a la comida o al sexo, que también son necesidades biológicas, ¿no? Entonces, ¿por qué no al sueño?

La Sociedad Norteamericana de Medicina para la Adicción define las adicciones como "una enfermedad primaria crónica de recompensa cerebral, motivación, memoria y circuitos relacionados... Esto se refleja en individuos que patológicamente persiguen una recompensa y/o un alivio mediante el uso de sustancias y otros comportamientos". Básicamente, sigues haciendo algo una y otra vez independientemente de lo nocivo que sea para ti.

Podría argumentarse que es preciso que haya una reacción química para que se produzca una adicción, motivo por el cual se puede ser adicto a la comida o al sexo, pero es que hay una reacción química que se produce durante el sueño. Hay dos sustancias químicas, la acetilcolina (la sustancia química que nos mantiene despiertos) y la adenosina (la que nos hace sentir somnolencia) que actúan en nuestro cuerpo durante todo el día. Cuando te despiertas de una siesta, estás inundado de acetilcolina.

No es normal querer estar en la cama todo el día, constantemente.

Cuando buscas "adicción a dormir" en Google, los resultados incluyen los típicos artículos con listas ("X cosas que sólo las personas que adoran dormir entenderán"), WebMd explicando si la respuesta a tu pregunta es cáncer o no lo es, y montones de resultados sobre adicciones a las pastillas para dormir, una adicción muy común y muy preocupante. Pero la adicción a las pastillas para dormir y la adicción al sueño, o el deseo constante de dormir todo lo que sea posible, no son lo mismo.

El motivo por el que la gente se vuelve adicta a las pastillas para dormir, según BR Meier, un psicólogo de Los Ángeles que es coautor de un ensayo sobre la adicción al Ambien para el Delaware Medical Journal, es que la gente tiene problemas para dormir. Toman algo tan inocuo como la Dormidina, que puede interferir en tu modo de dormir y en la calidad de tu sueño, igual que las pastillas para dormir de toda la vida, y acaban creando un círculo vicioso de dependencia.

"Que una persona duerma mucho no tiene por qué significar que esté deprimida, pero no es normal estar cansado todo el tiempo. No es normal querer estar en la cama todo el día, constantemente. Lo más habitual es que a esa persona le esté sucediendo algo", afirma.


Relacionado: Dormir podría estar matándote lentamente


Cuando le pregunto qué opina sobre la posibilidad de ser adicto a dormir, incluso sin haber recibido un diagnóstico de depresión, por más que lo intento él continúa afirmando que la razón por la que es imposible ser adicto al sueño es que simplemente... no puede ser.

"La primera pregunta que te haría es, ¿qué es lo que te molesta?", me pregunta el Dr. Emmanuel During, doctor en la Clínica Stanford para Desórdenes del Sueño, cuando le saco a él también el tema de la adicción a dormir. "Médicamente hablando, no consideramos la adicción al sueño como un desorden".

De modo que, técnicamente, supongo que es imposible ser adicto a dormir, porque no es una cosa que exista en realidad. Malas noticias para mis esperanzas de que esta fuera "Mi extraña adicción".

La razón por la que no se puede ser adicto al sueño es que simplemente... no puede ser.

Mis hábitos de sueño no interfieren en mi vida diaria del modo en que lo harían la hipersomnia o la apnea del sueño, de modo que no tiene sentido que lo llame desorden del sueño. Tampoco está arruinando mis relaciones personales del modo en que lo haría una adicción a la heroína o al alcohol, así que no parece buena idea llamarlo adicción. Sólo me gustaría estar alerta y despierto todo el tiempo, trabajando con la cantidad óptima de energía con la mayor frecuencia posible. Cada vez que me levante, me gustaría sentirme fresco y listo para centrarme en la siguiente tarea a realizar. Esa es la finalidad de las siestas, ¿no?

En informática, existe una teoría denominada "race to sleep". Según ella, tu teléfono y tu ordenador siempre están funcionando lo más rápidamente posible para volver al modo de sueño, el estado de menor consumo de energía, para ahorrar tanta como sea posible. En teoría, cuanto más duerme tu dispositivo más le dura la batería, ya que conserva la energía para cuando pueda necesitarla más. Todos sabemos lo que se siente cuando tu teléfono se muere en un bar, o en medio de algo importante.

Por supuesto, podría beber café, o podría hacer más ejercicio, lo que sería como gastar mi batería hasta que casi se haya agotado pero no del todo, y sólo entonces ponerme a cargarla. Pero, ¿por qué? Nuestro cuerpo, como nuestro teléfono, se conserva de forma natural cuando el metabolismo se ralentiza. Pero, ¿por qué no podemos limitarnos a dormir y ya?

Ya conoces ese viejo dicho de que lo poco gusta y lo mucho cansa, o ese de que lo bueno si breve, dos veces bueno ¿verdad? Pues existen varios estudios que nos avisan de que dormir demasiado también es malo. No puedes tener una sobredosis de sueño, pero puedes dormir hasta conseguir acortar tus años de vida, lo cual no resulta muy alentador.

Ahí es donde quedo a mi suerte. Todos los estudios están en una fase demasiado temprana como para confirmar que dormir demasiado es malo para la salud, pero en su mayoría hablan de dormir en exceso como refiriéndose a cargar una batería en exceso, y eso es algo que yo desde luego no estoy haciendo. Me limito a echarme siestas constantemente, y por ahora eso me da buen resultado. Es posible que esté acortando mi vida mientras duermo, pero la verdad es que a mí no me parece tan mal.