trabajo

Cómo sobrevivir en una oficina de plan abierto

Parece que nuestros jefes quieren que suframos, así que como ratas de oficina, tenemos que tomar medidas drásticas. Aquí les presentamos algunos consejos tangibles.
Chris Bethell
fotografías de Chris Bethell
traducido por Álvaro García
30 Enero 2020, 6:36pm
Persona en oficina
Todas las fotos por Chris Bethell

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Sigan mi consejo, ya que soy alguien que ha tenido que resguardarse en un armario de suministros en el trabajo para escapar de las incesantes distracciones audibles y visuales: no hay ningún lugar para esconderse en la oficina de plan abierto. Siempre habrá una reunión itinerante estacionada alrededor de su escritorio y una mujer hablando a todo pulmón y una tetera hirviendo mientras media docena de cucharitas resuenan en la lejanía. En el momento en que encuentras un pequeño refugio, el administrador de la oficina llegará y te dirá que el equipo de seguridad te ha visto en las cámaras del circuito cerrado bloqueando la salida de incendios una vez más y tu presencia allí es un "peligro para la salud y la seguridad". No hay ningún lugar en la oficina abierta para descansar, solo para escuchar el chirrido de tu tinnitus y finalmente trabajar un poco.

Anteriormente escribí un artículo titulado "Las oficinas de plan abierto deben ser prohibidas de inmediato". Durante cinco días a la semana, mi entorno se convierte en un verdadero infierno. En verdad creo que mi tinnitus antes mencionado se debe casi por completo a las listas de reproducción que escucho y que rugen en mis tímpanos en un intento por concentrarme. Pero tengo la impresión de que el empleado promedio abandonaría la idea de la oficina abierta, al menos para las personas cuyos segmentos de trabajo solitario, como el mío, casi siempre requieren una colaboración mínima y casi ningún tipo de contacto en persona.

En una encuesta reciente de 2.000 trabajadores del Reino Unido, se descubrió que más de un tercio buscaba activamente un nuevo trabajo con una organización laboral más flexible. La investigación, realizada por Know Your Money, también encontró que el 71 por ciento de los trabajadores considera que el trabajo flexible (en términos de horas y ubicación) es importante para su satisfacción laboral. Pero solo la mitad de las personas encuestadas dijeron poder trabajar de forma remota cuando lo desean. Esto puede verse reflejado en las respuestas de los administradores y directores. De acuerdo con datos revisados por VICE, el 59 por ciento de la gente encargada de tomar decisiones empresariales dijeron haber visto un aumento en los empleados que exigen una mayor flexibilidad respecto a las horas y la ubicación. Aun así, el 60 por ciento de quienes toman decisiones empresariales no había realizado ningún cambio en las políticas de trabajo flexibles en el último año.

Obviamente, las oficinas de plan abierto se anuncian como formas innovadoras de "fomentar un ambiente de trabajo ABIERTO, rompiendo las PAREDES físicas y proverbiales que detienen la COLABORACIÓN", o lo que sea. Pero ahora se sienten más como una sutil herramienta de vigilancia. Los empleados deben ser vistos por la corporación. La oficina abierta mantiene su estatus por la misma razón que las empresas desestiman una semana de cuatro días, a pesar de la evidencia de su potencial para aumentar la productividad de los empleados y reducir el estrés. Pero permitir a los trabajadores la libertad de administrar sus propias vidas y su flujo de trabajo está muy por debajo de la lista de prioridades en un sistema que rinde homenaje a la visibilidad en todo momento.

Pero si tienes que quedarte en tu asiento y ser visto, necesitarás ayuda para concentrarte adecuadamente en tu trabajo: para evitar las distracciones del ruido y el movimiento, y esa sensación de ansiedad que tu cuerpo crea en respuesta a ambos estímulos. Llevé artículos de casa y pedí algunas cosas al departamento de relaciones públicas para intentar crear mi propio sistema viable. Idealmente pueden aplicar algunos de estos consejos en sus propias oficinas.

En primer lugar, para los novatos entre nosotros, para ganar su pan de cada día: necesitarán un par de audífonos con cancelación de ruido (existen tapones de espuma internos opcionales para casos graves de ruido en la oficina). Expulsen un poco de ruido ambiental tan fuerte como puedan a través de esos audífonos. Mi track favorito es una mezcla de ruido psicodélico de ocho horas en YouTube llamado "852 Hz ➤ Release Unconscious Bad Energy" que también funciona como una cuenta regresiva para regresar a mi hogar.

Ahí es donde generalmente me detengo, pero ¿por qué no tomar una ridícula bebida de CBD y un té para desintoxicarse en lugar de tomar algo con cafeína? Una vela de lavanda sonaba prometedora, pero pronto recordé que no podía encenderla en la oficina sin que alguien me regañara. Es posible que les permitan trabajar junto a una vela encendida; así que tomen este consejo bajo su propio riesgo.

Ya que hemos definido lo esencial, cambien la superficie de su escritorio. Yo utilicé un escritorio para trabajar de pie VARIDESK, que aseguraba hacerme más feliz, saludable y productiva. Me hizo sentir como una #jefa y sin duda mejoraría la tensión acumulada en mi espalda al fingir que no me afectan los estímulos, pero no ayudó mucho con el problema general, ya que solo me llevó a un nivel más alto donde podía escuchar más ruido. Necesitaba estar más abajo, mucho más abajo.

Si existe una medida que pueda reducir el estrés y la ansiedad, pueden apostar que la he probado en esta oficina. He cuidado plantas de todo tipo y obviamente todas mueren. Tampoco son grandes fans de la búsqueda desesperada de una luz fuerte y natural, sinónimo de la vida en la oficina. Pero la naturaleza sería esencial para curar mi espacio ideal y oxidar el aire a mi alrededor. Probablemente no había pensado en grande, así que les aconsejo adaptar las plantas que se encuentran en su oficina para que les resulten atractivas a los visitantes importantes.

Coloquen tantas plantas como sea posible alrededor de su escritorio para hacer un bosque, bloqueando a los empleados que se sientan a su izquierda o derecha. Si tienen que escucharlos, ¿también deben verlos? Allí pueden tomar sus breves descansos mientras hacen la Técnica Pomodoro® en paz: usen la app de meditación Headspace o una pelota antiestrés o estos discos de terapia N.O.W. que estoy estrujando en la foto de abajo, diseñados para reducir la ansiedad en tres minutos. Respiren, respiren, respiren antes de volver a su escritorio y reanudar sus pesadas labores.

Lamentablemente, el trabajo se compone de unidades de tiempo, pero no todas son descansos para meditar. Cuando necesiten continuar con el trabajo en un ambiente con muchas personas, sería bueno tener una manta metafórica para amortiguar el escalofrío del estrés. ¿Por qué no llevar una Gravity Blanket (Manta de Gravedad) a la oficina?

Finalmente, esto me brindó una experiencia laboral completamente diferente. Estaba envuelta en un capullo como si estuviera de vuelta en el útero, pero con la capacidad de llegar a un mayor estado de concentración. Sin embargo, incluso soportar el diez por ciento de su propio peso corporal no los ayudará con las perturbaciones visuales comunes de una oficina abierta: los movimientos de los colegas, los destellos de las pantallas de otras personas.

Por eso existe una carpa de laptop para fotógrafos profesionales. Las había visto en festivales y nuestro fotógrafo habitual de VICE, Chris , me prestó una. La ensamblé en cuestión de segundos y metí la cabeza dentro. Ahora sí estábamos llegando a alguna parte.

Terminen su configuración perfecta inspirando a sus colegas a tener un poco más de respeto por el trabajador solitario. Si todos pudiéramos unirnos en pos de un objetivo común (hacer El Trabajo) tal vez estaríamos un poco más cerca de lograr niveles de productividad adecuados.

¿Qué es una oficina sin notas pasivo-agresivas, después de todo? Existen pizarras comunitarias para difundir mensajes entre el personal. ¿Y qué mensaje es más importante que "hagamos un poco de trabajo"?

Estos consejos apuntan a una conclusión, por supuesto: la única manera de hacer soportable la oficina abierta es volverla lo menos posible una oficina abierta. Reducirla al tan odiado cubículo, o mejor aún, a una oficina propia. Solo hay algo que el trabajador puede hacer respecto a este problema y es seguir estos consejos y compartir este artículo en sus canales de redes sociales públicos para avergonzar a sus jefes. Es lo mejor que tengo para ustedes. Ahora, por favor, cállense y déjenme seguir creando contenido.

@hannahrosewens / @christopherbethell

Publicidad