Publicidad
Munchies

Estudiante intenta devorar 100 hamburguesas en 24 horas

Y salió mal.

por Mayukh Sen; traducido por Laura Castro
04 Noviembre 2017, 1:00pm

Foto vía Flickr usuario Elsie Hui

La McChicken es una maravillosa hamburguesa de 350 calorías: lechuga convertida en confeti vegetal, una montón de mayonesa y una empanadilla de pollo entre dos panecillos suaves y tostados. Una hamburguesa es suficiente para saciar a la mayoría de la gente.

Pero no a Derek Metcalf, un estudiante de último año en la Universidad Estatal de Michigan que intentó comer 100 McChickens en un lapso de 24 horas. Metcalf, un intrépido glotón, realizó este reto en respuesta a un desafío que encontró en Snapchat que retaba a cualquier alma en busca de peligros a comer todas esas hamburguesas en 24 horas sin vomitar. Un desafío difícil, sin duda; este es un ejercicio de auto flagelación. (McDonald's no respondió a las solicitudes inmediatas de comentarios por parte de MUNCHIES con respecto a si aprueba dicha práctica, ni tampoco lo hizo la sucursal de East Lansing donde Metcalf compró esas hamburguesas).

Metcalf documentó sus esfuerzos en Snapchat, y su historia acumuló más de 5,000 visitas. Comenzó a las 4:30 AM del lunes de la semana pasada, como informó el Lansing State Journal, cuando inició comiendo diez hamburguesas de pollo que había pedido a su McDonald's más cercano la noche anterior. Preparó su cuerpo haciendo ejercicio enérgicamente el fin de semana previo, para que su cuerpo pudiera retener las hamburguesas.


Relacionados: Los antojitos mexicanos empaquetados que me hicieron llorar


Sin embargo, a medida que avanzaba el día y Metcalf continuaba con su intento, llegó un punto en el que le tomaba 30 minutos comerse una sola hamburguesa. La responsabilidad recayó en el generoso volumen de mayonesa en cada McChicken. "Demasiada mayonesa debilita al hombre", le dijo Metcalf al Lansing State Journal. "Fue realmente difícil comer esa cantidad de mayonesa".

Su ritmo disminuyó notablemente a medida que avanzó el día; continuamente visitaba la misma sucursal de McDonald's y pedía cinco hamburguesas a la vez, las freía en una sartén después de refrigerarlas y cortaba una para animar su severa rutina gastronómica.


Por desgracia, todo fue inútil. Metcalf se detuvo a las 24 hamburguesas, sin lograr consumir ni una más sin expulsar el contenido de su estómago. (Un miembro del staff de MUNCHIES lo llamó un "espectáculo patético", a lo que otro miembro del staff respondió que comer 24 hamburguesas en un solo día sigue siendo algo impresionante. Tú, lector, júzgalo por ti mismo).

Lo intentaste, amigo.