Publicidad
Noisey

La música en streaming está destruyendo el planeta y seguro no sabías

Aún con la reducción de polímeros de la música en físico, las emisiones producidas por el streaming son alarmantes.

por Noisey en Español
10 Abril 2019, 4:34pm

(Stock)

Uno pensaría que la evolución de la industria musical y la reducción en producción de cassetes, CDs y vinilos –especialmente los de Hanson y los de Bush– estaría haciendo del planeta un lugar más feliz y amigable, especialmente por el consumo de polímeros que requiere la música en físico. Pero no. Al parecer a los humanos nada nos sale bien. Somos nuestro propio Homero Simpson. Cuando creemos encontrar la solución a algo, siempre termina habiendo algo que no queda bien, y nuestra más reciente cagada es la música en streaming.

The Cost of Music, un estudio conjunto entre la Universidad de Glasgow y la Universidad de Oslo, ha llegado a la conclusión de que la energía usada para descargar, almacenar y reproducir contenido digital –incluyendo música–, es igual de dañino para el medio ambiente que los residuos plásticos.

La investigación está muy enredada pues incluye variantes económicas, comerciales y sociales, pero hay varios datos duros para la reflexión inmediata. La cantidad de plásticos consumidos se ha reducido drásticamente, pues en el 2000, era dorada de la música en físico, se consumieron 61 millones de kilogramos, mientras que en 2016 solo fueron 8. No obstante, al traducir la producción de plásticos y la generación de gases de efecto invernadero equivalentes, se encontró que el almacenamiento y transmisión de archivos digitales en la actualidad, produce al año un aproximado de entre 200 y 350 millones de kilogramos de plástico, solo en Estados Unidos.

El Dr. Kyle Devine de la Universidad de Oslo estableció al respecto que “las figuras parecen desaprobar la noción general de que la música digital es música desmaterializada, una vez que almacenar y procesar música en línea usa una tremenda cantidad de recursos y energía”. Su par de la Universidad de Glasgow, el Dr. Matt Brennan, declaró que “el punto de la investigación no es decir a los consumidores que dejen de escuchar música, sino que sean conscientes y ganen apreciación sobre las implicaciones medioambientales que han producido nuestros cambios en hábitos de consumo”.

Conéctate con Noisey en Instagram.