El gobierno de Estados Unidos asegura que no habrá deportaciones masivas de inmigrantes

El día de hoy en la Ciudad de México, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, John Kelly, aseguró que las detenciones se enfocarán en los criminales que han violado las leyes y que no se utilizará a las fuerzas militares para realizarlas.

|
23 febrero 2017, 8:25pm

Imagen por Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El día de hoy funcionarios mexicanos y estadounidenses se reunieron en la Ciudad de México para tratar temas polémicos que han tensado la relación entre ambos países.

En una conferencia de prensa en la que estuvieron por el lado mexicano Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores y Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y por el estadounidense Rex Tillerson, secretario de Estado y John Kelly, secretario de Seguridad Nacional, los funcionarios señalaron que a pesar de las diferencias que surgieron después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, ambos gobiernos están trabajando para mejorar las relaciones.

El tema central en la conferencia fue la migración. Esta semana el gobierno de Estados Unidos había anunciado a través de un documento del Departamento de Seguridad Nacional que se enviarían a México los migrantes de cualquier nacionalidad que fueran detenidos, en lugar de retenerlos en Estados Unidos. El anuncio provocó reacciones de varios analistas que consideraron que México no tiene la capacidad para recibir a miles de personas de otros países.

Trump dice 'bye' a las 'ciudades refugio' de migrantes y 'hello' a 5.000 agentes fronterizos. Leer más aquí.

Hoy, John Kelly, sin mencionar concretamente las acciones que su oficina había aprobado, intentó aclarar la situación. "No habrá deportaciones masivas", dijo sin precisar si sólo se refería a mexicanos o también a centroamericanos. También afirmó que las fuerzas militares no participarán en las deportaciones de indocumentados. Esto después de que la agencia de noticias AP reportara que la Casa Blanca utilizaría a la Guardia Civil para detener a inmigrantes, no obstante el gobierno de Estados Unidos negó rotundamente esa información.

"Las deportaciones serán apegadas a ley y nos enfocaremos en los criminales que han ingresado a Estados Unidos", aseguro Kelly. Asimismo dijo que EE. UU. y México deben de realizar acciones conjuntas para detener la migración desde Centroamérica, entre ellas, colaborar para mejorar la economía y las fuentes de empleo en países como Honduras, Guatemala y El Salvador, para que los ciudadanos de esas naciones no tengan las necesidades de migrar.

'Ambos países nos hemos cuidado mutuamente'.

Por su parte, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que México está preocupado por las acciones en materia de inmigración emprendidas por la Casa Blanca, y mencionó que además de haber expresado esa preocupación a los funcionarios estadounidenses, también hubo coincidencias para trabajar a futuro.

"Insistimos en la necesidad de mantener los esquemas de repatriación ordenada [de ciudadanos mexicanos] y del respeto a los derechos humanos de nuestros connacionales en Estados Unidos", aseguró Osorio Chong.

Finalmente, Tillerson señaló que la reunión fue bastante productiva y que los trabajos entre ambos gobiernos girarán en torno a tres temas: migración, seguridad y economía. Habló también del compromiso de las dos partes para mantener la ley, combatir a los cárteles de la drogas y detener el flujo de armas a Mexico.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Más VICE
Canales de VICE