China ejecuta a un colombiano de 74 años acusado de tráfico de drogas

Ismael Enrique Arciniegas Valencia estaba preso desde 2010 porque intentó ingresar casi cuatro kilos de droga al país asiático. En las cartas que enviaba a su familia daba cuenta de su deplorable situación carcelaria, ya que lo mantenían encadenado.

|
28 febrero 2017, 8:15pm

Imagen vía Christian Escobar Mora/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este lunes fue ejecutado en China —mediante inyección letal— el colombiano Ismael Enrique Arciniegas Valencia, de 74 años, por el delito de tráfico de drogas. Es el primer colombiano ejecutado en el país asiático por ese delito.

Arciniegas Valencia se encontraba preso en una cárcel de Guangzhou, China, desde 2010. El colombiano buscó ingresar a China casi cuatro kilos de droga por lo que esperaba recibir 5.000 dólares, dijo la cancillería colombiana en un comunicado.

Las autoridades colombianas aseguraron que buscaron todos los medios posibles para restituir la sanción y señalaron que reconocen la autonomía de China para dictaminar la sentencia de pena de muerte, pero reiteraron que están en contra de este castigo.

La lucha de China contra las drogas se está convirtiendo en una guerra sin cuartel. Leer más aquí.

En una entrevista con el periódico colombiano El Tiempo,el hijo de Arciniegas, Juan José Herrera —quien solo lleva el apellido de su madre—, aseguró que en los seis años que estuvo preso su padre sólo pudieron hablar por teléfono en una ocasión. Horas antes de su muerte, Arciniegas le dejó claro a su hijo que su cuerpo sería cremado y después le harían llegar las cenizas a Colombia por medio de la cancillería.

Durante los más de seis años que estuvo preso, a partir de julio de 2010, Arciniegas sólo podía enviar cartas cada dos meses. En estas escribió que se encontraba encadenado, y que para ir al baño necesitaba la ayuda de su compañero de celda, otro colombiano condenado a cadena perpetua.

Juan José dijo que su padre entró en contacto con el narcotráfico colombiano cuando escribió un libro periodístico basándose en la historia de los cárteles en los años 80, y que llevaba por título Guerra Satánica. El libro nunca llegó a publicarse.

China vs Trump: la relación va de mal en peor. Leer más aquí.

En la conversación que sostuvo con su hijo, Arciniegas le dijo: "Me voy feliz, me voy al cielo a reunirme con los demás familiares que han fallecido. La vida es una comedia y esta comedia se acabó. Doy gracias a Dios por la familia que me permitió tener. Mucha tranquilidad. Bendiciones".

El 23 de febrero pasado, Sara María Galeano, una colombiana presa en China por el mismo delito que Arciniegas fue regresada a Colombia después de cumplir más de seis años de cárcel, había sido condenada a cadena perpetua, ahora le restan 18 años en una prisión colombiana como parte de una acuerdo entre ambos países.

Actualmente hay 163 colombianos presos en China. Según el vicecanciller de Colombia, Francisco Echeverri, 147 de ellos están presos por narcotráfico y cinco de ellos se encuentran condenados a muerte.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Más VICE
Canales de VICE