Publicidad
mexico

México respira tranquilo: este político acusado de corrupción no se salva de la cárcel

Por un momento se pensó que Javier Duarte escaparía a la justicia; pero este fin de semana las autoridades han logrado acorralarlo, y finalmente será procesado por delincuencia organizada y lavado de dinero.

por VICE News y Reuters
24 Julio 2017, 12:13pm

Imagen vía gobierno de Guatemala/Cuartoscuro.com

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Javier Duarte encarna, como ningún otro político del actual panorama, la corrupción de la clase política mexicana. Por un momento se pensó que este hombre de gestos cargados de cinismo, escaparía a la justicia; pero este fin de semana las autoridades han logrado acorralarlo, y finalmente será procesado por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Este sábado, un juez federal determinó —tras una sesión maratónica de 12 horas de audiencia— llevar a juicio al exgobernador de Veracruz, involucrado en uno de los mayores escándalos de corrupción del país, por cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La Procuraduría General de la República (PGR) institución encargada de la persecución de delitos a nivel federal, informó que durante la audiencia se presentaron 82 datos de prueba gracias a los cuales se logró la vinculación a proceso contra quien fuera gobernador de Veracruz —una entidad al este de México— de diciembre de 2010 a octubre de 2016.

Javier Duarte: el sueño de una joven promesa que se convirtió en pesadilla. Leer más aquí.

Duarte será procesado por la probable comisión de ambos delitos usando el sistema financiero, en donde actuó como "líder de una organización delictiva de al menos nueve personas", agregó la PGR en un comunicado.

Este político, de 43 años, llegó el pasado lunes 17 de julio a México tras ser extraditado desde Guatemala donde fue capturado en abril pasado, luego de permanecer prófugo de la justicia durante casi medio año.

A lo largo de su estancia en Guatemala, Javier Duarte se hizo notar por las sonrisas y gestos burlones que mostró de manera constante ante las cámaras cuando era expuesto en las audiencias públicas que se llevaron a cabo en ese país.

El exgobernador continuó con una actitud retadora en la primera audiencia ya en suelo mexicano, la cual se llevó a cabo el mismo lunes de su arribo, día que incluso se llegó a pensar que el caso se podría debilitar dadas las dificultades que tuvieron los fiscales de la PGR para mostrar el desfalco del que se le acusa.

En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es 'el Rey'. Leer más aquí.

Pero este sábado, Duarte, un hombre regordete y de voz aguda, " fue distinto al de ocasiones anteriores. Lejos quedaron las sonrisas, señas y gestos de burla de las audiencias de su proceso de extradición de Guatemala transmitidas por televisión", reportó el portal independiente de noticas Animal Político.

El periodista Arturo Ángel, indicó que en esta ocasión, la audiencia no tuvo un final feliz para el exgobernador y sus siete abogados. "La Procuraduría General de la República, que en la audiencia inicial del lunes envió sólo a tres fiscales, esta vez duplicó su fuerza: seis agentes del Ministerio Público entre ellos el propio subprocurador de Delincuencia Organizada de la PGR, Israel Lira Salas", detalló en su crónica.

El exgobernador, militante del PRI, el mismo partido político del presidente Enrique Peña Nieto, es considerado responsable de llevar a la entidad a una situación financiera crítica y de permitir la expansión del crimen organizado. Concretamente el desfalco podría alcanzar los 35.421 millones de pesos de dinero público (unos 1.864 millones de dólares).

El PRI suspende la militancia del gobernador más polémico de México y lo deja a su suerte. Leer más aquí.

Este caso ha levantado la ira e indignación de una ciudadanía cansada de los escándalos de corrupción de su clase política. Cada vez que el caso Duarte ofrece un nuevo capítulo a los medios de comunicación, las redes sociales explotan en todo tipo de comentarios agresivos hacia este personaje. Este fin de semana, al conocerse la decisión del juez, la gente celebró el hecho, pero aún espera con cierta incredulidad una sentencia del tamaño del daño hecho al país.

Y es que lo peor es que Duarte no es el único gobernador señalado por un caso de corrupción. México ha visto pasar a lo largo de este sexenio, una cadena de escándalos en los que han sido involucrados muchos otros gobernadores, como César Duarte, quién fuera gobernador del norteño estado de Chihuahua, acusado de desviar dinero público para comprar un banco. O Roberto Borge, de Quintana Roo, acusado de enriquecimiento ilícito.

A la lista se agregan los casos de Guillermo Padrés, de Sonora a quien también se le acusa de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos y Fausto Vallejo, quien fue denunciado también por desvío.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
guatemala
Politică
america latina
Veracruz
PRI
Corrupción
crimen organizado
pgr
javier duarte
Lavado de dinero
delincuencia organizada
enroque peña nieto