Publicidad
Creators

La Inteligencia Artificial que pintó el último retrato de Rembrandt

Al parecer las máquinas ya pueden imitar sin problema a los más grandes maestros de la historia...

por Sofinko Pitol
13 Octubre 2017, 4:00pm

Capturas vía YouTube.

Con el avance tan acelerado de la tecnología, especialmente en lo que se refiere a realidad virtual, realidad aumentada e inteligencia artificial, no era de sorprenderse que eventualmente llegaría el día en que algoritmos buscaran copiar la composición y técnica de los grandes maestros de la historia del arte. Lo que no era previsible, fue que de una manera tan rápida y sincrética se lograra crear un nuevo cuadro de uno de los grandes maestros de Holanda: Rembrandt.

En un increíble esfuerzo multidisciplinar que incluyó historiadores, expertos en arte, computación, programación etc., se programó con base en un enorme acervo de análisis físico de las obras de Rembrandt cómo podría haber sido una última pieza antes de su muerte. Partiendo de promedios en tanto a los sujetos, formas y posiciones de toda su obra, determinaron que el nuevo cuadro tendría que mostrar a un hombre caucásico con un sombrero y vello facial, ligeramente inclinado hacia el lado derecho.

El resultado es escalofriante y no porque sea arte malo, sino porque es terriblemente preciso. Todos podemos imaginar en el tipo de cuestiones que esto puede desembocar y cómo se podría alterar la percepción que tenemos de la creación artística como tal. Con temor a sonar distópico y pesimista, pareciera que solo es cuestión de tiempo para que las máquinas puedan llevar a cabo estos estudios, imitaciones y nuevas creaciones sin intervención humana alguna. Quién sabe qué sucederá entonces.

Mira el proceso para crear El Siguiente Rembrandt:

Si quieres más información, haz click aquí.

Relacionados:

Teorías realistas sobre vivir en Marte, coches voladores, Inteligencia artificial y genética

El encanto de los tricomas canábicos en fotografías

'Cthulhu Virtual Pet' es un Tamagotchi en honor a Lovecraft y al terror cósmico