Publicidad
Music by VICE

Nadie escuchó 'Scorpion' de Drake

Un reportaje de la 'Rolling Stone' afirma que los números en Spotify del disco 2018 del canadiense son para solo 6 canciones, cuando el álbum trae 25.

por Kristin Corry
12 Noviembre 2018, 6:53pm

Foto de Prince Williams/Wire Image vía Getty Images

Drake no lanzó el álbum de rap más largo del 2018, ––hola Migos y Rae Sremmurd––, pero Scorpion es un exceso. Dura 90 minutos, repartidos en dos partes dispuestas... ¿temáticamente? ¿sonoramente? Como sea. Es lo mismo: Nadie lo escuchó completo. A pesar de que se ha sugerido que a los álbumes inflados les va bien en la era del streaming, una nueva pieza en la Rolling Stone que apareció hoy concluye que la gente ha estado escuchando ese disco de un modo muy caprichoso.

De acuerdo al nuevo reportaje, gran parte del éxito de Scorpion viene de sus sencillos "God's Plan", "Nice for What", e "In My Feelings". Esas canciones, junto con otras tres: "Nonstop", "Don't Matter to Me" y "I'm Upset", completaron casi todo el porcentaje de los streams. Básicamente, Drake hizo un álbum interminable y la gente escuchó seis canciones. Las otras 19 canciones solo representan el 18 por ciento de los streams totales del álbum. Está fea la suma. Y pues, ya en perspectiva, parecía bastante obvio ¿cómo vas a digerir un disco mainstream de 25 canciones en 2018?

La verdad no he vuelto a escuchar el lado A de Scorpion desde que salió y lo escuché todo completo. Y no hay una parte de mí que quisiera darle una oportunidad al álbum completo, porque así es como lo diseñó Drake. Si quieres al Drake de If You're Reading This It's Too Late, entonces los primeros doce tracks pueden gustarte. Pero si, como yo, disfrutas de Drake cuando no está en su rollo aburrido de macho, entonces seguramente te sentirás más cómodo en el lado B. Ese era el chiste: que puedes tomar al Drake que más te guste y joder con eso.

Pero el punto del artículo sobre que la gente gravita hacia los hits de la radio no parece que sea exclusivo de la era del streaming. Los espacios digitales están transformando todas las industrias y el hecho de que las personas no salgan de los sencillos radiables no es algo que suceda por primera vez ahora. Aquellos de nosotros que somos lo suficientemente viejos como para recordar lo que era comprar un CD físicamente, podemos ser los culpables de estandarizar el hábito de escuchar solamente las mismas canciones que nos hicieron ir a la tienda de discos en primer lugar. El pánico alrededor de los números en las plataformas de stream se puede sentir alarmista y lleno de ansiedad: No todos los artistas tienen como objetivo crear el soundtrack del nuevo baile viral.

Conéctate con Noisey en Instagram.