Publicidad

Taylor Swift utilizó tecnología de reconocimiento facial para identificar a sus acosadores

Los fanáticos en el show del Rose Bowl de Swift en California fueron retratados en secreto con el software más avanzado y comparados con una base de datos de acosadores de Swift.

por Sirin Kale; traducido por Laura Castro
16 Diciembre 2018, 3:00pm

Foto de Geisler-Fotopress GmbH/ Alamy Stock Photo.


Artículo publicado originalmente por Broadly Estados Unidos.

A los fanáticos de Taylor Swift que asistieron a un concierto reciente les fueron tomadas fotos y sus identidades fueron verificadas mediante el uso de la tecnología de reconocimiento facial en un intento por asegurarse de que ninguno de los acosadores conocidos de la estrella pop asistiera al espectáculo.

El portal de Rolling Stone informó sobre los detalles de la vigilancia, la cual tuvo lugar en la presentación de Swift del 18 de mayo en el Rose Bowl de California. Mike Downing, quien dirige la seguridad de Oak View Group, una consultoría en seguridad para lugares como el Madison Square Garden y The Forum den Los Ángeles, le dijo a la revista que la cámara de reconocimiento facial se encontraba en un quiosco que reproducía imágenes del ensayo de Swift.

Cuando los fanáticos se detenían para ver el video, la cámara los fotografiaba y las imágenes eran transferidas a un puesto de comando donde eran comparadas con una base de datos de cientos de acosadores conocidos de Swift para garantizar que ninguno de los presentes coincidiera con sus descripciones físicas. "Todos los que pasaban por ahí, se detenían a mirar el video, y el software comenzaba a funcionar", dijo Downing. El equipo de Swift no respondió a la solicitud de comentarios por parte de Rolling Stone.

Swift ha sido criticada por Vanity Fair por "[liderar] la implementación de tales sistemas de vigilancia en los conciertos", pero Quartz señala que las salas de conciertos son "lugares típicamente privados, es decir, incluso después de los puntos de control de seguridad, sus propietarios pueden someter a los asistentes a cualquier clase de vigilancia que quieran".

Swift ha sido espiada y acosada repetidamente a lo largo de su carrera. En abril, Julius Sandrock, de 38 años, fue arrestado afuera de la casa de Swift en Los Ángeles. Al momento de ser arrestado, tenía municiones, un cuchillo, una cuerda y guantes en su automóvil.

Solo unos meses después, Eric Swarbrick, de 26 años, fue arrestado por cargos penales federales luego de enviar cartas a los sellos discográficos de Swift en las que amenazaba con violarla y matarla. También amenazó con suicidarse frente al CEO del sello discográfico de Swift, Scott Borchetta, y su personal. Sandrock, quien es un exconductor de autobús, está actualmente a la espera de su juicio en una cárcel de Nashville. Si es declarado culpable, podría pasar hasta cinco años en prisión.

A principios de este mes, otro acosador, Roger Alvarado, de 22 años, se declaró culpable de intento de robo y desacato criminal después de irrumpir en la casa de Swift de la ciudad de Nueva York. Alvarado recibió una sentencia de seis meses de prisión después de que lo encontraran dormido en la cama de Swift en abril de este año. El Daily Mail informa que Alvarado, quien es originario de Florida, también se someterá a un tratamiento psicológico y cumplirá un período de prueba de cinco años.

En 2016, Frank Andrew Hoover fue arrestado en Austin, Texas, después de que violó una orden de restricción que Swift tenía en su contra. Aunque la orden requería que se mantuviera al menos a 150 metros de Swift en todo momento, Hoover fue acusado de estar a 7-15 metros de distancia de la caravana de Swift después de seguir a su séquito cuando salieron de un concierto y se dirigían a un aeropuerto de Austin.

Swift habló sobre sus experiencias de ser acosada en una entrevista de 2012 para Cosmopolitan Reino Unido. "Me pongo nerviosa cuando tengo incidentes de acoso. Trato de no hablar demasiado al respecto porque me asusta", dijo, antes de expresar su agradecimiento a su equipo de seguridad personal. "Por eso estoy tan agradecida de tener a personas cuidándome, como [mi guardaespaldas] Dennis. En los últimos años esta situación ha empeorado".

El acoso no solo afecta a celebridades como Swift, sino que puede sucederle a personas de todos los ámbitos de la vida. A principios de este año, Broadly encuestó a más de 12,000 personas en el Reino Unido y encontró que más de un tercio reportó haber sido acosados.

Tagged:
uk
VICE US
taylor swift
música
Reino Unido
crimen
Tecnologia
acoso
reconocimiento facial
vigilancia
Amenazas
acosadores
vigilancia nacional
vigilância doméstica