Publicidad
relaciones

En lugar de sus votos, una novia leyó en voz alta los mensajes de infidelidad de su prometido

Una mujer australiana guardó los mensajes de texto comprometedores de su prometido hasta que estuvo parada en el altar.

por Gavin Butler; traducido por Laura Castro
24 Noviembre 2018, 3:30pm

Imagen vía Shutterstock.

Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

Pregunta: ¿Cuál es la mejor y más sencilla manera de vengarte de tu prometido al descubrir, la noche previa a tu boda, que te engaña con otra mujer? Respuesta: lees sus textos comprometedores a dicha mujer, en al altar, frente a los amigos y familiares más cercanos de ambos.

Una futura novia australiana le aplicó esta salvaje venganza a su novio de seis años recientemente, después de enterarse de ciertas noticias escandalosas apenas unas horas antes de la boda.

"Estaba con mis mejores amigas en una deslumbrante habitación de hotel. Mi teléfono sonó desde el otro lado de la habitación y me abrí paso con un vaso en la mano para ir a buscarlo", le dijo la novia a la reportera de Whimn, Danielle Colley. “El mensaje era una serie de capturas de pantalla de un número que no reconocí. El mensaje adjunto simplemente decía: 'Yo no me casaría con él. ¿Tú sí?'".

Las capturas de pantalla mostraban una serie de textos que el prometido de Casey, Alex, le había enviado a otra mujer, algunos de ellos tenían varios meses, otros solo unos días.

"Tu cuerpo es increíble, y vaya que sabes cómo usarlo", decía uno de los mensajes, "Desearía que mi novia tuviera la mitad de las habilidades que tú tienes". Otro decía: "No puedo dejar de pensar en L, S, cogiéndote', lo cual es algo ambiguo, lo admito, pero definitivamente suena pervertido.

Casey dice que rompió en llanto mientras sus amigas le insistían en que cancelara la boda y, en esencia, en que lo dejara de manera violenta. Pero Casey no quería cancelar la boda. Casey quería venganza, dulce y nuclear venganza. Y planeó una forma diabólica de obtenerla.

"Continuaría con la boda como se esperaba, y lo 'exhibí' frente a nuestros amigos y familiares", declaró. Recuerda el momento en que caminó por el pasillo con su vestido de novia, llegó al altar y volteó para mirar a todos los reunidos ahí para la ceremonia. "No habrá boda hoy", anunció. "Parece que Alex no es quien pensé que era".

Luego, Casey soltó el ramo de flores, dejando al descubierto el teléfono en su mano, y procedió a leer cada mensaje depravado y desviado que Alex le había escrito a su otra chica.

"Leí todos los mensajes que ella me envió", dijo. "Con cada palabra, más rojo se ponía Alex".

Alex, por su parte, en realidad no dijo nada. Simplemente se levantó y salió del lugar con su padrino, mientras que Casey le explicó a sus invitados que "hoy no habrá una recepción de boda, en lugar de eso habrá una celebración de la honestidad, la búsqueda del amor verdadero y el seguir a tu corazón, aun cuando duela".

Entonces, aparentemente, simplemente todos disfrutaron de una buena fiesta.

Tagged:
infidelidad
engaño
boda
novias
VICE AU
compromisos
prometidos
Traiciones