Publicidad
Estado Islámico

Un desertor estadounidense de Estado Islámico, capturado por los kurdos

Las fuentes kurdas aseguran que el ciudadano estadounidense y desertor de la organización yihadista Estado Islámico estaba convencido de estar en la frontera turca, cuando, en realidad, se encontraba en el Kurdistán iraquí.

por VICE News
16 Marzo 2016, 7:20am

Soldados kurdos Peshmerga toman posiciones, al sur de Kirkuk, en el norte de Irak, el 26 de agosto de 2015. Imagen por EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un ciudadano estadounidense que habría desertado de la organización terrorista Estado Islámico ha sido capturado en Irak por las milicias Peshmerga kurdas, según han informado fuentes de las mismas.

La cadena televisiva estadounidense CBS se habría hecho eco de la captura en virtud de las informaciones que le habrían facilitado las fuerzas Peshmerga. Según relata la CBS, el presunto desertor habría huido del territorio controlado por Estado Islámico y estaba intentando encontrar el camino de regreso a Turquía. La agencia de noticias kurda Rudaw asegura que el individuo tiene 27 años, es de Virginia, y que se llamaría Muhammad Jamal Amin.

Amin creyó erróneamente que se encontraba en la frontera turca cuando, en realidad, se encontraba en el Kurdistán iraquí. El estadounidense habría sido capturado por las fuerzas Peshmerga cerca de Sinjar, una zona que había estado bajo el control de Estado Islámico y de sus guerrilleros yihadistas hasta hace unas semanas. Entonces las milicias kurdas arrebataron el control del estratégico enclave a los yihadistas.

Arges Artiaga: Un español contra Estado Islámico. Mira el documental aquí.

Sarbaz Hama Amin, un comandante de las fuerzas Peshmerga en Irak ha declarado al medio de comunicación Voice of America (VOA ), un medio de información financiado por la administración Obama, que sus tropas habrían advertido la presencia del estadounidense mientras patrullaban el frente a primera hora de ayer.

"Nuestros soldados se encontraban patrullando las inmediaciones del frente cuando descubrieron algo inusual y decidieron abrir fuego contra el objetivo", ha relatado Sarbaz Hama Amin. "El objeto desapareció después de que lo disparáramos, pero nuestras fuerzas decidieron aproximarse para cerciorarse".

"Poco después del amanecer, sobre las cinco de la madrugada, se dirigió a nosotros en inglés y a grito pelado. "¿Quién puede hablar conmigo? ¿Quiero venir con vosotros?", habría dicho el desertor, siempre según la versión del comandante. "Sin embargo nuestros soldados no hablan inglés. El estadounidense hablaba un poco de árabe y preguntó si podía comunicarse con alguien que hablara inglés. Después de que comprobaran que no llevaba consigo ninguna clase de explosivo, las fuerzas Peshmerga le detuvieron y se lo llevaron al campamento, donde el soldado se rindió".

El comandante kurdo declaró a VOA que Amin podría haber venido de Talafar, una aldea controlada por Estado Islámico que se encuentra bastante cerca del territorio kurdo. Según los captores, el estadounidense llevaba consigo algo de dinero turco, su permiso de conducir, expedido en Virginia, una tarjeta de crédito y un puñado de dólares.

Amin es hijo de madre palestina y de padre iraquí, y habría cruzado la frontera de Turquía rumbo a Siria hace dos meses. Acto seguido viajó a Mosul, en Irak, una ciudad bajo control de Estado Islámico desde 2014.

La televisión kurda mostró las imágenes de un hombre barbudo — probablemente Amin — que estaba siendo interrogado por un comandante peshmerga. "¿De dónde eres?", pregunta el oficial kurdo. "De Estados Unidos", responde el tipo.

Los Peshmerga preguntaron al presunto combatiente de ISIS Jamal Amin "¿de dónde eres?. Este respondió: "Estados Unidos".

El Pentágono está intentando corroborar las informaciones aparecidas. "Estamos trabajando con las autoridades kurdas e iraquíes para contrastar la veracidad de las informaciones", ha explicado un funcionario del departamento de Estado de Estados Unidos a la agencia Reuters, a condición de hacerlo anónimamente.

Según un informe publicado por el Soufan Group, las autoridades estadounidenses estarían al corriente de que un total de 150 de sus ciudadanos están batallando en las filas de Estado Islámico en Siria e Irak — sin embargo, las cifras extraoficiales apuntan a que el número real podría alcanzar los 250.

La embajada estadounidense en Bagdad se abstuvo de responder a las preguntas de VICE News.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES